Estados Unidos sanciona a la Policía Nacional de Nicaragua

El director de la Policía Nacional, Francisco Díaz, junto a su consuegro, el mandatario Daniel Ortega. // Foto: Presidencia

Departamento del Tesoro castiga también a los comisionados generales Luis Pérez Olivas y Justo Pastor Urbina y el comisionado mayor Juan Valle Valle

Por Juan Carlos Bow  (Confidencial)

HAVANA TIMES – El departamento del Tesoro del Gobierno de Estados Unidos impuso sanciones a la Policía Nacional de Nicaragua, así como a los comisionados generales Luis Alberto Pérez Olivas, jede de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) que controla la cárcel El Chipote; Justo Pastor Urbina, jefe de la Dirección de Operaciones Especiales (DOEP), y el comisionado mayor Juan Alberto Valle Valle.

Con estas sanciones a la Policía Nacional, los tres comisionados se suman a la lista de altos oficiales sancionados por Estados Unidos: el comisionado general Ramón Avellán, subdirector de la Policía, y el primer comisionado Francisco Díaz, director general de la Institución.

El secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, escribió en Twitter que “las sanciones contra la Policía Nacional de Nicaragua y tres comisionados apuntan a una de las principales herramientas que utiliza el régimen de (Daniel) Ortega para reprimir violentamente a la gente de Nicaragua”.

Añade que “continuaremos promoviendo la responsabilidad del régimen por los abusos de los Derechos humanos”.

Sanciones por represión

Las sanciones a la Policía Nacional han sido impuestas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC). El Gobierno de Estados Unidos acusa a la Policía de “ser responsable o cómplice, o haber participado directa o indirectamente en graves abusos contra los derechos humanos en Nicaragua”.

También señala a la institución de ser “una herramienta” del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, en su campaña de represión violenta contra el pueblo nicaragüense”.

La represión del régimen dejó entre abril y septiembre de 2018 un total de 325 asesinados confirmados y más de 2000 heridos, según datos de organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos. Además, otros 100 000 nicaragüenses han tenido que salir del país para protegerse de la percusión política y la represión.

“(La Policía) es responsable del uso de munición real contra manifestantes pacíficos y de participar en escuadrones de la muerte, así como de llevar a cabo ejecuciones extrajudiciales, desapariciones y secuestros”, según el Departamento del Tesoro.

¿Quiénes son los tres altos mandos sancionados?

Las sanciones individuales implican que quedan bloqueados todos los bienes de los afectados en Estados Unidos y tampoco pueden hacer negocios con ciudadanos estadounidenses, quienes al mantener o establecer alguna relación comercial con los sancionados también podrían alcanzados por estas. A la par, se les revocará la visa.

Juan Alberto Valle Valle

Según el Departamento del Tesoro, el comisionado mayor Juan Valle Valle fue sancionado por “ser o haber servido como funcionario del Gobierno de Nicaragua y por ser un líder de la Policía Nacional de Nicaragua, una entidad que en forma directa o a través de sus integrantes ha cometido graves violaciones de derechos humanos en Nicaragua”.

Juan Alberto Valle Valle, jefe de Tránsito de la Policía Nacional. // Foto: Tomada de medios oficialistas

Valle es el responsable del asedio a los opositores en Managua. Como jefe de la Dirección Brigada de Tránsito Managua, dirige personalmente los operativos policiales para asediar, intimidar e impedir cualquier intento de protesta cívica en la capital.

Luis Alberto Pérez Olivas

El comisionado general Luis Alberto Pérez Olivas fue sancionado por su actuación al frente de la cárcel El Chipote, que —según Estados Unidos— es “una prisión conocida por prácticas abusivas donde las organizaciones de derechos humanos han registrado graves abusos contra los derechos humanos desde abril de 2018”.

Luis Alberto Pérez Olivas, jede de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ). // Foto: Tomada de medios oficialistas

 

Agrega que existen “denuncias de tortura, violación, electrocución, laceraciones con alambre de púas, estrangulamiento y palizas con tubos de acero”.

Justo Pastor Urbina

El Departamento de Tesoro también detalla que durante y después de las protestas cívicas de 2018, el comisionado general Justo Pastor Urbina ha sido señalado —por organizaciones nacionales de derechos humanos— de ser “corresponsable de la masacre” contra los manifestantes.

Justo Pastor Urbina,  jefe de la Dirección de Operaciones Especiales (DOEP). // Foto: Tomada de medios oficialistas

Además, lo señala de seguir “desempeñando un papel central en la represión en todo el país”, como jefe de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía Nacional.

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.