Centro Habana en el Lente de un Caballero

Fotorreportaje por Ariel Glaria Enriquez   

HAVANA TIMES — Si un caballero de la Europa medieval, derribado en uno de aquellos tontos torneos, despierta súbitamente hundido en un bastidor sin colchón en el cuartucho caluroso y poco iluminado de un solar del centro de La Habana, escuchando todo lo que pasa en la calle, nunca llegaría a convencerse de estar a más de mil años de su época.

Una vez probado que la vida en la nueva ciudad es similar a la de una comarca europea medieval, dominada por la subjetivación colectiva e individual de la realidad, el absolutismo, el pacto verbal, la superstición, y la fe, sobreviviría sin dificultad alquilándose con lanza y armadura para fotos de quince y bodas en La Habana.

El siguiente reportaje es el testimonio visual íntimo en un día de andanzas de un caballero medieval por Iglesias, calles y rincones del Centro Habana.

 

Nota: las fotos corresponden a la iglesia Nuestra Señora del Carmen, a la parroquia Nuestra Señora de Monserrate, a la parroquia San Judas y San Nicolás, al convento La Inmaculada.  Los detalles interiores pertenecen a la capilla del convento, el resto tomada en las calles. Todas en Centro Habana.

 

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.

Ariel Glaria

Ariel Glaría Enriquez: Nací en la Habana Cuba en el año 1969. Soy orgulloso portador de un concepto en peligro de extinción: habanero. No conozco otra ciudad, por eso la vida en ella, sus costumbres, dichas y dolor son el mayor motivo por el que escribo. Estudie la especialidad de Dibujo Mecánico, pero trabajo como restaurador. Sueño una habana con el esplendor y la importancia que tuvo.


One thought on “Centro Habana en el Lente de un Caballero

  • el 8 enero, 2017 a las 8:46 am
    Permalink

    Muy buenas fotos, hay algunas de esas iglesias y parroquias que no he visitado y lo haré porque se ven hermosas. La suciedad y destrucción de los barrios y calles sí es algo que todo el mundo siempre puede ver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *