AMA no respaldará a un candidato que “promulgue la impunidad”

Francys Valdivia, hermana del joven asesinado, Franco Valdivia y miembro de AMA, se refiere al escenario electoral de este año. Carlos Herrera | Confidencial

Por Confidencial

HAVANA TIMES – A tres años de los más de 300 asesinatos cometidos —según organismos nacionales e internacionales— por el Estado de Nicaragua, la Asociación Madres de Abril (AMA), integrada por madres y familiares de las víctimas, mantiene intacta su demanda de justicia y se prepara para cualquier resultado en las elecciones presidenciales del próximo 7 de noviembre.

“Nosotros como asociación tenemos una propuesta en el escenario de un Gobierno de transición, y tenemos una propuesta también si seguimos en la dictadura con el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Francys Valdivia, presidenta de AMA, habló en una entrevista con el programa Esta Semana, que se trasmitió el domingo 11 de abril por el canal de Confidencial en YouTube.

Desde AMA, enfatiza, se ha trabajado en una propuesta de cambio, que van más allá de los eslogan y las consignas. Esta es “una propuesta con contenido que, hasta el momento, nadie ha presentado”, reitera Valdivia, quien destaca que los familiares de las víctimas no van a negociar ni respaldar a ningún candidato que promulgue la impunidad.

“No hemos tenido acercamiento con los precandidatos”

Aunque ya hay ocho precandidatos para se han presentado para las próximas elecciones presidenciales, las Madres de Abril no han tenido ningún acercamiento con estos. Sin embargo, en el pronunciamiento que compartirán este lunes incluirán este tema.

“Las Madres De Abril nos hemos mantenido en nuestras demandas de verdad, justicia y memoria, pero hasta el momento como Asociación y como colectivo nos hemos dado ningún respaldo hacia uno o hacia otro (precandidato)”, explica Valdivia, hermana del joven asesinado en Estelí, Franco Valdivia.

Asimismo, valora como positivo el papel de la Iglesia católica a través de la Conferencia Episcopal, pues fueron los primeros en remarcar la urgencia de democracia y de justicia para las víctimas.

“A través de la Comisión de Justicia de la Conferencia Episcopal han sido muy contundentes en cuanto al tema de justicia, no puede haber un proceso de democratización sin que exista justicia. En ese sentido lo valoramos como bueno porque han sido contundentes en mencionarlo claramente y colocarlo sobre la opinión pública”, reitera.

Actualizan documentos para demandas

Tras la confiscación ilegal que impuso en el 2018, el régimen de Ortega a más de ocho organizaciones y medios de comunicación, incluido el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) que había documentado las denuncias de la víctimas asesinadas ese año, las Madres de Abril han trabajado en un proceso de actualización de documentos de los casos, para estar listas en caso de acceder a la justicia, en el ámbito nacional o internacional.

“Estamos en comunicación con las organizaciones tanto nacionales como el Cenidh y las organizaciones a nivel internacional (como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes) ha existido un avance y un trabajo en conjunto con la Asociación Madres de Abril”, dice.

Valdivia destaca que durante los últimos tres años, en Nicaragua ha habido una imposición de paz superficial, pero que dolor y las heridas causadas en la represión, que han continuado de distintas formas en estos años, mantienen el clamor de justicia a nivel nacional.

“El pueblo respalda nuestras demandas de justicia, y el pueblo va actuar cuando sea el momento de actuar. Pero esa demanda y esa herida de dolor permanecen en el pueblo que ha sufrido los asesinatos y las torturas y eso se mantiene. La memoria está viva en cada una de esas personas que luchan y que resisten”, opina.

Familiares de las víctimas no han podido procesar su duelo

En tres años, las familias de las víctimas no han podido acceder a la justicia. Pues fue un derecho que se les negó desde la primera instancia que fue el Ministerio Público. Desde entonces han sufrido diferentes escalas de represión que van desde la persecución, los encarcelamientos, los asedios, las profanaciones de tumbas y la obstaculización para realizar actividades conmemorativas. “Hay una disputa por la memoria y por tratar de borrar lo que ocurrió en abril”, dice.

Sin embargo, desde AMA se ha podido cumplir con el propósito de construir memoria y de no olvidar, un proceso que normalmente se construye post conflictos, pero que los familiares de las víctimas decidieron iniciar aún en dictadura.

“El museo ‘AMA y no olvida’ es uno de los logros nuestros en estos tres años porque normalmente la memoria se construye tras estos conflictos y nosotros decidimos construirlo aún en tiempos de dictadura, eso determina nuestras convicciones y nuestras acciones de que no vamos a permitir el silencio y el olvido”, enfatiza.

Sin embargo, llevar este proceso, en medio del asedio y las violencias que continúan en Nicaragua, ha impedido que muchos de los familiares de los asesinados puedan seguir su proceso de duelo.

“El proceso de las familias ha sido difícil. (En nuestro caso) tuvimos el exilio. Mi papá está en el exilio, yo estuve en el exilio, ha sido una separación familiar en muchos sentidos, pero poco a poco hemos tratado de encontrar un punto medio para seguir resistiendo porque hay que hacerlo. Porque hay que seguir”, dice Francys Valdivia.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *