Jóvenes ambientalistas detenidos en Nicaragua esperan deportación

Jóvenes-Nicaragua
Los jovenes ambientalistas de México, España y Argentina detenidos en Nicaragua.

HAVANA TIMES – Los seis jóvenes ambientalistas extranjeros detenidos el sábado pasado en Nicaragua no serán acusados penalmente y ya fueron entregados a las autoridades de Migración, declaró hoy la fiscal auxiliar nicaragüense Guiselle Borge, reportó dpa.

En declaraciones a periodistas, Borge aseguró que el Ministerio Público “determinó no ejercer una acción penal” en contra de los miembros de la ONG Caravana Mesoamericana del Buen Vivir, quienes podrían ser deportados de Nicaragua en las próximas horas.

Los detenidos son Daniel Espinoza Giménez (mexicano-español, 25 años), Byron Reyes Ortiz (costarricense, 28), Ana Laura Rodríguez (argentina, 27) y los mexicanos Salvador Tenorio Pérez, Enmanuel de la Luz Ruiz y Eugenio Paccelli Chávez Macedo, todos de 25 años.

El grupo fue arrestado en la comunidad rural La Fonseca, zona sur del país, a raíz de una explosión ocurrida cuando impartían a campesinos un taller para la fabricación de hornos artesanales.

La fiscal Borge admitió que los jóvenes “daban charlas para fabricar hornos artesanales” y que la explosión se produjo cuando “manipularon barriles con residuos de combustible”.

La Policía Nacional, que no ha presentado hasta ahora a los detenidos, alegaba que los extranjeros estaban “manipulando explosivos” y habían expuesto a personas al peligro, lo que suponía la comisión de graves delitos.

Frente a las múltiples denuncias de sectores de prensa y diplomáticos, la fiscal Borge adujo que “ninguna persona ha estado detenida”. Dijo que los jóvenes ambientalistas “fueron puestos a la orden de Migración” y que tuvieron “un proceso de investigación en estado de libertad”, aunque no explicó dónde se encuentran.

Agregó que la Cancillería tomará contacto con las embajadas de los ciudadanos involucrados (Argentina, Costa Rica, España y México), que han solicitado insistentemente su liberación.

Sin embargo, el embajador mexicano en Managua, Miguel Díaz Reynoso, dijo a dpa que hasta las 17:00 locales (23:00 GMT) de este lunes ninguna autoridad del país lo había llamado en torno al caso. “Seguimos sin saber nada de ellos, nadie nos ha dicho dónde están y ya deberían haberlos presentado”, afirmó.

Javier Sancho, embajador de Costa Rica en Managua, señaló que él también pidió información sobre el ciudadano costarricense detenido, sin obtener respuesta alguna de las autoridades.

El embajador de México dijo que Daniel Espinoza es hijo de una reconocida promotora cultural que dirige La Casa del Lago de Chapultepec, y sobrino del famoso actor Daniel Jiménez Gacho.

“Daniel es parte de una familia española muy arraigada y de gran influencia en el mundo cultural y academico de México, y los otros muchachos son también ambientalistas reconocidos en sus universidades y que promueven un proyecto noble como es la protección de la naturaleza. No son delicuentes”, afirmó.

Por su parte, la abogada ambientalista Mónica López aseguró que los seis jóvenes son “profesionales de prestigio” comprometidos con el medio ambiente. La argentina Ana Laura Rodríguez trabajó el año pasado en el proyecto “Mujeres al pedal”, un proyecto para reciclar bicicletas y convertirlas en máquinas agrícolas.

Con el grupo fue detenida también la líder campesina nicaragüense Francisca Ramírez, miembro del ecologista Consejo Nacional en Defensa de la Tierra, Lago y Soberanía, que se opone a la construcción de un canal interoceánico por parte de un consorcio chino en el sur de Nicaragua.

Ramírez afirmó que el Gobierno de Daniel Ortega “quiere intimidarnos para acabar con nuestro movimiento”. El Gobierno y la Policía “quieren convertir la región del canal en una zona de excepción, donde no hay derechos y se pretende infundir terror” entre nacionales y extranjeros, dijo a su vez la abogada López.

A raíz de estos sucesos, la Cancillería de México emitió este lunes una “alerta de viaje” pidiendo precaución a sus ciudadanos que deseen visitar Nicaragua, y recomendándoles ciertas medidas de seguridad.

Se trata de una medida inédita por parte de un país muy cercano a Nicaragua. “Es la primera vez que México emite una alerta de este tipo sobre Nicaragua, pero son muchos los casos de detenciones arbitrarias que hemos tenido”, aseveró el embajador mexicano.

Hace dos semanas, el joven mexicano Jobany Torres permaneció detenido 12 días en Managua y finalmente fue presentado por la Policía con moretones en su rostro. Horas después fue deportado, tras acusársele de haber “fingido un secuestro”.

La semana pasada, la politóloga mexicana Viridiana Ríos abandonó Nicaragua 24 horas después de haber llegado al país tras denunciar que se sentía “perseguida por la Policía”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *