Una visita al Hotel Nacional de Cuba

Fotoreportaje por Caridad, Texto: Irina Echarry

HAVANA TIMES: 21 junio — Recorriendo el malecón habanero descubrimos una edificación sui generis construída en 1930 y que aún hoy sigue atrayendo público.  El emblemático Hotel Nacional de Cuba se levanta sobre una pequeña elevación, mirando al mar, acompañado de una aureola de misterio y leyendas.

Sus paredes guardan recuerdos de visitantes famosos, personalidades del arte, la política, los negocios, la literatura etc.  Marlon Brandon, Jorge Negrete, Rómulo Gallegos, Winston Churchill  o los mafiosos Lucky Luciano y Frank Costello deben haber disfrutado desde una habitación los colores que tiñen el cielo al atardecer.  Quizá Sartre y Simone de Bouvoir no dejaron escapar las hermosas vistas de la ciudad, la antigua fortaleza del Morro y la Bahía de la Habana.

Se cuenta que allí hubo un escándalo con Josefine Baker porque no se permitía alojamiento a personas negra y que las descargas de Nat King Cole o Bola de Nieve eran un condimento adicional para los huéspedes.

Su atractivo no solo responde a una época pasada en que Ava Gadner caminaba por el lobby o María Félix firmaba autógrafos en la entrada.   En la actualidad es un sitio muy frecuentado, sus jardines son punto de encuentro de amigos, sus locales sirven de sede para el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano y el cabaret Parisién encanta a los visitantes con la música que ofrece, por lo que el hotel sigue vinculado a las artes y los artistas.

También se dice que los precios de las habitaciones son muy altos como corresponde a un hotel de lujo y con historia.  Ofrecemos aquí varias fotos para los lectores de HT que no puedan visitarlo.

Haga clic sobre las  imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *