La derecha chilena “no tiene un camino que proponer”

Carolina Tohá (PPD) y los compromisos de la derecha: “No tienen un camino que proponer. Por eso no lo informan”

“Se hizo el ejercicio de escuchar y sentar en la mesa a quienes tenían reclamos contra el orden social”.

Por Maria Arriagada (El Mostrador)

HAVANA TIMES – Justo una semana antes del plebiscito, el 4 de septiembre, donde se aprobará o rechazará la propuesta constitucional, Carolina Tohá (PPD), quien fue ministra del primer gobierno de Michelle Bachelet, presidenta del Partido por la Democracia y alcaldesa de Santiago, aseguró no entender la confianza de la centroizquierda por el Rechazo de que si triunfa esa opción la derecha estará disponible para elaborar una nueva Constitución.

“Siendo personas de la centroizquierda que han vivido por años el bloqueo que ha habido en el Parlamento para hacer cambios, no puedo entender a propósito de qué confían que la derecha va a abrir las puertas a eso a lo que siempre se las han cerrado”, aseguró. 

“No tenemos ninguna certeza de qué camino nos espera en caso de ganar el Rechazo”, agregó. 

Ha sido una de las líderes de la campaña, ¿qué le diría a alguien que aún tiene dudas?

La propuesta constitucional se hace cargo de la necesidad de tener un Estado que responda y se haga responsable ante los ciudadanos. La sensación de un Estado impotente, o que en definitiva traspasa sus responsabilidades a otro, está en el corazón del malestar. El Estado puede actuar con otros, puede sumar privados, hacer alianzas, pero lo que no puede hacer es lavarse las manos. 

¿Es un texto de revancha?

Más bien invitaría a leerlo. Claramente es un texto de construcción de un camino de una sociedad más equitativa, inclusiva y respetuosa. Y para hacerlo hizo el ejercicio de escuchar y sentar en la mesa a quienes tenían reclamos contra el orden social. Pensar que se puede saltar ese paso es inmaduro. Y veo algunos tentados de hacer eso. Proponiendo que ahora se haría un proceso distinto, y lo impecable se basaría en que quedarían fuera de la mesa los sectores que aquí por primera vez se sentaron. Ese camino no nos va a conducir a sanar las heridas del país. 

Pero sus críticos dicen que está escrita desde la rabia…

El proceso constitucional busca ser una respuesta a una rabia que se expresó de manera evidente en el estallido social (2019). Suponer que el sentarse en la mesa a trabajar el texto constitucional iba a sanar esa rabia de un momento a otro es totalmente iluso. Esto es un camino. Creo que es una forma madura de enfrentar las fracturas que tenemos y las respuestas que se dan en el texto apuntan en una dirección correcta. 

Hay quienes han señalado que las listas de independientes y movimientos sociales causaron fragmentación y falta de acuerdo al interior de la Convención Constituyente. ¿Cómo los incluiría en un escenario en que ganara el Rechazo y se llamara a una nueva Convención?

No tengo un diseño de cómo tiene que hacerse un proceso si es que gana el Rechazo. Mi compromiso y mi convicción es que el camino que mejor nos va permitir avanzar es el del Apruebo. Sin embargo, este no es un problema solo del sistema electoral, teníamos que hacernos cargo de que el sistema político no estaba en condiciones por sí solo de articular a la sociedad para un nuevo pacto.

Allí se logró acoger esas voces, un diálogo con todas las dificultades que hubo, con lo tenso del proceso y las heridas, se logró sacar en el tiempo solicitado un texto, que es una carta magna más que razonable. No lo digo yo, lo dicen constitucionalistas chilenos y de afuera.

Para los temas en que puedan haber preocupaciones -yo tengo varias que el texto no resolvió satisfactoriamente- hay un camino confiable para resolverlas. En cambio, echar pie atrás y empezar de cero y poner arriba de la mesa alternativas como dejar fuera a los sectores mal llamados `ruidosos´, no creo que sea para nada un camino seguro, creo que tiene riesgos enormes, y es muy probable además que nos cueste mucho ponernos de acuerdo en cuál es ese camino. 

Existe una crítica a la derecha de que no ha presentado un acuerdo que entregue una hoja de ruta sobre los próximos pasos si es que gana el Rechazo y que no han sido claros si estarían por llamar a una nueva Convención Constituyente ni cómo estaría conformada. ¿Cree que es un error?

Más que un error de información ellos no tienen un camino que proponer. Por eso no lo informan. Creo que es nítido que en el caso del Apruebo se está ofreciendo un texto que se ha hecho todo lo posible para que la gente lo pueda conocer. Y además los partidos del Apruebo hicieron un acuerdo y lo firmaron. De su puño y letra respecto de las reformas que se van a impulsar.

En el caso del Rechazo, es verdad que se logró bajar los quórum -a 4/7 para reformar la Constitución-, pero con los nuevos quórums igual se depende de la derecha. La derecha ni siquiera se ha definido si es partidaria de hacer las reformas en el Congreso, de hacer una Convención, o un comité de expertos. Y los compromisos que tomó son de una vaguedad absoluta. 

¿Esta propuesta de Constitución ha provocado un quiebre en la ex Concertación? 

El Socialismo Democrático y todos los partidos de la ex Concertación están todos en el Apruebo. Hay personas que están en el Rechazo, la mayoría de ellas están en un tono crítico más centrista hace mucho tiempo. Más que una división de las fuerzas políticas de la centroizquierda hay personas que cruzaron al otro lado. 

Lea más desde Chile aquí en Havana Times



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.