¿Con la ayuda desinteresada de la Iglesia Católica?

Fernando Ravsberg*

Foto: Raquel Pérez Díaz
Foto: Raquel Pérez Díaz

HAVANA TIMES —Los medios de prensa cubanos parecen estar reeditando aquello de “con la ayuda desinteresada de la Unión Soviética”, solo que esta vez en referencia al Vaticano. Veremos si logran “venderles” otra vez a los ciudadanos la ilusión de los apoyos gratuitos.

La influencia política de la Iglesia Católica en Cuba seguirá creciendo. Hace unos años, el disidente católico Oswaldo Payá alertó que la Iglesia empezaba a comportarse como un partido y denunció que “quiere ser protagonista sustituta de la oposición”.

Tras ese protagonismo político del clero cubano y del Vaticano se encuentra, entre otras cosas, el afán de evangelizar, promover su filosofía y sus valores, algunos tan positivos como la fraternidad, la misericordia o la asistencia a los ancianos y enfermos.

Sin embargo, esos temas ya han sido abundantemente abordados por la prensa oficial, la cual vive una luna de miel con la Iglesia. Yo pretendo actuar como “abogado del diablo” –nunca mejor dicho pensarán algunos- profundizando en los demás rostros de la doctrina católica.

No es casual que 3 Papas hayan visitado Cuba en 17 años en un país en el que la iglesia católica nunca, en toda su historia, fue capaz de autoabastecerse de religiosos. Foto: Raquel Pérez Díaz
No es casual que 3 Papas hayan visitado Cuba en 17 años en un país en el que la iglesia católica nunca, en toda su historia, fue capaz de autoabastecerse de religiosos. Foto: Raquel Pérez Díaz

Harold Cárdenas revelaba, por ejemplo, lo que el Papa piensa de las parejas entre personas del mismo sexo. Escribió Francisco que luchar contra esas uniones es una “guerra de Dios” (¿una yihad?) y que la posibilidad de que los homosexuales se casen es “una movida del diablo”.

Curiosamente, un grupo de especialistas cubanos elaboró un Código de Familia donde, entre otras cosas, se reconoce la unión de personas del mismo sexo. Una década después el Parlamento cubano ni siquiera se ha permitido debatirlo. ¿Será una simple coincidencia?

Pero una mayor influencia de la religión no solo afectará a los gay. La Iglesia Católica se opone también a la distribución de condones y, para evitar el SIDA, Benedicto XVI propuso la abstinencia sexual de los solteros y la estricta fidelidad entre los casados.

Si la doctrina católica termina imponiéndose habrá cola en los confesionarios de la Isla dado que el sexo fuera del matrimonio es un grave pecado. Seguramente los cubanos seguirán haciendo el amor pero lo harán con culpa y confesión, ¡como Dios manda!

La Iglesia Católica capta sus fieles desde el nacimiento, cuando aun no pueden decidir por si mismos que filosofía de vida adoptar. Foto: Raquel Pérez Díaz
La Iglesia Católica capta sus fieles desde el nacimiento, cuando aun no pueden decidir por si mismos que filosofía de vida adoptar. Foto: Raquel Pérez Díaz

Claro que, en caso de poder, lo primero que prohibirían es el aborto. Recuerdo que el papa Juan Pablo II dijo en Cuba que era un crimen. Así, todas las mujeres cubanas que se han hecho un aborto irán directo al infierno, tal y como si del rey Herodes se tratara.

Para el Vaticano los hijos son un regalo de Dios, incluso cuando le llegan a una niña de 9 años, embarazada por una violación. La “misericordiosa” Iglesia Católica castigó con la excomunión a la pequeña, a sus padres y a los médicos que le hicieron un aborto para salvarle la vida.

De más está decir que tampoco comulgan con el divorcio, porque “lo que Dios une nadie lo puede separar”. El problema es que Dios se equivoca demasiadas veces en sus experimentos amorosos y nadie quiere andar el resto de su vida cargando con la cruz de su error.

Será difícil convencer a los cubanos de que renuncien al divorcio o que las mujeres acepten perder el derecho a decidir sobre su maternidad. Necesitarían cambiar la mentalidad de la gente y eso solo se logra a través de los medios de prensa y de la educación.

Evidentemente, no es una coincidencia que la Iglesia Católica haya creado escuelas en las parroquias, mientras presiona para ubicar religiosos en todos los niveles del sistema educativo nacional y reclaman un espacio permanente en la televisión y la radio.

Lo justo sería que si la Iglesia Católica cuenta con acceso a la TV, también lo tengan los santeros, por ejemplo para la Letra del Año que tanto interesa a todos los cubanos. Foto: Raquel Pérez Díaz
Lo justo sería que si la Iglesia Católica cuenta con acceso a la TV, también lo tengan los santeros, por ejemplo para la Letra del Año que tanto interesa a todos los cubanos. Foto: Raquel Pérez Díaz

No se trata de un plan macabro para perjudicar a los cubanos, todo lo contrario, quieren “salvarlos”. El problema es que aconsejan cómo llevar una familia los que nunca han construido una y nos dicen que hay que parir todos los hijos quienes no tienen ninguno.

La Iglesia Católica pierde cada mes miles de fieles en América Latina por sus doctrinas arcaicas, las que pueden llevar a Cuba a desandar un camino que inició desde antes de la Revolución, cuando se aprobaron leyes como la del divorcio y la legalización del aborto.

Cada vez que la religión aparece ligada al poder político, los científicos van a la hoguera, los pueblos mueren en sangrientas cruzadas, se santifica la masacre de indígenas, se justifica la esclavitud, le declaran la guerra santa al matrimonio gay o estigmatizan a una niña violada.

Lo paradójico es que hace 2000 años, el fundador de esta religión recomendó separar la labor de la Iglesia y la de Estado, para beneficio de ambos. “Dad a Dios lo que es de Dios y dad al César lo que es del César”, expresó con sabiduría el hijo del carpintero.
—–

(*) Visita la página de Fernando Ravsberg.

 


15 thoughts on “¿Con la ayuda desinteresada de la Iglesia Católica?

  • el 15 noviembre, 2015 a las 12:18 pm
    Permalink

    Totalmente de acuerdo con usted con respecto a la separación de la iglesia y el estado porque Jesús dijo
    mi reino no es de este mundo.

  • el 11 octubre, 2015 a las 10:12 am
    Permalink

    Ay señor Ravsberg, que me temo que para los cubanos vienen tiempos difíciles para debatir iglesia si iglesia no, que razón tiene Oswaldo Payá, así veo yo la cuestión, y por supuesto muy de acuerdo con su artículo de “abogado del diablo”, menos mal que hay periodistas como usted que ejercen ese rol.
    Me daría mucha pena que los cubanos, (especialmente las mujeres que tienen más que perder) renunciaran
    a derechos adquiridos y se dejaran embaucar por ideas arcaicas que sinceramente vienen de el hombre, o sea “hombre de carne y hueso” no del ser humano, porque para la mayoría de religiones la mujer es muy muy secundaria e incluso a veces menos que un ser humano de pleno derecho.

    Un saludo y le felicito por su artículo Sr. Ravsberg,

  • el 4 octubre, 2015 a las 6:41 am
    Permalink

    Muy buen trabajo de Ravsberg. Coincido con su percepción de lo sospechoso de estas alianzas entre poderes establecidos…

  • el 2 octubre, 2015 a las 6:55 pm
    Permalink

    Al igual que tu tony, yo tampoco profeso ninguna religion, es mas veo la realidad atravez del ateismo; pero eso no me impide ver cuanto en mi hay de cristiano, cuanto de mi moralidad es cristiana y cuanto se aprovecho esta “revolucion” de esa inocente moralidad cristiana que tenian los cubanos; restituir esa fe y esa moral es parte de lo que tiene que hacer Cuba hoy. Creo que el articulista ,como siempre, mete miedo en un sentido para que los demas se sientan conformes con el viejo grillete, ya lo ha hecho en otros articulos.

  • el 2 octubre, 2015 a las 2:04 pm
    Permalink

    Jorgealejandro, “Disparates garrafales”, esa es la mejor definición. Para rematar debajo de la foto de los niños se lee; “La Iglesia Católica capta sus fieles desde el nacimiento, cuando aun no pueden decidir por si mismos que filosofía de vida adoptar ” ¡Hay que tenerle ganas a la Iglesia!
    Yo diría que son los padres quienes deciden que filosofía y valores quieren para sus hijos en gran partes del mundo y no como en Cuba, que el Estado mediante el adoctrinamiento infantil es quien lo decide. “Seremos como el Che”

  • el 2 octubre, 2015 a las 8:11 am
    Permalink

    Pues resulta que coincido plenamente con este post de Fernando Ravsberg.
    Felicidades Fernando.
    Me pareció excelente eso de que dictaminan sobre la familia sin hacer ninguna, dictaminan sobre el aborto sin tener cuerpo de mujer, dictaminan sobre los condones sin utilizar ninguno: ¿o es que los pedófilos eclesiásticos utilizaban condones al violar sexualmente a los niños?
    Violan los derechos de los homosexuales, y además reprimen la sexualidad.
    Menos mal que los creyentes no tienen que aceptar a la Iglesia católica porque bastante represiones se han sufrido durante milenios para además aceptar estos designios cavernícolas de la Iglesia.
    La iglesia hace política cuando se ocupa de los cuerpos y no del espíritu. Resulta que en sus preceptos morales alrededor del matrimonio y el sexo son cavernícolas, en política, los tres Papas que han visitado Cuba se vuelven ciegos sordos y hablan a media lengua una vez que entran en territorio nacional. Muy oportunista y decepcionantes.

  • el 2 octubre, 2015 a las 7:34 am
    Permalink

    No soy “fan” de Ravsberg por sus “volatil” manera de pensar en temas cubanos, pero aqui creo que tiene razon, Que haya venido 3 papas a Cuba en un margen de tiempo corto da que pensar, no tanto de parte del Vaticano que indudablemente su primer interes es atraer feligreses y “recuperar lo perdido”sino del regimen cuyos jerarcas se autodenominan radicalmente ateos y fundamentalmente comunistas..Entonces Para que tantos papas??? 1ro Para dar una imagen de que “admiten” ideas religiosas, aunque despues se limpien “las narices” con ellas. 2.- Porque el pais se envejece cada dia mas y la iglesia catolica puede ayudar en la creacion de asilos de ancianos y su cuidado. 3.- Porque se ahorran mucho en las reparaciones de multiples Iglesias. 4 Porque se ganan el apoyo de la iglesia en la repression a los disidentes, en especial las Damas de Blanco. En fin, los Castro miden los pro y contra y concluyeron que “podian empezar a rezar…sin creer en Dios.”

  • el 2 octubre, 2015 a las 2:30 am
    Permalink

    Tony:

    Suscribo ese último párrafo. Ojalá los únicos dogmas que han pesado sobre la cabeza del cubano hubiesen llegado de la Iglesia. Para nosotros ha habido “templos” por doquier….Una sola observación: “perorata”….saludos

  • el 1 octubre, 2015 a las 9:48 pm
    Permalink

    tony:

    Amén desde la mayúscula inicial al punto final. Realmente abochorna ver la ignorancia de este periodista (A veces cuesta mucho trabajo verlo como tal, y no como aun vulgar panfletero), acerca de la doctrina de la iglesia. No se trata de estar de acuerdo o no con ella -Cosa a la que tiene perfecto derecho- , sino de los disparates garrafales que dice

  • el 1 octubre, 2015 a las 7:18 pm
    Permalink

    En el papel de “abogado del diablo” hay que definir si el abogado pertenece a La Defensa o a la Fiscalía. Aquí Fernando hace el papel de Fiscal y en el banquillo de los acusados pone Al Diablo, (la iglesia).

    Ya han salido otros escritos en la bloguera y ahora este panfleto que aunque tiene como objeto atacar a la Iglesia, no tiene que ver directamente ni con ella, ni con la Inquisición, el Medioevo, y ni siquiera con el caso aislado de la niña de 9 años. Responde a un problema mucho mayor a nivel nacional. Es el estado de la nación en lo que se refiere a La Moral, La Ética, la Civilidad, La familia y todo tipo de valores. A este fenómeno hemos empezamos a llamarlo “daño antropológico. Muchos miembros del partido, del semi-oficialismo y hasta críticos han puesto el grito en el cielo con el acercamiento a las religiones cristianas y en especial a la Católica. La pregunta que hago es: ¿Quien ha sido el responsable de esta situación? ¿La Iglesia Católica? ¿Que ofrecen como solución los alarmados?

    ¿Por que países que han legalizado el aborto y el uso de anticonceptivos a igual que Cuba ocupan puestos muy por abajo que Cuba, cuando nuestro país ocupa el cuarto lugar, y si quitamos “países” como Transnistria y Guadalupe, ocupamos el Segundo lugar en el mundo. ¿Es esto un logro? ¿No se les ocurre otra explicación?

    No es tanto que la Iglesia se oponga al divorcio sino que realza y valora el matrimonio. Los que se casan por la Iglesia se pueden divorciar logrando un anulamiento por la misma iglesia y despues se pueden volver a casar. Es un divorcio a la catolica, pero divorcio. No es ningun dogma ni “pecado”.

    El 95% de los matrimonios catolicos en EEUU utilizan anticonceptivos, existio y se promovio el metodo natural, pero hoy por hoy dicen es una decision entre ellos y Dios y que esa decision le pertenece a la conciencia informada, (Pablo VI). En otras palabras la cosa no es tan tan como dice Rasvberg.

    En casi 2000 años los Papas han hecho solo 10 pronunciamientos Ex-Catedra, ¿Cuantos dogmas infalibres nos han metido por la cabeza los materialistas-ateos en los ultimos 55 años? Las Epistolas Papales son opiniones del Papa, pero ningun catolico tiene que estar de acuerdo con ellas o seguirlas. ¿Quieren comparar notas sobre dogmatismo?

    No veo ninguna razon en mirar mal o como homofóbica no ya a la Iglesia sino a cualquier persona por considerar que el Matrimonio debe ser entre hombre y mujer solamente. Para la Iglesia es un sacramento ya que ellos consideran que su proposito es crear una familia y progrear y para cualquier otra persona por otras razones no religiosas y razonables.

    Todo esta perolata anticlerical, no es mas que una critica dogmatica y poco informada. Seamos Cristianos o no, hay que recocer que el papel que puede jugar los cristianos frente al desbarajuste nacional en lo referente a la falta de valores en la sociedad tiene que ser bienvenida, no ya porque sea la verdad, sino debido al fracaso en esta area por parte del sistema actual y a la inexistencia de soluciones. Yo no soy practicante de ninguna religion, no se ustedes, pero yo veo la situacion tan jodida, que como dice el refran cubano; A FALTA DE PAN, CASAVE.

  • el 1 octubre, 2015 a las 6:21 pm
    Permalink

    Yo no soy católico, Fernando busca en Cristo y encontraras la sabiduría que necesitas.

  • el 1 octubre, 2015 a las 12:54 pm
    Permalink

    Ya la Iglesia Católica tiene una victoria ante Mariela Castro cuando no le aprobaron el matrimonio homosexual.

  • el 1 octubre, 2015 a las 11:13 am
    Permalink

    En un pais de leyes, la iglesia catolica puede aliarse a un gobierno e influir en la legislacion y la vida politica del pais. Pero no le sera facil cambiar leyes porque hay oposicion, independicia de poderes y prensa libre. Derecho a protestas, organizaciones al margen del gobierno.

    En Cuba, que es una dictadura y se gobierna a dedo y donde las libertades individuales son limitadas es diferente.

    Que la comunidad LGTB se olvide de matrimonio homosexual. Y posiblemente en el caso del aborto pasaran de un extremo a otro y de hacer del aborto un metodo anticonceptivo como han hecho, pasaran a ponerle trabas.

    El Papa es un politico y como mismo la URSS nos usaba de basa militar, algo le dieron a cambio por su gestion ante Obama y por su ceguera ante las violaciones a los derechos humanos que se cometen en Cuba. Ya se vera…

  • el 1 octubre, 2015 a las 9:11 am
    Permalink

    Totalmente de acuerdo con Fernando. Esto me trae a comparar a la “indestructible Amistad entre el pueblo cubano y los compañeros del Vaticano con aquella cancion de La Lupe que decia: “teatro, lo tuyo es puro teatro”

  • el 1 octubre, 2015 a las 9:09 am
    Permalink

    Apretaste Fernando, qué te hizo la Iglesia para ir contra ella con todas las armas? Un poco de fe necesita nuestro pueblo, sin fanatismo ni extremismos, pero un poco no le viene mal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *