Grafitazos desde La Habana

Fotorreportaje por Elio Delgado Valdés
Texto: Elvira Pardo Cruz

HAVANA TIMES — En el constante desandar las calles de la ciudad de La Habana, saltan a la vista, hoy con mayor auge, los grafitis, para unos considerado arte urbano, para otros arte callejero y en el extremo arte vandálico.

Lo cierto es que este lenguaje gráfico expresado a través de signos e imágenes obedece a la necesidad de libre expresión del artista. Es un recurso pictórico utilizado en muchos países por individuos y movimientos sociales para consignar ideas, aunque en la actualidad tiene otra connotación al utilizar las fisuras de la ciudad como escenario para reflejar la vida cotidiana, sin descartar el uso de textos sugerentes.

graffiti-1La fecha del nacimiento de este arte en la Isla no es precisa, para algunos está vinculado al movimiento de Rap de los años 90, lo cierto es que con el triunfo de la Revolución en el año 1959, aparecen imágenes del Che y consignas alegóricas al momento histórico. Antes habían pintas de los movimientos revolucionarios y estudiantiles.

Las Bienales de La Habana, evento patrocinado por el Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam han estimulado y favorecido la proliferación de los grafitis, aparecen grandes murales en las avenidas y edificios, realizados por importantes artistas de la plástica cubana y extranjera, como es el caso de Kcho, Fúster, Salvador González, Maikel Herrera, entre otros, reflejando en ellos el imaginario social (personajes populares, escenas cotidianas), otros lugares como la Bodeguita del Medio o el Callejón de Hamel son escenarios de este tipo de práctica.

Calificado como arte efímero, el grafiti sirve a jóvenes artistas como medio de expresión, en un nuevo entorno “galería al aire libre”, asequible para mostrar su obra sin las complejidades que ello implica.

La variedad de sitios para exponer estos murales oscilan desde espacios públicos, transportes urbanos, cabinas telefónicas, baños públicos, fachadas de comercios y parques infantiles.
Considerarlo como un arte vandálico o quizás como arte kitsch creo que no es válido, es un medio de expresión social que cobra fuerza en espera de la sensibilidad humana. Debemos apreciarlo desde otra perspectiva sobre el género, ver estos espacios como una nueva modalidad -galería
abierta- es arte para todos, una nueva forma de expresión plástica, es el arte en la calle.

Los nuevos tiempos llevan pensamientos nuevos, el arte evoluciona, surgen nuevas formas y soportes, veamos esta nueva modalidad sobre una ciudad envejecida, como un medio de expresión creativo para el disfrute de todos.

¿Acaso hoy no admiramos las pinturas rupestres como obras de arte antiguo, siendo estas quizás el antecedente más lejano de esta forma de expresión popular?

Los antiguos pintaban en las paredes de las cuevas; los de hoy pintan en las paredes de La Habana. Ambos pueden considerarse artistas, siempre que no lleguen al vandalismo.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *