El transporte en Cuba, donde los ajustes no bastan

Fernando Ravsberg*

El transporte requiere nuevas inversiones pero de nada servirá si no se elabora una estrategia integral. Foto: Raquel Pérez

HAVANA TIMES — 50 años probando sin éxito diferentes sistemas organizativos en el transporte, debería ser suficiente para que Cuba impulse cambios de fondo. Los nuevos “reordenamientos” darán otra vuelta a la noria pero difícilmente lograrán un servicio eficiente.

El último Consejo de Ministros reconoció públicamente que el transporte “durante años ha sido inestable, insuficiente y de baja calidad”. El cubano que “coge guagua” cada día dice algo parecido pero utilizando palabras mucho más duras.

Los “ajustes al modelo” pueden servir para corregir el rumbo de aquellos sectores que verdaderamente funcionan, pienso en Salud Pública, la Educación o los deportes. Incluso en el turismo, donde se avanzó mucho durante las últimas 3 décadas.

Sin embargo, el transporte nunca anduvo bien y durante los últimos años empeora. Pero lo cierto es que ni siquiera fue satisfactorio en tiempos de la Unión Soviética, cuando había dinero para inyectarle inversiones y subvenciones estatales.

Entre los muchos problemas que enfrenta, hay una gestión extraña del Ministerio, que compra autobuses chinos pero exige que tengan motores estadounidenses, como si desconocieran que, desde hace medio siglo, existe un Embargo Económico.

Cuando el motor de una de esas “guaguas” se estropea hay que comprarlo en EEUU. Se hace a través de empresas extranjeras, enviando la mercancía a un tercer país para reembarcarla a Cuba. Los precios se disparan y los repuestos se retrasan.

Además, antes de encargarlos se organizan muchas reuniones entre los comerciales de la importadora cubana y los especialistas del Ministerio, con comités que evalúan un aspecto y lo pasan a otro comité que sospesa otros y lo envía a un tercer comité…, y así durante meses.

Mientras, la guagua rota descansa en un taller donde muchas veces le roban sus piezas para venderlas en el mercado negro. Cuando al fin se deciden a comprar, harán falta más repuestos por lo que se reanudan las interminables reuniones de los comités.

De esa forma el Ministerio de Transporte ha logrado por momentos paralizar la mitad de los autobuses que circulan en La Habana. Y esto ocurre a pesar de que el país realizó grandes inversiones comprando buses chinos.

No cabe duda de que organizar el transporte público en cualquier nación es una tarea compleja, que necesita especialistas, grandes inversiones y constantes subvenciones. Pero se puede hacer porque de hecho funciona en naciones ricas y pobres.

Todos los recursos de transporte deberían formar parte de un sistema. Foto: Raquel Pérez

La entrega masiva de licencias a trasportistas privados mejoró un poco la situación pero la apertura se realizó sin fijar el precio del pasaje, las rutas por las que deben circular y la frecuencia, regulaciones que se aplican hoy en muchos países.

Y al final quien paga los platos rotos siempre es el usuario porque cada taxista cobra lo que le da la gana, se mueve por las arterias donde hay más confluencia de público y a la hora que le conviene, dejando otras zonas de la ciudad sin transporte.

Veo también que promoverán las bicicletas, con el fin de que participen en la movilidad de la población. Incluso Marino Murillo dijo que “se evaluará la aplicación de precios no recaudatorios en la venta de piezas para su mantenimiento”.

Cuando cuestioné la desaparición del carril bici en este mismo blog me acusaron de ser híper crítico. Pues ahora habrá que reconstruirlo, no bastará con vender bicicletas baratas, además hay que darles un espacio seguro para circular.

Algunos se burlan, como si el uso de este medio fuera una muestra de atraso. En realidad en muchas naciones desarrolladas se promueve, existe el carril bici y en ciudades como Barcelona hay un eficiente servicio público de alquiler de bicicletas.

Cuba como país pobre se beneficiaría mucho si apostara por una estrategia coordinadora de todos sus recursos, creando un sistema de transporte que armonice las modalidades estatales, las privadas, las cooperativas y hasta las individuales.

Pero para llegar a eso se necesita quitarle al sector estatal los frenos de tantas importadoras y comités, organizar mejor al sector privado, ampliar el cooperativista y pensar en alternativas individuales baratas, acordes a los recursos de la población.

Y todo depende del orden de prioridades. Con lo que se gasta en uno solo de los miles de automóviles que el gobierno importa para sus empresas y ministerios, se podrían comprar una decena de motos eléctricas o un centenar buenas de bicicletas.

Para adquirir un bus no hace falta gastar más, basta con dejar de importar 10 automóviles. Se podría empezar por no asignar vehículos a los dirigentes del transporte para darles la oportunidad de conocer de primera mano lo que sufren y piensan sus compatriotas.

El progreso de Cuba no debe medirse porque hoy circulen más automóviles, que aumenten los de lujo o que veamos algún Hummer. El verdadero éxito será garantizar que los cubanos de a pie tengan medios de transporte para ir cada día al trabajo y llevar algún domingo sus hijos al Zoo.
—–
(*) Publicado originalmente por BBC Mundo.


18 thoughts on “El transporte en Cuba, donde los ajustes no bastan

  • el 15 julio, 2013 a las 7:14 am
    Permalink

    He leído detenidamente cada uno de los comentarios emitidos por todos, y si es cierto que existen alternativas para resolver el problema del transporte en Cuba, pero hay algo en lo que no se ha pensado a mi criterio, en Cuba hace ya más de una década si hizo un estudio para el metro de La Habana, se comenzaron a cavar los túneles por una empresa Canadiense y por el alto grado de agua que tiene el terreno en Cuba se hizo imposible continuar y los costes del metro aéreo ellos mismos plantearon que eran muy altos incluso para países desarrollados por eso es que se tratan de hacer subterráneos, después se continuó por esa misma empresa como mejorar el transporte en la Ciudad y fue cuando aparecieron los famosos camellos, pues no se disponía de autobuses articulados ni rígidos en esos instantes por la situación tan tensa económicamente que atravesaba el país, no obstante se ha seguido haciendo para mejorar este sector.

    Sobre los tranvías es un medio que se utiliza en muchos países es cierto, pero no todos los tienen tampoco precisamente por lo costoso del sistema y las interferencias que integra a la circulación vial, por ejemplo España, tiene muchas ciudades importantes donde no hay tranvías y las que lo tienen es solo para moverse por lugares muy puntuales y donde interfieran poco con el tráfico, ejemplo de ello Sevilla con un metro ineficaz, pues solo tiene una línea con cuatro paradas y que del centro de la ciudad histórica a la Universidad, o Valencia que solo lo tiene en las zonas de Playa, esto para ejemplificarlo.

    Por demás, es cierto que se demoran en tomar decisiones que son necesarias para reparar los autobuses, pero no es que quieran motores americanos, es que los chinos compraron por si no lo sabían la fabrica de motores General Motors y sus guaguas el motor que tiene es ese, como los autos Geely motores Toyota, existe una protesta del Gobierno de Estados Unidos donde le reclama a china la venta de esos motores a Cuba, y la respuesta china fue que la fabrica era de ellos y comercializaban con quien quisieran claro está en términos más diplomáticos y ese es un problema, pero mayor aun es el tener un país tan grande como EEUU al lado y que por un capricho de un bloqueo se le niegue la venta de cualquier cosa a Cuba cuando ellos mismos se beneficiarían de esto por que bajarían los costes de transportación y se podrían hacer mucho más compras de artículos, pero sin embrago se privan ellos de cosas que tiene Cuba y les gustan y privan a Cuba de lo que necesita.

    Por demás creo que Cuba es quien debe tomar las riendas de sus problemas y darle la solución que crean que es mejor para ellos, pues hablar desde fuera cuando se disponen de muchas cosas es fácil, y defender una situación teniendo las manos llenas más fácil aun y con esto no quiero decir que las personas que hablan sea ricas ni tengan mucho dinero y que no tengan razón en muchas cosas, pero creo que sería mejor dejar a Cuba tranquila y más ahora que esta en lo suyo sin meterse en lo que no le importa y que tomen sus propias decisiones, los demás lo que debemos hacer es esperar a ver que sucede, pero no olvido que soy cubano y quiero a mi país y por lo tanto quiero lo mejor para el pues aun me queda mucha familia allá, pero es una opción de ellos no de nosotros.

    Y aclara algo salí de Cuba hace tres años y si es cierto que la Salud, el deporte, la Educación, el Turismo y la Cultura llevan buena marcha, amen de las dificultades que puedan existir y se que ahora están cambiando todo el soterrado de la Habana Vieja y las tuberías de aguas para solucionar el problema de esa zona, lo cual quiere decir que se está trabajando para la solución de muchos problemas, incluido el fondo habitacional, creo que es como deberíamos ver las cosas y disculpen si en algún momento se ven agraviados por este comentario, ll que está muy lejos de ello.

  • el 8 julio, 2013 a las 11:11 am
    Permalink

    Estimado Isidro, estuve buscando mas de tranvías y nota las soluciones cubanas de 1900
    Tranvías alados por caballos!!! en Camaguey

    http://www.tramz.com/cu/cm/cms.html

    Claro no estoy diciendo que se deba hacer esto pero lo que si quiero señalar es cuando las personas tienen libertad para resolver los problemas los resuelven. Eso es el capitalismo libre que conozco que es por supuesto diferente del capitalismo de estado (socialismo).

  • el 8 julio, 2013 a las 5:54 am
    Permalink

    Todas esas soluciones (ferrocaril, tranvia, trolebus, etc) pueden ser buenas. Mi unica preocupacion es y seguira siendo, en primer lugar, de donde va a salir el financiamiento, quien va a mantener y administrar cualquiera de estos sistemas para que funcione eficiente y establemente sin que suceda como sucede con casi todo lo que comienza en Cuba? Cuantos buses de diferentes marcas y paises han pasado por Cuba en las ultimas 5 decadas han pasado por Cuba y los problemas del transporte aun persisten? En muchos paises, las inversiones en infraestructura son acometidas por programas del gobierno y en algunos casos, las empresas de transporte publico son tambien estatales. Y funcionan razonablemente bien. Cual sera la diferencia?

  • el 7 julio, 2013 a las 10:30 pm
    Permalink

    Una posibilidad que nadie ha mencionado hasta ahora, y de la cual muchos países se benefician, son los trolebuses, que resultan más autónomos que el tranvía, al no requerir raíles, y a la vez menos contaminantes que los autobuses, por valerse de electricidad, sobre todo si combinan las catenarias (líneas eléctricas aéreas) con motores eléctricos a los que, a su vez, pueden insuflar energía mientras se mueven. Pero como bien señala Julio, haría falta soltar un poco “la imaginación” para que ideas tales vayan tomando cuerpo y funcionen. ¡Y cuánto las necesitamos ahora mismo!

  • el 7 julio, 2013 a las 8:43 pm
    Permalink

    Tony, recuerdo haber caminado alguna que otra vez por las partes de la Habana donde paso el tranvía. No soy lo suficientemente viejo como para haber visto un tranvía en Cuba, creo que cuando nací ya no existían. Mi madre me contaba cuando niño del tranvía en la Habana.
    Todos los medios posibles de transporte desde bicicletas hasta trenes y metros pueden ayudar la situación. Deben realizarse estudios pero hay muchos países que tienen soluciones muy interesantes a los problemas de transporte de las metrópolis. Cuba hoy en día no tiene problemas de trafico por que no hay solvencia económica pero el día que exista tendrá los mismos problemas de trafico que tienen los demás países. Parte de esto se podría evitar en las grandes ciudades con un buen sistema de transporte publico. No entiendo o realmente si entiendo por que no han resuelto el problema pero no quiero decirlo por que voy a insultar a unos cuantos por allá arriba. Tienen un montón de problemas acumulados que no han resuelto. Desde el problema del agua potable por tubería corriente a todas horas del día. Hasta un problema como el transporte urbano. Son todos problemas solubles y que han sido resuelto en la mayor parte de los países.
    Estoy seguro que dejando a los cubanos resolver sus problemas y estimulando para que exista la inversión muchos de estos problemas se resolverían. Lo que pasa es que tienen que dejar ir la idea de centralización de ese control absoluto y eso les es difícil dejar ir. Es dejar ir a parte de su poder. Y esto es precisamente uno de los males mayores del “socialismo”. Es imposible que una sola persona o un grupo pequeño lo controle todo. Ni siquiera con las mejores tecnologías informáticas de hoy se puede. Hay demasiadas variables. Por eso es necesario dejarlo a la auto organización. Aunque exista auto organización se puede controlar desde arriba tratando de poner el menor numero de restricciones(leyes). Haciendo análisis cuidadoso y examinando el resultado en la practica si las leyes nuevas ayudan al sistema o lo frenan. Si se quiere se puede usar el método científico de experimentación y observar las consecuencias etc. Pero en estos casos en realidad no hay mucho que experimentar pues estos problemas que ellos no tienen resuelto están resueltos para una mayoría de países. Entonces lo importante es ver cuales son las mejores soluciones que deben funcionar para Cuba. Quizás un metro sea muy caro. Quizás no. tendría que calcularse cuanto costaría hacerlo. Que partes serian bajo tierra y sobre tierra. Preguntarle a los ciudadanos por su opinión etc.
    Donde vivo ahora muchas compañías te dejan trabajar algunos días desde casa lo cual facilita el hecho de que no tengas que transportarte y elimina un poco la congestión de trafico que ocurre a horas pico. Para esta solución es para las personas que pueden trabajar con solo conexión al internet.
    La elite parece pensar que socialismo es control centralizado y sin embargo cuando uno mira a la foto del articulo que hago referencia arriba de los ladrones de agua donde cada uno tiene que resolver su problema individualmente te das cuenta de el fracaso total de la idea de centralización. Es fracaso por que ellos (la elite) no fueron capaces de resolver el problema para cada uno de estos individuos y cada uno de ellos se lanzo a resolverlo por su cuenta. Es verdad que es una perdida tremenda y hay demasiada redundancia en esta solución pero se puede modificar la solución con ciertas leyes. No prohibiendo la iniciativa individual pero amoldando con cierto orden dado por leyes.

  • el 7 julio, 2013 a las 12:54 pm
    Permalink

    Julio, tu respuesta no puede ser mas acertada. Democracia. Dejar que todos los cubanos decidan.
    Las cuestiones técnicas pueden ser múltiples. Parece ser que mucha gente estarían de acuerdo con varios tipos de soluciones, trenes, ómnibus, motos, bici, alternativas privadas, etc. Al cubano le sobra imaginación para resolver los problemas. Aunque siempre tenemos que mantener una actitud de “mente abierta” y no dogmática.
    Al principio de la revolución cuando ya se había “intervenido” La COA, ( Cooperativa de Ómnibus Aliados), vino a Cuba una delegación Checa de transporte. Era 1960. En aquella ocasión los checos le sugirieron a los cubanos desarrollar un sistema de tranvías. Los cubanos prácticamente se rieron de los checos. Le dijeron que eso seria dar “marcha atrás”, que en Cuba ya hacia muchos años que el tranvía había desaparecido. A veces pienso si hace 53 años se hubiera tomado la sugerencia checa, como estaría la situación del transporte en la isla y cuanto dinero en petroleo nos hubiéramos y estaríamos ahorrando.
    Cuando estoy en Praga viajo mucho en tranvía. No es muy rápido y es verdad que afea la ciudad, pero que es practico y económico, lo es.

  • el 7 julio, 2013 a las 7:06 am
    Permalink

    Fernando

    Ya se que solo estas reportando aquí las locuras de Cuba. Y quizás salpicando con alguna que otra opinión tuya.
    Aquí va mi opinión.
    La solución la dejaría yo a los Cubanos.
    A todos.
    Esa es la solución de una democracia.

    Déjame ser mas especifico. Abrir el sistema de transporte a la inversión privada. Mantener si se quiere los servicios estatales pero dejar que la iniciativa privada llene los huecos. Estimular con no pago de tax las secciones menos atendidas. Lo mejor de algo así es que se mira desde arriba y se deja que se autoorganize pero se controla con reglas generales lo suficientemente generales para permitir que la iniciativa privada pueda dar fruto a ideas buenas y no meterse en los miles de detalles de un sistema tan complicado. Estoy seguro que la inventiva Cubana dará frutos en libertad.

    El problema de transporte en la capital debería ser resuelto con un sistema metro(esto es algo que el estado si debería hacer). Revivir también los tranvías. Hay muchas ciudades del mundo que todavía les usan.

    “Los “ajustes al modelo” pueden servir para corregir el rumbo de aquellos sectores que verdaderamente funcionan, pienso en Salud Pública, la Educación o los deportes. Incluso en el turismo, donde se avanzó mucho durante las últimas 3 décadas.”

    Estoy en desacuerdo con lo que dices arriba. Decir que el sistema de salud publica cubano funciona es una ignorancia de la realidad. Tu lo usas?

    “Se podría empezar por no asignar vehículos a los dirigentes del transporte para darles la oportunidad de conocer de primera mano lo que sufren y piensan sus compatriotas. “

    Yo extendería esto a toda la elite. Deberían vivir como cubanos al menos 2 días de la semana. Pero no solo con el transporte sino también con la comida y con todo lo demás. Que no puedan usar sus aires acondicionados etc. Darles un poco de su propia medicina.

    Hay mucho mas que me gustaría comentar pero la idea central de todos mis comentarios es que los cubanos deben tener la libertad para poder auto-organizar y desarrollar lo que quieran. Eliminar donde quiera que sea posible la centralización.

    Algunos quizás piensen que eliminar la centralización quizás conduce a esto

    https://havanatimesenespanol.org/?p=65685

    ver foto he imaginar lo mismo al sistema de transporte. Caótico verdad?
    Hay varias ventajas en este solución. Es redundante. Si un motor se rompe solo una parte del sistema no funciona etc. Con algunas reglas (leyes) generales se podría controlar tal desorganización.

  • el 7 julio, 2013 a las 5:34 am
    Permalink

    Sr Ravsverg de la forma que usted enfoca su articulo pareciera que no esta hablando de la sociedad actual cubana, decir que la salud publica ha mejorado en las ultimas decadas?, que la educacion tambien va mejorando?, es como si usted cree que el cubano por su escasa posibilidad de informacion tambien lo fuera de sus sentidos de vista y pensamiento, en cuba todo es disfuncional, pero que algunas sean mas desastroza que otras no les resta niveles de sus malas funciones, ademas comparar el uso de bicicletas en cuba con otros paises desarrollados es una burla al pueblo cubano cuando no existen las mas minimas medidas de seguridad, crees usted Sr Ravsverg sinceramente que el govierno se preocupara y dispondra de recursos para crear lineas seguras a los ciclistas en las vias de transito cuando esas mismas vias estan intransitables para vehiculos y peatones?. Sr Ravsverg creo que quienes decidan leer sus articulos merecen un poco mas de respeto y concideracion como seres humanos.

  • el 6 julio, 2013 a las 4:48 pm
    Permalink

    Pienso que la solucion del problema del transporte deberia considerar la implemenracion del ferrocarril urbano como eje central. En decadas pasadas se hicieron estudios y mas estudios en ese sentido oero al final no se implementaron por cuestiones financieras, etc. Al mismo tiempo, la combinacion integral del ferrocarril con otras formas de transportacion publica (buses,tranvias) y privada (taxis). La bici tambien jugaria su papel en distancias cortas para lo cual habria que crear la infraestructura necesaria. Cuba no esta ni debe estar en condiciones de asimilar un incremento sustancial del parque automotriz privado (aunque si su gradual sustitucion por autos mas nuevos,eficientes y menos contaminantes).

  • el 6 julio, 2013 a las 12:34 pm
    Permalink

    Sr Fernando Ravsberg:Sus comentarios son tan “sinflictivos” como los de un periodistas del Granmma.UD sabe perfectamente que el transporte,como la educacion,la salud y el deporte estan en crisis a no ser que UD escriba desde Londres o habite en Siboney y no salga de ahi,o peor, tema que le quiten la visa de periodista..Hasta el propio gobierno reconoce y hace lentamente los cambios en esa direccion,que solo la gestion privada puedes resolver la situacion de mal servicio,corrupcion y ineficencia en casi todos los sectores

  • el 6 julio, 2013 a las 5:41 am
    Permalink

    La bicicleta es un complemento mas de un sistema de transporte integral que ni es nuevo ni hay porque reinventarlo. Existe en todo el mundo. De los pueblos cercanos a las grandes ciudades los trenes suburbanos y buses. De los barrios perisfericos al centro el metro y el tren, los buses de las estaciones del metro a los vecindarios y en distancias cortas dentro de las ciudades. Las bicis en el centro de la ciudad donde hasta se puede prohibir el trafico vehicular a favor de ellas, o sencillamente para ir de la casa a la parada del próximo sistema de transporte,se pueden usar en zonas turísticas donde la alquilas en un lugar por ejemplo la rampa y la entregas en la avenida del puerto. Ya pretender hacer cotidiano el uso de la bici para ir de la lisa a centro habana me parece hasta peligroso.

  • el 5 julio, 2013 a las 3:13 pm
    Permalink

    A mi me cuadra transportarme en bicicleta. Es bueno para las varices y la celulitis.

    PERO: por distancias cortas, cuando no hay tanto sol, ni llueve.

    Hay gente que no es apta para la bici. Por problemas de salud, edad, porque desconoce las reglas de tránsito o porque no sabe montar. Si eres gordo no hay problema, pero si tu disponibilidad alimentaria no es muy buena como para reponer la perdida de calorías que supone el ejercicio te quedas seco.

    Para la transportación habitual, se necesita un sistema de transporte integral. De guaguas y taxis.

  • el 5 julio, 2013 a las 2:26 pm
    Permalink

    La de Panamá ya está casi terminada. Han dicho que entra a funcionar a fin de año. Ya proyectan la segunda, creo que ya estaba para licitación.

  • el 5 julio, 2013 a las 5:13 am
    Permalink

    Apoyo la idea de las bicis y motos eléctricas, que en China las encontrarían bien baratas y para todos los gustos y necesidades. Además de resolverle problemas a un montón de gente y de ser menos contaminantes, crearían una nueva dinámica de movilidad social. A ver si alguien se pronuncia.

  • el 4 julio, 2013 a las 12:51 pm
    Permalink

    Paises pobres, subdesarrollados y explotados por el imperialismo ya tienen un sistema de metro. Santo Domingo construye su segunada linea. Panama projecta su primera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *