Perú: Humala y Fujimori a segunda ronda

Por Ángel Páez

HAVANA TIMES, 11 abril (IPS) — Si el 5 de junio el militar retirado Ollanta Humala gana las elecciones presidenciales de Perú, deberá concertar sus políticas con un Congreso sin mayorías. Si triunfa la diputada Keiko Fujimori, su medida más notable podría ser la liberación de su padre, el expresidente que purga 25 años de prisión.

Humala, que promueve un nacionalismo de izquierda, disputará la Presidencia de Perú en una segunda vuelta, al haber triunfado en los comicios del domingo 10, cuando el escrutinio llevaba contabilizados 72,3 por ciento de los votos. Su probable adversaria será Fujimori, de 35 años, embanderada en políticas conservadoras y de “mano dura” a la delincuencia común.

Humala, un oficial retirado del ejército de 48 años postulado por la agrupación Gana Perú, obtuvo 29,3 por ciento de los votos en el escrutinio parcial, seguido por Fujimori, de Fuerza 2011, con 23 por ciento, y por Pedro Pablo Kuczynski, de Alianza por el Gran Cambio, con 21 por ciento. Ninguno llegó a superar el 50 por ciento más uno de los votos, requerido para consagrarse en primera vuelta.

Es la segunda vez que Humala –quien en octubre de 2000 se rebeló contra el régimen de Fujimori (1990-2000)– triunfa en una disputa presidencial en primera vuelta. En 2006 había conseguido 25,6 por ciento de los sufragios, pero en la segunda ronda el actual presidente Alan García lo derrotó obteniendo 52,6 por ciento frente a 47,3 por ciento.

Keiko Fujimori, cuyo padre está sentenciado a 25 años de prisión por violaciones a los derechos humanos y corrupción, confirma su pasaje a segunda vuelta, pues la diferencia con Kuczynski es pequeña pero consistente, de acuerdo a los resultados que emite la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

De las 25 regiones de este país, Humala ha registrado adhesiones más abrumadoras en aquellas del sur andino donde persiste la mayor pobreza y que no han sentido los beneficios del crecimiento económico de este país gran proveedor internacional de minerales y de otros productos básicos.

Ese voto cosechado está muy relacionado con la inquietud social que se vive en regiones como Arequipa.

En la última semana, pobladores de esa región sureña se manifestaron contra el millonario plan de explotar cobre en Tía María, de la empresa Southern Copper Corporation, subsidiaria del Grupo México. Cuatro manifestantes murieron por disparos de la policía. El viernes 9 el gobierno de García resolvió suspender el proyecto.

Quien gane deberá gobernar con un parlamento cuyos 130 escaños estarán muy repartidos entre las distintas fuerzas, y por tanto necesitará concertar.

Las proyecciones indican que el partido de Humala, Gana Perú, tendría 46 legisladores, Fuerza 2011 unos 38, mientras 21 serían para Perú Posible, del ex presidente Alejandro Toledo –cuarto en la carrera presidencial con 15 por ciento de los votos–, y la Alianza por el Gran Cambio, que postulaba a Kuczynski, obtendría 12.

El “fujimorismo”, movimiento al que representa Fujimori, consolidaría su presencia política, casi triplicando su actual bloque de 13 legisladores.

Pero lo que más preocupa de un triunfo de congresista Fujimori es que utilice la jefatura de Estado para liberar a su padre, dijo a IPS el director del no gubernamental Instituto de Defensa Legal, Carlos Rivera.

“No me queda ninguna duda de que será así, aunque en la campaña electoral intentó cambiar de posición. El punto número uno de la agenda fujimorista es sacar de la cárcel a Alberto Fujimori, exonerarlo de los delitos por los que ha sido condenado”, dijo Rivera.

“No le creo cuando dice que va a dejar que la justicia cumpla con su papel sobre el caso de su padre. Eso es mentira”, manifestó Rivera, quien patrocinó a familias de las víctimas en el juicio contra Fujimori por su responsabilidad en los asesinatos de 15 personas en Barrios Altos, el 3 de noviembre de 1991, y la desaparición de otras 10 de la Universidad de La Cantuta, el 18 de julio de 1992.

Jo-Marie Burt, profesora de la estadounidense Universidad George Mason, que investigó el proceso judicial contra Alberto Fujimori, coincidió en señalar cuál es el propósito principal de su hija.

Son un cálculo político sus declaraciones aseverando que aceptará el fallo del Tribunal Constitucional, ante el cual la defensa del expresidente interpuso un hábeas corpus, estimó Burt.

“Ella ha repetido que dejará en libertad a su padre. Si ella ha cambiado su discurso es porque aparentemente alguien le ha confiado que el Tribunal Constitucional aceptó el hábeas corpus para dejar sin efecto la sentencia de 25 años de prisión”, dijo Burt a IPS.

La campaña de Fujimori se vertebró en función de repartos de regalos y dinero en las poblaciones empobrecidas de la capital y del interior, apelando a la memoria de lo hecho por su padre a favor de los menos favorecidos, describió.

“¿Por qué en los pueblos jóvenes (asentamientos precarios) en casi todas las casas está pintado el logotipo de la campaña de la candidata Keiko Fujimori?”, cuestionó Rosa María Alfaro, directora de la no gubernamental Asociación de Comunicadores Sociales Calandria.

“Porque Keiko pagaba a las familias de las viviendas 30 soles (11,5 dólares) para que dejaran pintar la letra ‘K’, símbolo de su candidatura. También obsequiaba camisetas, gorras, pelotas, almanaques. Es la práctica más espantosa del populismo”, señaló Alfaro a IPS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *