Radio Darío sigue resistiendo en Nicaragua

Más de 400 mil dólares en pérdidas tras incendio y asalto que cumplió un año

Aníbal Toruño, director de esta emisora leonesa, asegura: “le debo mi alma y mi corazón al equipo de Radio Darío”

 

Por Confidencial

HAVANA TIMES – Una bomba que estalló en la recepción de Radio Darío, ubicada en el departamento de León al occidente de Nicaragua, originó el fuego que acabó con todos los equipos técnicos de la emisora. El 23 de abril de 2018, el equipo de la estación radial se encontraba informando sobre la represión en contra de las protestas cívicas, cuando una turba irrumpió en las oficinas de la radio y acabaron con las instalaciones.

“Hemos seguido transmitiendo y hemos hecho una transformación, nos hemos innovado. Me parece que la crisis nos ha ayudado a reinventarnos. Hoy somos más digital que la radio tradicional, y la radio continúa trabajando”, dice Aníbal Toruño, director de Radio Darío ahora en el exilio, en una entrevista en el programa Esta Semana.

No es la primera vez que Radio Darío es quemada por turbas, al menos unas seis veces la estación ha sufrido daño por fuego. Además, el lunes tres de diciembre de 2018 la radio fue cerrada a la fuerza por la Policía Nacional. El comisionado mayor Fidel de Jesús Domínguez Álvarez, jefe de la Policía de León, dirigió el operativo.

El diputado Filiberto Martínez y Manuel de Jesús Alvarado han sido identificados de dirigir a las turbas sandinistas que incendiaron la radio en abril del año pasado. “Hemos denunciando públicamente a Filiberto Rodríguez, que es diputado del Frente Sandinista en la Asamblea y miembro de la Comisión de Justicia y Paz, y Manuel de Jesús Alvarado”, comenta Toruño.

“Filiberto Martínez está en la lista de los posibles sancionados del Parlamento Europeo, precisamente por su participación en ataques a medios de comunicación”, insiste el director de la emisora.

Daños materiales y psicológicos

Radio Dario después del incendio. Foto: Captura de pantalla.

El monto por las pérdidas y confiscaciones a Radio Darío ascienden a más de 400 mil dólares. Computadoras, consolas, transmisores y demás equipos fueron incendiados, diez teléfonos celulares, que eran usados para el reporteo, desaparecieron durante el asalto a sus oficinas por la Policía Nacional.

“Yo le debo a este gran equipo de Radio Darío, le debo mi alma, mi corazón y orgulloso de poder resistir los embates del régimen constantemente, perseguido, acosado, una y otra vez invadidos en nuestra casa Radio Darío, el estudio donde nosotros estamos, nuestras propias familias también”, rememora Toruño.

Además de los daños materiales, asegura que el efecto psicológico en todo el personal que está en Nicaragua, y los que han tenido que irse, ha sido inmenso. “Te tengo que decir que familias enteras sufrieron, no solamente los trabajadores. El deseo del régimen de querer atacar a medios de comunicación independientes, censurarlos, terminar con ellos, los ha llevado a una persecución permanente”, apunta.

Periodistas asediados

“Tenemos a casi más de setenta periodistas en el exilio, dramático, pero lo interesante de esto es ver cómo nos hemos podido reinventar, y no bajar los brazos, y no bajar la moral. No nos han podido vencer”, comenta el empresario radial. Considera inconcebible que en pleno siglo XXI haya periodistas presos en Nicaragua por ejercer su profesión.

“El único delito de Miguel (Mora) y Lucía (Pineda Ubau) fue defender la libertad de expresión y ejercerla con toda la capacidad que podían tener […] están en una celda que tiene 3 por 2 metros, no tienen luz, tienen dificultad para poder respirar y son tratados como prisioneros en máxima seguridad”, señala Toruño.

“Me parece que el mundo se quedó corto con herramientas y acciones que puedan detener algo que tiene connotaciones más allá, diría yo, de lo que pudimos ver con Somoza, con Trujillo, con Pinochet y que es lamentable no poder detener a un hombre que ha asesinado, que tiene crímenes de lesa humanidad”, reflexiona.

Toruño considera que Daniel Ortega no tiene voluntad de restituir los derechos plenos en Nicaragua, tampoco intenciones de devolver de alguna manera las capacidades que Radio Darío tenía para informar a la ciudadanía.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *