Cuba y EEUU abrirán sus embajadas a partir del 20 de julio

Raul Castro y Barack Obama when they held their historic meeting in Panama on April 11, 2015.
Los presidentes Raul Castro y Barack Obama cuando tuvieron su reunión histórico en Panamá el 11 de abril de 2015.

HAVANA TIMES (dpa) – Cuba y Estados Unidos retomarán oficialmente sus relaciones diplomáticas a partir del 20 de julio con la reapertura de embajadas, informó hoy el Ministerio de Exteriores de La Habana.

El gobierno cubano entregó en Washington una carta del presidente Raúl Castro confirmando la decisión de la isla de reanudar las relaciones con Estados Unidos rotas en 1961, según la cancillería cubana.

“El jefe de la Sección de Intereses de Cuba en Washington, José Ramón Cabañas Rodríguez, fue recibido en la mañana de hoy en el Departamento de Estado por el secretario de Estado interino Anthony Blinken”, señaló la cancillería en un comunicado en su web.

En la carta dirigida a su homólogo estadounidense, Barack Obama, Castro se “confirma la decisión de la República de Cuba de restablecer las relaciones diplomáticas con los Estados Unidos de América y abrir embajadas en ambas capitales, a partir del 20 de julio de 2015”, agregó el texto.

En un principio no quedó claro si las embajadas abrirán sus puertas el propio 20 de julio.

Fuentes norteamericanas habían anunciado el lunes que hoy se daría a conocer la próxima reapertura de embajadas, el paso más importante desde que ambos países anunciaran el 17 de diciembre un histórico deshielo diplomático tras décadas de hostilidades.

El jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana entregó esta mañana también en la capital cubana una carta de Obama dirigida a Castro.

Obama tiene previsto anunciar en breve oficialmente el acercamiento con Cuba, una de las principales apuestas en política exterior de su gobierno en sus dos últimos años de mandato.

Se espera que para la reapertura de embajadas viaje a La Habana el secretario de Estado, John Kerry, que se convertirá entonces en el más alto funcionario estadounidense que visita la isla en décadas.

Ambos países rompieron sus relaciones en 1961, dos años después del triunfo de la revolución de Fidel Castro y tras la expropiación de empresas norteamericanas en la isla.

Estados Unidos impone desde 1962 también un duro embargo comercial y económico a Cuba. Pese a los pasos de acercamiento dados por Obama, el embargo sólo puede ser levantado por el Congreso de Estados Unidos.


19 thoughts on “Cuba y EEUU abrirán sus embajadas a partir del 20 de julio

  • el 3 julio, 2015 a las 2:54 pm
    Permalink

    Gracias por lo de loco, Luis Rondón…, y por las respuestas de Yincera, aunque no creo que compartamos la misma perspectiva…

    Por un lado, no hay que culpar a nadie que iba tras una quimera que solo fue un horizonte, tu sabes, una línea imaginaria que mientras más te acercas, más te alejas de ella [copiado de un baño público de la Habana, ndr]. Por tanto, lo de las burocracias, malos funcionarios, etc. etc. son causas completamente secundarias.

    El mismo Fidel se embarcó en una aventura bastante irreal (algunos dicen que, si los rusos se hubieran descuidado, el “loco” de Fidel hubiese desencadenado una guerra termo-nuclear…). Un fabuloso sueño que terminó en 1926, marcando el fin de reales perspectivas comunistas, y el comienzo de una pesadilla contrarrevolucionaria llamada estalinismo, que llevo a obreros y campesinos rusos a inmolarse por millones en la segunda gran carniceria mundial, todo en nombre de la “patria socialista”. Pero el cuento es bastante largo, ¡cuento, repito, en que se embarcó el mismísimo comandante en jefe Fidel Castro!

    Entonces, volviendo al tema del bloqueo, como todo cubano sabe, los rusos fundaron un tráfico comercial alternativo que se llamó COMECON (o CAME por sus siglas en inglés), frente a la competencia del mercado occidental. Pero las cuentas nunca dieron y este “mercado socialista” nunca pudo competir a su favor con el precio de las mercancías de los mercados occidentales. El valor creado por el tiempo de trabajo “socialista”, jamás pudo alcanzar el valor de horas/hombres del trabajo del “hombre nuevo” del “socialismo en cada país”, consigna que marca el punto de partida de la degeneración estalinista del comunismo bolchevique, siempre a partir de 1926. Vale decir que Cuba es o era un pais monoproductor (azucar) como Venezuela (petroleo), con una débil instalación industrial y tecnológica. De tal manera que una vaca o un mango, serán siempre mas baratos si se compran a los agropecuarios norteamericanos, o colombianos respectivamente.

    ¿Qué podía hacer Cuba luego del fin de la guerra fría, e incluso antes? Pues, comerciar bajo cuerda con los países occidentales, por ejemplo con Canadá, país que siempre sirvió de plataforma a las empresas norteamericanas que consideraban una pérdida inútil no comerciar con Cuba (tiene acaso olor el dinero?). Y España, Venezuela, y muchos otros países jamas rompieron relaciones comerciales con Cuba.

    Fidel como todo buen hispánico, ha sido un gran charlatán (sin negar su talento militar, antes de la revolución), exaltante de gestas e imposturas más o menos credibles, más o menos eficaces. Y su genio verbal mantuvo a la isla en una gran unidad, donde burgueses y pequeño-burgueses vivieron en una suerte de calma chicha, contando con la somnolencia de un proletariado conformista, bajo la consigna de que “peor es nada”. ¿A fin de cuentas, no debieran los americanos agradecerle a Fidel la tranquilidad social que vivió la isla durante medio siglo?

    Lo bueno de lo malo que esta pasando es que, por fin, Cuba vuelve a la realidad de otros países, que nunca contaron con una Unión Soviética que hizo de la isla del sol amada un pion de su geopolítica, una vitrina cosaca. En fin que Rusos y americanos durante el periodo de “guerra fría” se repartieron el mundo en una suerte de condominio; a cada uno sus zonas de influencias, no sin dejar de crear focos de conflictos aquí, allá y acullá, etc., etc.

  • el 3 julio, 2015 a las 11:05 am
    Permalink

    Un porciento grande se va en los subsidios, pero otra cantidad grande se va en una mala administración y distribución de los recursos económicos y las finanzas en las empresas grandes, medianas y minoristas que son gestionadas por funcionarias y funcionarios del Estado cubano. Bien, lo triste es que mientras se continúe trabajando subestimando análisis, estadísticas y propuestas hechas por “gente que sabe” desde la academia, los presupuestos millonarios que el Estado da a las empresas para invertir y mejorar infraestructura, continuará perdiendose en parte por la incapacidad de sus dirigentes y los procesos burocráticos que impiden un mejor desempeño de las fuerzas productivas y producción de bienes y servicios y etc que favorecerán en primer lugar a sus empleadxs y la población en general.

  • el 3 julio, 2015 a las 10:56 am
    Permalink

    Loco, las piezas de cerámica las pueden conseguir en la isla de la juventud, em Matanzas, Camaguey, Santiago de cuba y hasya en la misma Habana, hay que llegarse a una feria de artesanos de cerámicas para darse cuenta que “El bloqueo” existe pero no es determinante para inversiones de poca monta como la restauración de un convento. claro, lo que estamos llenos de conventos por restaurar y eso implica mucha pincha para burócratas acomodados que te batean con el cuento del bloqueo, y el inquilino desinformado repite el discurso como un autómata sin analizar que detrás hay un funcionario corrupto que se paga los hoteles y viajes al extranjero a costa de ese “bloqueo” que existe en realidad, pero ellos con su incompetencia lo hacen más insoportable para la gente de a pié en Cuba.
    Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *