Danny Villalonga defiende el Flamenco en Cuba

Por Helson Hernández

Danny Villalonga en Cuba Flamenca. Foto: cortesía de D.V.

HAVANA TIMES, 1 marzo  — Entrevistamos a Danny Villalonga, una de las figuras masculinas más aplaudidas actualmente dentro del Flamenco que se hace en Cuba, Primer Bailarín y Director de la compañía Ecos.

HT: Como empezó la historia del Primer bailarín y Director de la compañía Ecos, Danny Villalonga.

Danny Villalonga: Comenzó a los 18 años de edad cuando fui invitado a la fiesta de 15 de mi prima Anisley García, quien fue una de las bailarinas principales en aquel entonces, año 1994, del Ballet Lizt Alfonso.  Su directora quien estaba presente me ofreció comenzar en su escuela dada la necesidad de presencia masculina que existía en las pocas Compañías que se dedicaban al género de las danzas españolas.

Yo no di respuesta positiva al instante pues estaba terminando mi carrera y aunque la especialidad que había estudiado durante 4 años no me motivaba mucho, sentía que era algo seguro para comenzar mi vida laboral, también el mundo de la danza no  había pasado nunca por mi cabeza, siempre estuve distante a él y menos había recibido una clase de baile en toda mi vida.  Solo llevaba conmigo dentro, la atracción por las series y películas que proyectaban sobre gitanos en la televisión.

Pasado unos días, invitado por Anisley, comencé a visitar los teatros donde se presentaba esta Compañía y otras además, me fui sintiendo motivado por esta expresión danzaría y decidí darle un vuelco total a mi vida probando suerte, arriesgándome a la vez pensando que mi decisión fuera errónea y me pudiera pesar después, ya no tenía edad para juegos.

Al año y un poco mas de haber comenzado mis estudios danzarios, abandone esta Compañía para continuar mi aprendizaje en el Ballet Español de la Habana, actual Ballet Español de Cuba, donde me pude realizar como bailarín profesional después de un año más de preparación.  Tras 4 años de haber sido integrante de la Compañía más prestigiosa del genero de las danzas españolas en el país , eche a probar suerte fundando junto a otros ex integrantes la primera agrupación de Flamenco puro en Cuba: “Ecos.”

Tengo entendido que usted y su proyecto anduvieron, para estar a tono con el tema flamenco, como los gitanos, o sea sin una sede fija para el desarrollo creativo y trabajo de la compañía.  Aun así hoy han logrado una obra muy respetada entre los artistas que cultivan el flamenco en la isla.

DV: Efectivamente, en el momento de nuestra fundación estábamos en la calle prácticamente, solo contábamos con el Centro Andaluz de la Habana donde nos presentábamos los sábados por la noche y donde fuimos acogidos y apoyados espiritual y económicamente por su presidenta María Gómez Santiesteban, esto ocurrió en el año 1999.

Danny Villalonga y Ana Rosa Meneses. Foto cortesía de D.V.

A partir de este momento comenzamos un profundo y duro trabajo para lograr superarnos, queríamos crecer en todos los sentidos, nuestras ambiciones e inquietudes artísticas aumentaban y buscábamos otro tipo de apoyo, institucional, que era el que nos iba a colocar como una Compañía profesional en nuestro país.

Logramos institucionalizarnos en poco tiempo y ganarnos además los mejores meritos, pero esto no nos ha servido para obtener mejores condiciones de trabajo, lo más importante y preciado por el momento, una sede.  Llevamos 11 años de duro trabajo, manteniendo y mejorando nuestro nivel artístico, obteniendo buenos resultados sobre nuestros espectáculos y recibiendo buenas críticas del público conocedor, todo esto a pesar de no contar aun con una sede.

Muchas personas nos preguntan cómo podemos lograrlo, una de las respuestas es el gran amor y respeto que sentimos por el Flamenco, el hecho de mostrarle al publico un trabajo digno, aunque seamos cubanos.  Por otra parte en cuanto a la ayuda que necesitamos  materialmente para mejorar nuestras condiciones, aun no tengo respuesta y esta es la parte más triste de nuestra historia.

Sinceramente, que movió sus inquietudes de abandonar una compañía de carácter nacional ya establecida como el hoy Ballet Español de Cuba, para aventurarse a crear algo nuevo como Ecos.

DV: Sinceramente hubo varios motivos, uno es que este colectivo seguía una línea artística y danzaría que a nosotros ya no nos despertaba interés, queríamos superarnos y dedicarnos más fuerte y profundamente al Flamenco, que era realmente lo que nos apasionaba.  Necesitábamos también otro sistema de trabajo que nos permitiera aprovechar mas el tiempo en sentido general, y otro motivo fue la seria necesidad económica que nos afectaba.

Usted se mueve en dos direcciones dentro de su proyección en el flamenco: Los espectáculos concebidos para Teatros y los llamados tablaos.  Coméntenos al respecto.

DV: Las dos formas o concepciones de trabajo son muy importantes para nosotros.  En los espectáculos para teatros podemos trabajar inquietudes o llevar nuestras ideas sobre diseños coreográficos, trabajo escenográfico, trabajo sobre luces y efectos, además de crecernos en cuanto a espacio y proyección corporal, en general mostramos una visión diferente y espectacular sobre el Flamenco.

Danny Villalonga. Foto cortesía de D.V.

La otra forma de trabajo, los tablaos, nos permite recrearnos más sobre las improvisaciones, esto lo ganamos gracias a que son más frecuentes este tipo de presentaciones.  También nos sirve como entrenamiento y esta es nuestra verdad sobre la escuela del Flamenco, quien nos hace bailaores con más experiencia en sentido general y conocimiento sobre el lenguaje de este género son los tablaos.

Particularmente en los tablaos, que no es una propuesta accesible para todo el público cubano por los precios de esos lugares y demás características, han conseguido un espacio muy especial en el Centro Histórico de la Habana Vieja donde se les puede encontrar con cierta frecuencia.

DV: Tenemos la oportunidad de presentarnos en el Mesón de la Flota, sitio que nos ha servido como vitrina y termómetro para nuestro trabajo.  Lo hacemos los viernes, domingos y lunes, siempre en la noche a partir de las 8pm, hasta las 11.  También sentimos mucho que por los precios y tipo de moneda que se cobran los servicios en este lugar, la mayor parte de nuestro público seguidor no pueda asistir a nuestras presentaciones.  Fuera de esta situación, hemos logrado conquistar la presencia del cliente extranjero o con más posibilidades económicas.

Considera que le falta espacio al flamenco en cuanto al interés que muestran los medios en Cuba por difundir más el género y sus cultores?

DV: Si, y de hecho pienso que los medios manifiestan más interés por lo que mueven las masas antes que por propuestas que puedan elevar mas nuestro nivel cultural, o por brindar apoyo a los artistas que defienden las tradiciones, nuestras raíces.

Danny Villalonga. Foto cortesía de D.V.

Ya no se piensa en hacer un trabajo educativo de este tipo, aunque lleve tiempo, y siendo yo un fiel defensor del Flamenco y no me considero una persona culta, afirmo que necesitamos urgentemente elevar nuestro nivel cultural, así elevaremos nuestro nivel de vida, haciendo crecer nuestro trabajo y tomando el nivel que realmente merece.  También por este triste motivo las personas han tendido y tienden aun a confundir el Flamenco con cualquier degeneración vista o escuchada en televisión o radio.

En el Gran Teatro de La Habana ha estrenado sus más importantes espectáculos.  El último de ellos resultó una interesante combinación entre lo cubano y lo ibérico, uniendo raíces de ambas culturas.

DV: Fue resultado de nuevas inquietudes, un experimento que nos salió bien gracias al esfuerzo y espíritu innovador de los artistas de la Compañía.  Ana Rosa Meneses, Primera Bailarina y Directora Artística de este espectáculo, Cuba Flamenca, se gano las felicitaciones de los fieles seguidores nuestros.

Por qué su compañía, teniendo un trabajo de tanto nivel en sus puestas en escenas, ha explorado tan poco la  proyección internacional?

DV: Exploramos constantemente esta proyección y han existido personas interesadas en nuestro trabajo, pero al final no se qué ocurre que no se ha concretado nada aun.  Pienso que necesitamos encontrar un buen manager, o representante, o patrocinador internacional que se interese por nuestra propuesta artística, alguien sensible y sincero.

Y ya se trabaja en el próximo estreno?

DV: Ganas no nos faltan, pero sí condiciones para entrenar y crear, aunque podremos sorprender una vez más con un nuevo golpe directo a los corazones de los seguidores de Ecos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *