Nuevos choques en Venezuela en marcha por víctimas de protestas

Protesta en Venezuela. Foto: el-nacional.com

HAVANA TIMES – Una nueva manifestación opositora fue disuelta hoy por la policía con gases lacrimógenos y chorros de agua en Caracas, en la continuación de las protestas contra el Gobierno venezolano, que ya han dejado 60 muertos en casi ocho semanas.

La marcha fue convocada para movilizarse del este de la ciudad a la Defensoría del Pueblo, a fin de pedir el cese a la represión y pedir Justicia para las víctimas en las protestas.

Los manifestantes fueron llamados a movilizarse llevando camisas y banderas blancas, con el objetivo de que las fuerzas del orden les permitieran avanzar hacia el municipio Libertador. Sin embargo, la columna fue detenida en la autopista Francisco Fajardo.

La marcha estuvo encabezada por varios diputados y por el líder opositor Henrique Capriles, quien retrocedió en la autopista cuando comenzaron a caer las bombas lacrimógenas.

“En cualquier país del mundo, en cualquier país en guerra, el color blanco es un llamado a que cese la represión. Han fallecido más de 60 personas en estas protestas, en un país que lo que pide es respeto a la Constitución”, señaló.

Capriles acusó al ministro del Interior, Néstor Raverol, de ser el responsable de los operativos de represión que no han permitido a la oposición llegar al centro de Caracas.

“Ahora están presionando a los medios de prensa, no quieren que usen la palabra dictadura. En Venezuela estamos en una dictadura”, recalcó.

A su vez, el diputado Luis Florido dijo que la policía permitió que la marcha avanzara un poco más en la autopista, escenario de anteriores escaramuzas, para luego arremeter con gases sin que la gente tuviera vías de escape.

“Eso demuestra la actitud criminal. Fue una emboscada, pero vamos a continuar la protesta, la vamos a ampliar e intensificar porque llegó la hora del cambio en Venezuela”, señaló el también jefe de la comisión de Política Exteriores de la Asamblea Nacional (Congreso).

Pese a la arremetida los manifestantes se quedaron en la autopista por unos minutos, lo que detuvo el tráfico.

Las protestas comenzaron el 4 de abril, después de que la mayoría opositora en la Asamblea Nacional (Congreso) acusara al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de perpetrar un golpe de Estado con dos sentencias que la despojaron de atribuciones.

El presidente Nicolás Maduro alega que con las manifestaciones la oposición busca derrocarlo por la vía violenta y acusa al líder legislativo Julio Borges de encabezar el plan de violencia callejera.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *