Circula en Cuba el primer autobús eléctrico

HAVANA TIMES – Por primer vez en Cuba circula un autobús de tracción elécrica desde hoy en la red de transporte público en La Habana, publicaron medios locales.

El vehículo cuenta con un generador de 380 voltios que alimenta las baterías mediante un cable de alta tensión. Una vez cargadas las baterías completamente pueden recorrerse entre 250 y 300 kilómetros.

También tienen un sistema de recuperación de la energía que mediante las acciones de desaceleración y frenado del vehículo convierten la energía cinética en eléctrica, publicó la web oficialista Cubadebate.

El autobús ecológico puede alcanzar una velocidad de 69 kilómetros por hora y los neumáticos tienen un sistema que tras un pinchazo pueden recorrer 30 kilómetros hasta ser reparados.

El vehículo tiene unas dimensiones de 12 metros de largo, 2,5 de ancho y 3,2 de altura. Tiene capacidad para transportar a 35 pasajeros sentados y unos 70 de pie a lo largo del pasillo central.

El fabricante del autobús es la empresa china Yutong, que desembarcó en la isla en 2005 y desde entonces ha vendido más de 6.000 vehículos de una veintena de modelos.

Actualmente, en la casi totalidad del transporte urbano e interprovincial del país se utilizan autobuses Yutong, según Jesús Zhou, gerente de ventas de la compañía china en la isla.

El transporte público en La Habana es uno de los grandes problemas que tienen las autoridades cubanas ante la falta de medios para responder a la alta demanda. Diariamente se trasladan más de un millón de personas en La Habana.

El Gobierno cubano ha destinado una inversión de 14 millones de dólares para el programa de recuperación del trasporte público en la capital cubana y entre las primeras medidas está la compra de 90 nuevos autobuses de distintos modelos, señaló la televisión estatal.

Durante las últimas décadas la transportación ha ido empeorando. En 1984 más de 4,3 millones de pasajeros diarios fueron trasladados en La Habana, mientras que la crisis económica que significó la desaparición de la aliada Unión Soviética provocó una fuerte caída que llevó a transportar a poco menos de medio millón de personas en 2006.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *