Cuba, entre Náufragos y Milagros

Caridad

Foto: Sonia Kovacic

HAVANA TIMES — Hay un chiste que, lamentablemente, me hace pensar en Cuba. Es viejo y no causa mucha risa.

Es un señor en medio del mar, perdió su barca y apenas logra sostenerse de una tablita que, sabe, no flotará demasiado tiempo. Por supuesto ruega a Dios y enseguida aparece alguien en un bote, brindándole ayuda.

El náufrago se niega a montarse en ese bote porque está seguro de que “su dios lo ayudará a salvarse”.

Todo el que ha escuchado este “chiste” sabe que el tipo continuó rezando, que continuaron llegando botes y nunca aceptó la ayuda de ninguno, seguro de la ayuda divina, ansiando el milagro.

No sé cuál es el Milagro que están esperando los que gobiernan en mi país.

Por estos días se hacen públicas sus nuevas prohibiciones, esta vez a través de la Aduana General de la República.

Ahora la ayuda desde el extranjero costará cara a los que viven en la isla. ¿No es una contradicción? ¿Ayuda por la que hay que pagar?

No sé qué pueda suceder en las próximas semanas en mi país. ¿Será que alguien protestará en voz alta? ¿Será que “guardarán” a los que protesten?

Al menos en la página de Cubadebate, donde publicaron las amables aclaraciones de la Aduana, mucha gente ya protestó, otros se quedaron atónitos y haciendo preguntas que, hasta ahora, nadie les ha contestado ni creo que lo hagan.

No habrá reuniones en los centros de trabajos ni en los sindicatos de cuentapropistas para que el gobierno escuche lo que piensa la gente.

Muchas personas ni siquiera se enterarán de la noticia, pues para “enterarse” de algo hay que comprenderlo primero y las “Regulaciones” están escritas precisamente para no ser comprendidas, para continuar dando espacio a la corrupción habitual dentro de la Aduana.

La comida – esa que tan poco se produce en Cuba – también está expuesta a los nuevos y abusivos impuestos.

Si enviara 5 kilos de leche a mi familia, ellos tendrían que pagar 3 ó 4 meses de salario para poder recibirla. Algo así es lo que anunciaron.

¿Que tiempo demorarán en cobrar también las medicinas? ¿Qué extraños parámetros tendrán para decidir qué es Medicina y qué no?

Más allá de cercenar los incipientes negocios privados – y reducir así cualquier esperanza de alivio, desde el punto de vista económico, de muchísimas familias – más allá de negar otro derecho, de mostrarse prepotente e hipócrita, el gobierno de mi país se muestra poco inteligente.

O quizá sea todo lo contrario y, como el náufrago del cuento, esté dejando pasar los botes para convertirse en mártir, o más bien convertir en mártires a mi familia, mis amigos, los que conozco y desconozco en Cuba.

Por mi parte, escribo este diario y lo envío en un bote para que se una a la flotilla que da vueltas alrededor de la isla.

Caridad

Caridad: Si tuviera la oportunidad de escoger cómo sería mi próxima vida, me gustaría ser agua. Si tuviera la oportunidad de eliminar algo de lo peor del mundo borraría el miedo y de todos los sentimientos humanos prefiero la amistad. Nací en el año del primer Congreso del PCC en Cuba, el día en que se celebra el orgullo gay en todo el mundo. Ya no vivo al este de la habana, intento hacerlo en Caracas y continúo defendido mi derecho a hacer lo que quiero y no lo que espera de mí la sociedad.


10 thoughts on “Cuba, entre Náufragos y Milagros

  • el 8 septiembre, 2012 a las 11:33 pm
    Permalink

    Gracias Raquel por este comentario. Me da mucha esperanza porque en Cuba solo nos ponen al mundo apoyando al gobierno en especial los paises de Latinoamerica. Claro que todo cambio tiene que venir de dentro y lucharemos porque asi sea pero unas palabras de solidaridad con nuestra pena siempre son bien acogidas. Gracias!!!

  • el 8 septiembre, 2012 a las 2:42 pm
    Permalink

    Buen post y magníficos comentarios. Totalmente de acuerdo con Raquel, y la comparación con Hitler es más que acertada. Ahora que desde dentro, donde no pueden leer nada de esto y no duermen pensando que van a desayunar al día siguiente, la gente solo piensa en huir y no en enfrentarse. Asi ha sido y así será, lamentablemente.

  • el 8 septiembre, 2012 a las 4:19 am
    Permalink

    No soy cubana pero siento una gran empatia por este pueblo del que me he enamorado, con sus cualidades y sus defectos, por lo que lo que escribo solo tiene el valor de opinion de una extranjera que ha intentado meterse en las entranas de ese pais unos meses… Este post a mi me hace pensar en lo que en frances llamamos una “fuite en avant”, que se traduce por lo visto (gracias internet) por huida hacia adelante del gobierno cubano. Espero no chocarles con mi comparacion pero es la que me viene a la mente, me recuerda cuando Hitler sabia que tenia la guerra perdida y sin embargo no solamente siguio con el genocidio que tenia en marcha, sino que ordeno que fuera todo mas rapido y eficaz y se puso a bombardear las cuidades que resistian con mas intensidad…hasta la derrota…entonces se suicido! Fidel no tendra k suididarse, ya le queda poco. Dios sabe que no hay que desear la muerte de nadie pero parece que este hombre este tan ligado al destino de Cuba que fuera como si, el vivo, nada pudiera cambiar. Yo no pienso asi, pienso que siempre se puede hacer algo pero despues de los meses que he pasado con cubanos, me he resignado a pensar que en Cuba, parece que no…Como dice Pedro Suarez en su comentario, los cubanos permanecen en un estado de espera permanente, y desde su enfermedad todavia mas pienso, es como si esperaran que el abuelo insoportable que esta en la UCI, dejara de ser en cualquier momento…pero hierba mala nunca muere…al contrario, siguen jodiendo a la pobre gente que intenta salir adelante de una forma u otra ya que sus salarios estatales no les permiten ni comer. Que para eso es un salario : un salario digno debe permitir al hombre (en el sentido general) vivir de su trabajo, en Cuba apenas permite sobrevivir…Lo salarios cubanos son indignos, Fidel consiguio oficilizar la esclavitud en el siglo XX, con esos salarios de miseria, yo les llamo limosna…con el trabajo de los jovenes en el campo, etc. Fidel sabe muy bien que el pueblo no puede sobrevivir con eso y le quita el poco oxigeno que les dan las ayudas de fuera, ya sea para las familias directamente o para resolver el dia a dia con eso…La argumentacion es de lo mas cinica: para mantener la igualdad en el pueblo cubano…evidentemente, la gente de las altas esferas ligadas al gobierno, esos no forma parte del pueblo…Me es insoportable esa situacion pero creo que me es todavia mas dificil de aceptar la poca oposicion que he visto yo alli. La gente se queja pero no actua, segun lo que yo he visto. La gente esta muy ocupada ya resolviendo el dia a dia. Me consuela ver la oposicion aqui, en internet, es importante que la gente de fuera sepa para que, como paso con Hitler, no pueda decir “no sabiamos”…pero creo que la Revolucion solo se puede hacer desde adentro…

  • el 7 septiembre, 2012 a las 4:38 am
    Permalink

    Excelente… y muy lamentable el panorama. Al final van a tener razón los extranjeros que sostienen que nosotros mismo tenemos la culpa de todo lo que nos pasa. Tanta sangre caliente que decimos tener para el baile y el sexo y resulta que para defender los derechos mínimos pareciera que nos correo nitrógeno líquido por las venas. Está claro que la gente “sub-infra-quasi-entera” de estas cosas por el bloqueo mediático interno y lo restringido de internet. Esta claro también que hay censura y temores no infundados sobre lo que le pasa a quien se rebela…¿Pero qué tal si la rebelión es general?. Pero claro ¿Por qué se va a “marcar” el vecino cuentapropista (que no tiene familia en el extranjero, ni resuelve con que se cambie esto) si a él ni le va ni le viene y encima se puede buscar el problemón del siglo!!? ¿pero y que tal si el vecino con FE (Familiares en el exterior) mañana decide defender la posición del cuentapropista cuando la alta autoridad del país decida que hay que re-re-recentralizarlo y que se acabaron de nuevo los “negocitos”? ¿Que tal si el cuentapropista piensa con luz larga y se da cuenta que en un país con las importaciones deprimidas, y cero insumos para que apenas con magia llevan un negocito tercermundista, un bajón de impuestos aduanales puede reducir la escasez de materiales que necesita el que se “reinventa un negocio con latas y palos” como él? Los cubanos, tan agobiados por lo que no tienen, y por lo que podría pasar si me quedan aun mas (material-, logística- o moral-mente hemos pasado al modo “Stand by” de la espera y del “ya se verá”, al de “esto no me concierne directamente y no me quiero buscar problemas”. Así, poco a poco, hemos llegado a esta absurdidad imperante. Cada vez más ese paromara de carencias materiales ha ido ganando espacio en el plano de los valores, de lo que es “verdaderamente correcto”. Hoy “somos” solidarios pq hay médicos en Haití y otros confines del mundo (porque el gobierno cubano lo ha querido y además lucra con eso), pero dentro de nuestra propia tierra, con nuestros propios conciudadanos somos incapaces de empatizar lo suficiente porque es más lo que “creemos” que nos diferencia que los que supuestamente nos une. La absurdidad hace mucho tiempo empezó a generarse desde cada uno de nosotros. Ya no somos capaces de empatizar ni con nosotros mismos!! Pongámosle freno!

  • el 7 septiembre, 2012 a las 3:24 am
    Permalink

    Buen post, gracias!!!

  • el 5 septiembre, 2012 a las 8:15 am
    Permalink

    jajajaj Cuando estemos en el cielo nos preguntaran..San Pedro: “y que paso ? porque no aprovecharon la oportunidad”, y nosotros le contestaremos:,” estabamos esperando a que hicieran las cosas bien.”, San Pedro : “Bueno, dios les hizo hacer todo mal para que ustedes eligieran como hacerlo bien y lo hicieran”…

  • el 4 septiembre, 2012 a las 10:27 am
    Permalink

    Excelente escrito! Lo que es gracioso en el chiste pero no en la realidad es que los sucesivos botes eran la ayuda que Dios enviaba al hombre desesperado, los que nos gobiernan estan perdiendo todas las oportunidades de hacer lo que se necesita.

  • el 4 septiembre, 2012 a las 10:00 am
    Permalink

    Nada, no pasara nada, lamentablemente los cubanos de fuera seguiran financiando la ayuda a los suyos de la manera que puedan y dentro de unos meses, tal vez semanas, ya nadie hablara de las ‘regulaciones’ de la aduana, siempre ha sido asi y los mandamases cuentan con eso. Como tu dices, dentro de no mucho las ‘regulaciones’ se ampliaran mediante algun otro pretexto banal que nadie creera y empezaran a cobrar las medicinas, mas adelante aparecera otro impuesto por el numero de piezas de equipaje que se aplicara segun las dimensiones primero para olvidarlas luego y fijar el impuesto mas alto para todas, independientemente de las dimensiones, luego el impuesto de aeropuerto se doblara, no mucho despues cobraran por algo mas…y los cubanos se adaptaran como siempre lo han hecho mientras los dueños de la nacion medran sin fin, que tal es la historia de Cuba.

  • el 4 septiembre, 2012 a las 9:05 am
    Permalink

    Coño, excelente post. Me encantó

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *