Cuba venció a EE.UU. 8-7 en gran juego

Ray Otero*

José Dariel Abreu y Yadier Pedroso

HAVANA TIMES, 12 oct. — Fue para muchos el mejor partido de la Copa Mundial de Béisbol y Cuba esta vez con cerrado marcador de 8-7, venció al doble campeón mundial Estados Unidos, en el partido inicial para ambos de la etapa de 4tos de Final de la edición 39 de la Copa del Mundo, celebrado en el estadio Omar Torrijos de la ciudad de Santiago en Panamá.

Resultó un partido donde ambos elencos hicieron lo imposible por obtener un triunfo. Estados Unidos lo necesitaba, Cuba lo quería de verdad y ahí estuvo la magia del encuentro.

Los cubanos se movieron ahora con facilidad en la primera posición de esta etapa del Mundial, con balance aún invicto de 4-0 – como en los viejos tiempos dirán muchos – mientras que Estados Unidos vio peligrar un poco más su acceso a su tercera final de manera consecutiva en estas lides, al encajar su también numérico tercer revés.

Para los que presenciaron el desafío, el juego pareció una cosa en sus inicios pero resultó otra. Cuba abrió impetuoso adicionando tres carreras en la parte baja del primer episodio ante el abridor derecho – y perdedor a la postre – Jeffrey Marquez (1-1), cuando la tanda de arriba la emprendió con el demorado en sacar abridor norteño. Cinco hits consecutivos con par de impulsadas de Frederich Cepeda dieron las tres iniciales. Castillo y Bell dispararon sencillos y se corrieron a segunda y tercera respectivamente por un “wild pitch” del lanzador, acto seguido Cepeda sonó sencillo al centro que los trajo para después correrse a segunda en otro indiscutible de Alfredo Despaigne, Yuli con el quinto de Cuba en línea llenó las bases y Cepeda anotó cuando el roletazo fuerte de José D. Abreu sirvió para doble play.

Los norteños ripostaron rápido ante el joven abridor cubano Freddy Asiel Alvarez, muchos pensaron en el zurdo Yulieski González para abrir. El mejor hombre por los norteños en el juego, Tom Mendonca, le sonó cuadrangular por el jardín derecho para el 3-1 y no hubo más incidencias en la entrada. Pero un inning más tarde, Freddy Asiel saltó del montículo como pelota de ping pong, al soportar racimo de tres anotaciones. En su relevo vino el zurdo Norberto González – increíble parece aquí el no haber entonces abierto con Yulieski si el primer relevo era zurdo por igual – y este soportó largo doble de Mendonca para la ventaja temporal de 4-3 por los norteños pese a después González dominar a Gosewisch.

Pero si algo ha tenido el elenco cubano de esta edición mundialista ha sido el de no amilanarse ante ningún rival,  y puesto a prueba frente a su más enconado adversario, eso fue lo que hizo. Otro racimo, este de cuatro carreras, fabricó Cuba en la parte baja de la tercera entrada ante – repito – un demasiado demorado abridor Marquez. Cepeda abrió la entrada con sencillo y al fin Despaigne largó una línea por la banda del izquierdo que tomó categoría de cuadrangular para un 5-4 de Cuba en el juego. Después del ponche a Yulieski, Abreu sonó otro sencillo, se corrió a segunda en roletazo de Michel y anotó en indiscutible impulsor de Pestano al izquierdo llegando este último a segunda en el tiro al plato y anotando a su vez en otro indiscutible, este de Erisbel Arruebarruebna. Cuba ganaba 7-4 y todo hecho ante el abridor Marquez, agunatado en demasía por la pésima dirección del mentor norteño Ernie Young. Al fin en su relevo llegó Charles Fick quien soportó tres sencillos pero colgó a su vez tres ceros al elenco nacional.

El zurdo cubano González se vio en problemas en el quinto y soportó dos que acercaron a Estados Unidos 7-6. En ese inning otro sencillo de Mendonca trajo las de los norteños  y el mentor Alfonso Urquiola apeló al camagüeyano Vic Odelín para frenar la ofensiva rival.

La que al final resultaría decisiva llegó en el séptimo para Cuba ante el nuevo relevista Andrelczyk y con ya dos outs en la pizarra. El importante Yuli Gourriel sonó sencillo y José Dariel Abreu se convirtió en héroe con doble que impulsó al espirituano en un gran corring. La carrera tomaría importancia cuando Estados Unidos anotó otra en el octavo ante el relevista cubano Yadier Pedroso para cerrar el marcador 8-7.

Pero si de protagonistas hay que hablar pues Pedroso resulta uno de ellos. El derecho se lució y salvó su tercer juego del torneo, completando tres entradas con 2 hits permitidos, una carrera sucia y 7 ponches  propinados – incluyendo un escón de ponches en el noveno – a una tanda que en realidad nada pudo hacer ante el joven cerrador de Cuba.

El triunfo resultó el número 23 de Cuba ante Estados Unidos en Copas del Mundo y el primero en estos eventos en cuatro años, desde la derrota en la final de Taipei de China en el 2007.

Otros resultados:

4tos de Final:

Australia 7, Canadá 0

Holanda 5, Corea del Sur 1

Panamá 11, Venezuela 4

(*) Ray Otero es columnista en Español y director del sitio Baseballdecuba.com, y ejerce su labor junto al reconocido escritor norteamericano y columnista en Inglés, Peter C. Bjarkman

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *