Maduro pide poderes especiales en Venezuela

por un año contra la corrupción

Nicolas Maduro
Nicolas Maduro

HAVANA TIMES (dpa) – El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió hoy a la Asamblea Nacional (Congreso) poderes especiales por un año para legislar por decreto para combatir la corrupción, que atribuyó en gran medida a los manejos de la “burguesía parasitaria” para adueñarse de la renta petrolera.

Maduro dijo en un discurso que la corrupción pone en peligro a la revolución bolivariana y pidió acciones “severas” para enfrentar con acciones legales a los corruptos.

Agregó que también la Ley Habilitante (poderes especiales) que pide le permitirá enfrentar la crisis económica, de la cual responsabilizó a la burguesía por sus manejos especulativos para provocar el desabastecimiento en el mercado y aumentar sus ganancias.

“Este poder habilitante que estoy solicitando es necesario para derrotar la corrupción y la guerra económica que se está haciendo contra Venezuela y va a acelerar las bases de una nueva ética que clama nuestra patria”, dijo en la cámara legislativa.

Maduro señaló que la ley es necesaria para articular las fuerzas políticas, institucionales, legales y sociales contra la corrupción.

“Solicito a nombre del pueblo poderes habilitantes para 12 meses y lanzar una lucha para combatir con mucha fuerza la corrupción y para dar un revolcón a los corruptos y sus cómplices”, dijo.

Al recibir el proyecto de ley, el jefe de la Asamblea, Diosdado Cabello, dijo que será debatido con objetividad y advirtió a la oposición, que se opone a la propuesta, que lo importante a la hora de la votación será que “estás contra la corrupción o apoyas la corrupción”.

“Estamos seguros que será aprobada, dios mediante, por la mayoría de los diputados y diputadas presentes”, dijo Cabello y alertó que unos poderes especiales que solicitó el fallecido presidente Hugo Chávez en 2000 “desencadenaron el golpe de Estado de abril de 2002”.

Maduro dijo que su propósito es dar una “batalla a fondo” por una nueva sociedad más ética.

Afirmó que no es un “capricho” ir a la Asamblea a pedir una base legal para aumentar las penas contra los delitos de corrupción, que calificó como un problema de “salud pública”.

Dijo que la sociedad socialista que pregona no se podrá afianzar en medio de los “antivalores de la corrupción”.

Maduro dirigió todos su dardos a la “burguesía parasitaria”, a la que acusó de “expropiarle” la renta petrolera al pueblo y de querer mantener sus privilegios chantajeando al gobierno.

“Aquí no habrá sociedad si la burguesía sigue disfrutando sus privilegios incompatibles con el socialismo. Seamos sinceros, la revolución bolivariana no ha impedido que las riquezas se concentren en pocas manos y no ha alcanzado la eficiencia para cerrar mecanismos a quienes viven de los dólares baratos”, señaló.

Maduro pidió a sus funcionarios y seguidores no caer en la tentación de la buena vida, pues “a nosotros nos está prohibido el disfrute del poder”.

Igualmente, pidió a la justicia emprender una transformación del sistema que aplique castigos severos a los acusados para erradicar las mafias económicas y financieras.

La oposición, cuya bancada tiene 67 diputados, adelantó que no apoyará la solicitud, mientras el líder opositor Henrique Capriles dijo que el gobierno lo que busca es más poder y distraer al país de los problemas.

“Pareciera que hay intenciones de salirse de la Constitución, si es así llamo al pueblo a desconocer esta Ley, si se aprueba sin los votos de las tres quintas partes de los parlamentarios, es decir sin el voto de 99 diputados”, indicó.

El oficialismo tiene 98 votos de 165 escaños en el foro legislativo y necesita 99. La semana pasada, la fiscal general Luisa Ortega Díaz pidió al Tribunal Supremo de Justicia retirarle la inmunidad a la diputada opositora María Aranguren, cuyo suplente es de la bancada del gobierno, luego de acusarla por el cargo de “peculado doloso”, legitimación de capitales y asociación para delinquir.

De ser suspendida la diputada de la Asamblea, el oficialismo obtendría el voto 99 que necesita para aprobar la Ley. Aranguren dijo que la jugada para quitarle su inmunidad tiene que ver con los esfuerzos del gobierno por obtener el voto que abra las puertas a los poderes especiales.

“El gobierno pretende conseguir el diputado 99 para la ley habilitante”, señaló la legisladora. Su suplente, Carlos Flores, podría convertirse en el “diputado 99” que ha mencionado Maduro en varias ocasiones.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *