Cinco países firmarán denuncia contra Venezuela, EE.UU. impone sanciones

Según Nicolás Maduro no hay crisis en Venezuela. Caricatura: Manuel Guillen, laprensa.com.ni

HAVANA TIMES – Los cancilleres de Argentina, Colombia, Chile, Paraguay y Perú firmarán mañana miércoles en Nueva York la petición ante la Corte Penal Internacional (CPI) para que abra una investigación por crímenes de lesa humanidad contra Venezuela, confirmaron hoy a dpa fuentes diplomáticas argentinas.

Otros países que integran el Grupo de Lima podrían sumarse a último momento, señalaron las fuentes.

La firma de la petición tendrá lugar en la mañana del miércoles, al margen de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York.

Según anticipó el sábado a dpa el vicecanciller peruano, Hugo de Zela, la denuncia irá acompañada de “documentación sólida y seria” con indicios sobre la comisión de crímenes de lesa humanidad en Venezuela.

La corte, con sede en La Haya (Holanda), es un tribunal de Justicia internacional permanente cuya labor es juzgar crímenes de guerra, de lesa humanidad y genocidio. No pertenece al sistema de la ONU, pero tiene un acuerdo con él.

Sumida en una crisis política y económica desde hace años, la mayor presión sobre la Venezuela de Nicolás Maduro está llegando con la crisis migratoria que ha generado en la región la salida de centenares de miles de venezolanos ante la crisis humanitaria en la que ha devenido la situación. ACNUR estima que unos 2,3 millones de personas han abandonado el país desde 2014.

Trump pide a la ONU que ayude a restaurar la democracia en Venezuela

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, instó hoy a los países de la ONU a unirse a su Gobierno en la “restauración de la democracia” en Venezuela, durante su discurso ante la Asamblea General, en Nueva York.

Nicolás Maduro y su esposa Cilia Flores.  “Cada sanción ilegal e inútil es una medalla para nosotros los revolucionarios,” dijo el presidente venezolano.

El mandatario hizo la llamada tras el anuncio de nuevas sanciones contra el entorno del presidente Nicolás Maduro, que alcanzan entre otros a su mujer, la primera dama Cilia Flores.

“Todos los países del mundo deben oponer resistencia al socialismo y a la miseria que trae”, proclamó Trump sobre la tribuna de oradores, desde donde responsabilizó a Maduro y a los “patrocinadores cubanos” -en referencia al Gobierno de La Habana- de la salida de más de dos millones de personas del país latinoamericano, que atraviesa una grave crisis humanitaria.

“Pedimos a los países unirse a nosotros en la restauración de la democracia en Venezuela”, instó Trump.

Las sanciones anunciadas poco antes en Washington por el Departamento del Tesoro alcanzan en total a seis personas, entre ellas también el ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López.

Su inclusión en la lista de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) supone que quedan congelados todos los activos que puedan tener en Estados Unidos y que todo estadounidense tiene prohibido hacer negocios con ellos. También queda prohibida su entrada al país.

La mujer del presidente venezolano, además de primera dama, es miembro de la Asamblea Constituyente, el órgano parlamentario impulsado por el mandatario que vació de poder a la Asamblea Nacional, controlada por la oposición desde 2015.

Preguntado por los periodistas sobre Venezuela poco antes de su discurso, Trump dijo que la situación en Venezuela es una “tragedia humana” que Estados Unidos quiere arreglar.

Trump ha hecho de Venezuela el tema central de su política latinoamericana. Hace un año aseguró que no descartaba una acción militar en el país latinoamericano.

Desde su llegada a la Casa Blanca, en enero de 2017, Estados Unidos ha sancionado a más de 50 funcionarios y personas del entorno político de Maduro, incluido el propio mandatario. El número dos del chavismo, Diosdado Cabello, fue sancionado en mayo.

El resto de los sancionados hoy junto a la mujer de Maduro y a su ministro de Defensa son Delcy Rodríguez, vicepresidenta del país; el ministro de Comunicación y ex vicepresidente, Jorge Rodríguez, así como José Omar Paredes y Edgar Sarriá.

También hay tres entidades incluidas en la lista de sanciones del Departamento del Tesoro.

“Estados Unidos continuará utilizando todo el peso de su poder económico y diplomático para ayudar a crear las condiciones para restaurar la democracia para el pueblo venezolano”, señaló el Departamento de Estado.

“La acción de hoy muestra que Estados Unidos continuará tomando acciones concretas y contundentes contra aquellos que están involucrados en la destrucción de la democracia en Venezuela, así como contra aquellos que se están enriqueciendo a sí mismos a expensas del pueblo venezolano”, manifestó la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, en un comunicado.

Además de las sanciones contra individuos, el Gobierno de Trump ha impuesto tres rondas de sanciones financieras contra Venezuela, aunque no ha llegado al embargo petrolero, una medida que no obstante sigue sobre la mesa.

Un grupo de senadores demócratas y republicanos introdujo el lunes por la noche un proyecto de ley en el Senado que tiene como objetivo ampliar la ayuda humanitaria a los venezolanos y aumentar la presión económica, política y diplomática sobre el Gobierno de Maduro.

Mientras tanto en Caracas, Maduro dijo que es un honor ser sancionado por Donald Trump. 

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó hoy las sanciones impuestas por Estados Unidos contra seis personas de su entorno, afirmando que tal medida la recibe como una condecoración.

“Cada sanción ilegal e inútil es una medalla para nosotros los revolucionarios. Somos valientes, corajudos. Estamos en el camino correcto, no hemos desviado el camino de (Hugo) Chávez, de nuestros Libertadores”, afirmó en un encuentro con migrantes de distintos países que solicitaron la nacionalidad venezolana.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *