Gobierno colombiano preocupado por indiferencia ante plebiscito

Sergio Jaramillo. Foto: youtube.com
Sergio Jaramillo. Foto/archivo: youtube.com

HAVANA TIMES —  Al Gobierno colombiano le preocupa el aparente desinterés de las grandes ciudades para el plebiscito del domingo, en el que se aprobarán a o no los acuerdos de la paz con la guerrilla de las FARC,  admitió el alto comisionado para la paz, Sergio Jaramillo.

En una entrevista que publica hoy el diario “El Espectador”, Jaramillo, no obstante, aseguró que siente que la situación está cambiando y que los colombianos poco a poco van entendiendo que el plebiscito es “literalmente una decisión de vida o muerte”.

“No me asusta la campaña por el ‘no’ (impulsada por sectores de derecha radical liderados por el ex presidente Álvaro Uribe). Me asusta la indiferencia de las ciudades”, dijo el alto comisionado, pieza clave en el equipo negociador del Gobierno que lideró el ex vicepresidente Humberto de la Calle.

“(Pero) el país se está despertando lentamente y se da cuenta de que el domingo se decide el futuro de esta generación y la que viene. Los que han tenido la guerra en la nuca están marchando por las calles”, señaló Jaramillo al contrastar lo que se vive en regiones directamente afectadas por la violencia con respecto a ciudades en que ha habido menos expresiones directas de la misma.

“En Quibdó (ciudad sobre el Pacífico que sufre los estragos del conflicto) sacaron en una manifestación un pendón que decía: ‘Medellín, Bogotá, Pereira, Cali, Bucaramanga, Cartagena, Manizales, Colombia, no se olviden de nosotros. Necesitamos la paz'”, destacó Jaramillo.

“En Medellín se están movilizando los estudiantes. El riesgo es que para esa fecha (del plebiscito) no se haya despertado el resto del país”, agregó.

Según encuestas, el “sí” supera en intención de voto al “no” en unos 20 puntos porcentuales, pero la indiferencia de las ciudades grandes impide trazar un panorama definitivo de lo que podría suceder.

Si el “no” ganara, posibilidad que se ve hoy remota pero no del todo descartable, los acuerdos no entrarían en vigencia y las FARC retomarían la guerra que iniciaron hace 52 años y que ha dejado unos 220.000 muertos en ese lapso.

“Hemos tenido dos problemas: el primero es que poca gente lee. Los acuerdos, son públicos. El segundo es que se puso en marcha una campaña de desinformación como Colombia nunca había conocido. Hoy me dijo un periodista que el rumor que más circula en las redes es que el acuerdo les quita el nueve por ciento a los pensionados. Son muy tramposos”, dijo Jaramillo.

Interrogado sobre quiénes son esos “tramposos”, respondió: “Es obvio”, evidente referencia al uribismo, que rechaza los acuerdos con argumentos como que se le hacen concesiones a un grupo terrorista y que Colombia corre el riesgo de caer en un gobierno comunista o similar al de Venezuela.

Jaramillo dio las declaraciones pocas horas antes de que se firme hoy oficialmente la paz entre el presidente Juan Manuel Santos y el jefe de las FARC, Rodrigo Londoño, en una ceremonia que se cumplirá en la ciudad de Cartagena de Indias en presencia de 15 presidentes y de delegaciones oficiales de decenas de países.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *