Bordeando La Puntilla

Fotorreportaje por Irina Pino

HAVANA TIMES — El barrio costero La Puntilla, ubicado en Miramar, Playa, tiene edificaciones como el de la corporación Cimex, el antiguo Cubalse, el centro comercial de igual nombre, y el edificio Riomar, este último, en avanzado proceso de deterioro.

Su larga extensión de playa no tiene arena, solo una enorme franja de rocas, que se le dice vulgarmente, diente perro.  A través de los años ha servido de vertedero para las construcciones aledañas, sin el más mínimo respeto, aumentando la contaminación ambiental.

La gente acude a bañarse en todas las temporadas del año. Últimamente, vemos a  quinceañeras haciendo sus sesiones de fotos para sus álbumes de recuerdo. Los practicantes de religiones afrocubanas hacen sus rituales y depositan sus ofrendas en el mar y en las rocas, ensuciando el entorno.

En  el mar, cercanos al río, en botes, pequeñas chalupas o apostados en las rocas, podemos ver a los pescadores, que sobreviven vendiendo sus piezas a los vecinos del lugar.

En determinados momentos, parquean autos con parejas, que vienen a enamorarse o a tener sexo, sobre todo, cayendo la tarde y de noche.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.


3 thoughts on “Bordeando La Puntilla

  • el 25 junio, 2017 a las 2:11 pm
    Permalink

    La decadencia sólo puede tener algún encanto (consideración muy cuestionable) cuando se mira desde lejos, no cuando se la sufre de primera mano a diario.

  • el 23 junio, 2017 a las 12:02 pm
    Permalink

    Esa mierda es lo más cercano al paisaje de Beirut tras la guerra civil.

  • el 20 junio, 2017 a las 4:24 pm
    Permalink

    Era una zona bella. La depauperacion es deprimente. Personalmente, me gusta el dienteperro(siempre nos comiamos el de), pero lo que le rodea son ruinas que quiza tienen el encanto de la decadencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *