Cuba vs. México para iniciar Serie del Caribe

Por Ray Otero  (baseballdecuba.com)

Pinar-del-RíoHAVANA TIMES — Cuba, representado por el conjunto Vegueros de Pinar del Río, debutará este lunes desde las 12:05 pm, hora del Este de los Estados Unidos y de La Habana, en el estadio Hiram Bithorn de Puerto Rico, ante los Tomateros de Culiacán, en el inicio del andar cubano en la edición 57 de la Serie del Caribe, en donde el conjunto se espera cumpla una mejor labor a la realizada por el país en la versión 56 del torneo, apenas un año atrás.

Era el 2014 y Cuba regresaba después de una ausencia de 54 años al torneo mayor del Caribe, para dejar una pálida impresión por medio del elenco Naranjas de Villa Clara, que marchó a casa con balance negativo de 1-3, eliminado temprano en la ronda clasificatoria del evento en tierras venezolanas.

El el 2014, Villa Clara (Cuba) cayó con marcador de 9-4 ante los Naranjeros de Hermosillo (México), eventual ganador del torneo.

Esta vez la situación pudiera ser diferente.

La selección campeona del 2014 en Cuba, Pinar del Río, sufrió la entrada de un total de 16 refuerzos, que la convierten junto a la de República Dominicana – con 14 – y Puerto Rico – con 11 – en las más “pulidas” de cara al torneo que se inicia este 2 de febrero.

Sin duda los cubanos saldrán a buscar un título o al menos dejar una mejor impresión, en medio de todo tipo de comentarios fuera de tono sobre la entrada de jugadores de cabecera del elenco nacional cubano.

Lo cierto es que la lejanía de elenco del patio en estas lides ha dejado una huella en los seguidores del deporte nacional de la isla, incluyendo alguna que otra prensa nacional y foránea, que convierte en casi histeria la presencia de jugadores de calidad en la nómina pinareña.

Es cierto que los cubanos, por su sistema competitivo prácticamente arcaico para tomar parte en estas lides, convierten el tema de los refuerzos en algo personal de cara a triunfar en el torneo, pero esto no quita para nada la realidad del pasado en que muchos otros elencos han decidido formar nóminas de ensueño, en busca de algún que otro galardón de este tipo para su país.

Según los estatutos y reglamento de la Confederación de Béisbol del Caribe y de la propia Serie del Caribe, no existe límite, para ningún club, en la elección del número de peloteros que serán refuerzos para esta competencia.

Luego el hecho de Cuba no resulta criticable, si tenemos en cuenta las nóminas que otros elencos han llevado a otras versiones del torneo, independientemente de las circunstancias que los diferentes clubs hayan tenido para iniciar sus refuerzos.

Gracias a la presencia de refuerzos y a la libertad que poseen los países acordes al reglamento del torneo, hemos podido ver escuadras como recientemente la de los Yaquis de Obregón de México, que en la edición del 2013 se aparecieron con jugadores como Yunieski Betancourt, Oscar Robles, Marlon Byrd, Karim García, Chris Robertson, Rodrigo López o Dennis Reyes, por solo mencionar algunos, con calidad y experiencia tanto de Grandes Ligas como en el país Azteca, para liderar y aportar a un elenco necesitado de una buena actuación. En aquella ocasión 15 fueron los refuerzos presentados por los mexicanos, que a la postre se alzaron con el título del torneo.

Otras escuadras del pasado han hecho cosas similares con siempre algún que otro argumento en mano y no siempre los resultados han sido los mejores. Veamos.

Puerto Rico y República Dominicana

Es bien conocida la rivalidad beisbolística entre dos países como República Dominicana y Puerto Rico sobre todo si de Series del Caribe hablamos. Por años Puerto Rico ha sido un país que ha visto una alta migración de dominicanos en busca de alcanzar sus tierras para lograr un estatus legal que le permita alcanzar residencia o en último caso ciudadanía norteamericana. Cada año, cientos de dominicanos arriesgan sus vidas en el peligroso Canal de La Mona para tratar de alcanzar un mejor porvenir en Puerto Rico, que ofrece mejores condiciones de vida a sus habitantes debido a su posición de estado libre asociado a los Estados Unidos.

Es por esto que cada vez que un elenco de ese país juega en tierras boricuas, el estadio muchas veces parece divido en cuanto al apoyo a los elencos. La cifras de dominicanos en Puerto Rico resulta difícil de calcular, muchos hablan de 200 a 500 mil, pero la realidad es que el béisbol si deja claro la alta presencia de estos en la Tierra del Encanto.

En 1995 las condiciones se crearon para que Puerto Rico fuera, después de 10 años, nuevamente sede del Clásico caribeño. En aquel año varios factores contribuyeron al reforzamiento de la escuadra del patio que a toda costa buscaba obtener el título del evento. En primer lugar estaba la rivalidad con República Dominicana, en segundo se unía la huelga de peloteros de Grandes Ligas que había dejado a medias la temporada de 1994 y por último estaba la búsqueda de incentivar el béisbol en la afición de la isla, que veía su liga cada vez más debilidada con el flujo de peloteros a las Ligas Mayores norteamericanas.

Con todo esto dicho, Puerto Rico decidió armar un llamado Equipo de Ensueño “Dream Team”, que para muchos ha llegado a considerarse uno de los más poderosos de todos los tiempos a este nivel.

El elenco resultaba los Senadores de San Juan, equipo que presentó en los propios terrenos del Hiram Bithorn a prácticamente un estelar en cada posición, la gran mayoría provenientes del béisbol de Grandes Ligas. De este modo se pudo ver al futuro Salón de la Fama de Cooperstown Roberto Alomar, junto al que se unieron peloteros estelares como Bernie Williams, Carlos Baerga, Juan “Igor” González, Rubén Sierra, Rey Sánchez, Carlos Delgado y Carmelo Martínez, en una alineación que no tuvo piedad con sus rivales, incluyendo los del vecino país Dominicana, quienes vieron incluso destrozados a sus dos abridores estrellas en Pedro Martínez y José Rijo, camino al triunfo boricua en el torneo de manera invicta 6-0.

Un año después Dominicana no se quedaría atrás y en busca de revancha decidió imitar lo hecho por Puerto Rico. Los dominicanos se aparecieron a la edición de 1996, celebrada en sus tierras, con un elenco de ensueño en aras de vengar las dos derrotas ante los boricuas un año antes y llevarse a fuerza de estrellas el título del torneo.

Aquella escuadra que representaba a las Águilas Cibaeñas se apareció con un elenco que en el papel metía miedo. Entre los nombres a mencionar estaban los de Raúl Mondesi, Moisés Alou, Stan Javier, Henry Rodríguez, Gerónimo Berroa, Julio Franco, José Vizcaíno, Pedro Martínez, Carlos Pérez, José Mesa y Yorkis Pérez, todos estrellas de Grandes Ligas dirigidos por Terry Francona, y quienes buscaban dar similar triunfo a su país.

Pero como segundas partes – en su mayoría – nunca fueron buenas, los dominicanos salieron bien decepcionados con el accionar de su elenco, quien cedió toda posibilidad de triunfo al caer en los dos primeros choques del torneo, antes de terminar con negativo balance de 2-4 en la tercera posición, detrás de los campeones Tomateros de Culiacán de México y para rematar, detrás de los Lobos de Arecibo, representantes de sus eternos rivales de Puerto Rico.

Como verán los aficionados cubanos, mucha tela por donde cortar queda con el tema de Pinar del Río y sus refuerzos al torneo caribeño de este 2015. Pero lo cierto es que solo para nuestra afición – desconocedora casi en su totalidad de este tipo de eventos – resulta un gran problema lo hecho por la Federación Cubana de Béisbol, en aras de lograr un título que por todas las razones conocidas evade al país desde 1960.

Hay que dejar claro, además, que la entrada de jugadores de mayor nivel como refuerzos en la escuadra Veguera a la edición 57 de la Serie del Caribe no garantiza en un ápice el triunfo de Pinar del Río o Cuba en el torneo. Como todo evento deportivo, los cubanos – al igual que sus rivales – comenzarán su andar este lunes con dos posibilidades, la de ganar o perder, y nada hará que el béisbol en la isla sufra o gane si el elenco cubano regresa con o sin el título.

Como un aficionado más, solo la estable presencia de Cuba en este torneo me deja satisfecho, después de 54 años de sequía y aislamiento en donde nunca pensamos una escuadra de nuestro patio volvería a ver su nombre entre los contendientes a una cita de este tipo. Con nuevamente su presencia para mi, Cuba y sus Vegueros ya triunfaron.


One thought on “Cuba vs. México para iniciar Serie del Caribe

  • el 2 febrero, 2015 a las 3:31 pm
    Permalink

    Ya está el primero perdido, y lo que viene es Dominicana, el mayor productor de ligamayoristas en el mundo, “NADA MÁS”. Vamos a dejar de soñar diciendo que se traerá el campeonato, y bien firmes los pies en la tierra vamos a tomar esta serie como aprendizaje puro, con suficiente humildad, como lecciones de pelota profesional, porque eso es, no hay más na.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *