¿Qué es el Grupo Empresarial de Apoyo a la Salud Pública?

Yenisel Rodríguez Pérez

Una oficina del Grupo Empresarial de Apoyo a la Salud Pública.

HAVANA TIMES, 18 abr — Caminando hace unos días atras por las siempre sorprendentes calles del Vedado, cada cuadra un micro mundo de ambientes con arboles y sombras, buscando la casa de un amigo, vine a dar con una de esas casas confiscadas por el Estado revolucionario en los años 60 a la burguesía y convertidas en sede de instituciones y oficinas de organismos gubernamentales.

Detras de una cuidada cerca me asaltó a la vista un cartel lumínico: GEASP (Grupo Empresarial de Apoyo a la Salud Pública) ¿qué coño es esto? Me pregunté sorprendido.

Como los arboles del Vedado, la frondosa imaginación burocratica local no ha dejado de producir ni un momento sus condiciones de auto perpetuación, su reproducción ampliada del capital administrativo, hasta el punto de haber anulado nuestra capacidad de comprender lo que ellos hacen con nuestras vidas y sus implicaciones.

¿Qué es el Grupo Empresarial de Apoyo a la Salud Pública?

Mientras llegaba a la calle 26 ya me iba dando cuenta que esa pregunta no iba a poder tenerla respondida para escribir este texto. No iba a poder tener ni el tiempo, ni la autorización para entrevistar a los empleados de ese lugar.

No iba a poder hacer eso que llaman “periodismo investigativo,” que los propios periodistas, aquí y en todos lados, saben cuan difícil es.

Es porque después de la investigación viene la normalización ideológica, parte fundamental de la producción estandarizada y reproducción masiva de la (des) información, de esos monstruos empresariales de la noticia, comprometidos con el status quo global, donde el de nuestro país es uno entre tantos.

No obstante, cuando llegué a casa de mI’migo le pedí el Directorio Telefónico de Cuba, sección Ciudad de la Habana 2009-2010, era el mas actualizado que tenía. Busqué por la G “mi” Grupo Empresarial de Apoyo a la Salud Pública y no lo encontré, pero para mi sorpresa contabilicé 76 Grupos Empresariales registrados en la capital cubana.

Dentro de esos conjuntos corporativos encontré cosas como “Grupo Empresarial del Ministerio de Educación Superior,” “Grupo de Bienes de Capital BK-CETI,” “Grupo de Atención a Actividades Estatales del Ministerio de Agricultura,” “Grupo Empresarial Agricultura de Montaña,” “Grupo Empresarial de la Ciencia, la Tecnología y el Medio Ambiente,” “Grupo Empresarial de Industrias Locales de Ciudad de La Habana,” “Grupo Empresarial Frutícola,” “Grupo Empresarial de Marinas y Nauticas Marlin S;A., “Grupo de la Industria Electrónica, la Informatica, la Automatización y las Comunicaciones” y así sucesivamente.

Después de hojear la guía y tomar anotaciones comencé a sentirme estrecho con la idea inicial que tenía para este artículo, pero a la vez me sentí mas seguro de la utilidad de hacerlo, para contribuir a hacer comprensible un extravío inmenso y expansivo como una mancha de petróleo…

Es comprensible que “mi” Grupo Empresarial de Apoyo a la Salud Pública no estuviera en la Guía Telefónica, pues la gran reorganización institucional que los dueños de la revolución estan llevando a cabo, desde sus oficinas climatizadas, sin contar con nadie, no facilita informarse de mucho.

Mas alla de la existencia concreta de ese Grupo Empresarial, lo que me mostró la Guía Telefónica fue algo que ya venía intuyendo desde que vi el solitario cartel lumínico de GEASP: estas son las instituciones, en vivo y en directo, que conforman eso que hoy pocos entienden como el capitalismo estatal cubano.

Un conglomerado de empresas que no tienen vínculo organico con ninguna instancia social, con ningún municipio, ningún Consejo Popular, ningún Comité de Zona, ningún proyecto comunitario.

El Estado socialista a cambio les succiona a estos últimos toda posibilidad de gestión propiamente empresarial, para acrecentar sus arcas y aparecer bajo la aureola de un dios mana, que milagrosamente provee una ínfima parte a la sociedad de lo cual debemos estar agradecidos, como eternos hijos invalidos.

Eso es el “orden socialista” para los dueños de la revolución cubana, una gran obra de filantropía que les permite cómodamente vivir como millonarios excéntricos y agotar intelectualmente a cuatro generaciones en el pantano moral de las “gratuidades de la revolución.”

Tal vez otros puedan investigar con mas detenimiento y profundidad, pero a grandes rasgos ¿qué otra cosa puede ser el Grupo Empresarial de Apoyo a la Salud Pública?

Yenisel Rodriguez

Yenisel Rodriguez Perez: He vivido siempre en Cuba, con la excepción de varios meses del 2013 cuando estuve con mi padre en Miami. A pesar de las noventa millas que separan a una ciudad de otra, en ambos sitios encuentro motivos profundos para asumir una militancia política y popular. Mi encuentro con la Antropología Sociocultural hace 8 años atrás, me ha alistado en el compromiso de amor a la diversidad cultural.

Yenisel Rodriguez has 167 posts and counting. See all posts by Yenisel Rodriguez

8 thoughts on “¿Qué es el Grupo Empresarial de Apoyo a la Salud Pública?

  • Hola, RRC:
    Te felicito por tu actitud. No todos están dipuestos a asumir sus yerros con tan buen talante. De eso necesitamos mucho en HT y a escala nacional, en todo el país.
    No tengo idea de quién eres, qué haces o qué te vincula a la mencionada entidad. Pero sí quisiera que tomes en cuenta que lo sucedido a Yenisel, -al margen de que él haya cometido algún desliz- nos ha pasado a muchos cubanos alguna vez. Sería muy aconsejable que personas como tú, que están en el “inside”, de vez en cuando, o mejor aun, regularmente, arrojen alguna luz sobre lo que está ocurriendo en estos sitios.
    Gracias

  • Hola a todos:
    Perdón por la polémica que causo mi comentario….ya que por motivos de trabajo andaba fuera de la Haban y entiéndase sin posibilidad de conexión, pues como les debe pasar a tantos en este país el tiempo de conexión que tengo es mínimo (casi ínfimo). De hecho me estoy dando un “lujo” en participar de este comentario.
    Por cierto, me disculpo al catalogar de “periodismo informativo” el artículo publicado, cuando leyéndolo más detenidamente el autor aclaraba que no era eso lo que intentaba hacer por diferentes motivos, premura sobre todo. De nuevo me disculpo!
    No sé por qué me acusan de “mala leche”.????
    Tan solo leí un artículo y lo comente. Que me pareció y me continúa pareciendo poco profundo.
    Pues realiza aseveraciones anunciando de antemano que no tiene ni el tiempo ni lo medios para profundizar. Publica una foto de un lugar que no es la Oficina del Grupo en cuestión. Y por cierto bastante deteriorada ¿Casualidad?
    Concluir con tan pocos argumentos que es una nueva forma del “Capitalismo de estado cubano”, también me parece excesivo.
    Y créanme que no soy de los DEFENSORES a ultranza de todo lo que se realice en este país.
    Tan poco soy letrado en el tema como para teorizar.
    Así que simplemente, doy mi criterio. No publico nada. Y lo hago con la mejor de las intenciones.
    Tal vez este tema lleve un artículo investigativo con más tiempo dedicado.
    Estoy dispuesto a colaborar pero partiendo de cero. Sin valoraciones adelantadas. Sin acusaciones ni groserías…..
    Parto por ejemplo de una.
    Convertir en empresas autofinanciadas las instituciones presupuestadas ineficientes, no creo que sea mala idea. Siempre y cuando se realice correctamente, donde los trabajadores reciban por lo que producen y colaboren en la autogestión.

  • Felicidades Yenisel. Basta con una anécdota y una reflexión para poner a temblar el endeble entramado del sistema cubano. Muy bueno. Sigue adelante.

  • Ayer pensé responder a rcc lo mismo que Isbel e Isidro, pero al final parece ser de esos comentaristas, que solo entran a tirar su mala leche y para colmo, tiene problema de comprensión de lectura.

  • Lo que apunta Isbel es cierto: en ningún momento Yenisel ha dicho que se haya adentrado en lo que se denomina periodismo investigativo. Es un parecer suyo, muy personal, pero que, de hecho, en algún momento muchos cubanos hemos compartido, preguntándonos a qué vienen tantas siglas, acrónimos, nombres ampulosos y con frecuencia indescifrables que pululan en nuestro entorno. Y con demasiada frecuencia, nadie se toma el trabajo de explicar a la población de qué va todo eso. Si preguntas en tu asamblea de rendición de cuentas, el delegado de base de seguro no sabrá responder, pues a él lo mantienen tan en la sombra como al promedio de la población. Los periodistas, a menos que la tarea les baje “de arriba”, lo más probable es que no se molestarán en averiguar. Y si algún ciudadano atrevido intenta descifrar el misterio por su cuenta, interesándose en la sede de una de estas entidades, tendrá un buen por ciento de posibilidades de encontrar el silencio por respuesta, o de ser mirado con sospecha (como posible periodista independiente, disidente o agente enemigo). Si las explicaciones que ahora ofrece RRC en este ámbito estuvieran disponibles a la ciudadanía de manera regular, esta reflexión en HT sería innecesaria. Eso sí, y aquí también concuerdo con Isbel, para la próxima, Yenisel, pon la cara y pregunta, aunque te cierren las puertas en las narices. Ese es uno de los riesgos que entraña, pero a la larga, también una de las grandes satisfacciones que depara escribir sobre cuanto nos rodea, llegando siempre más allá de la superficie.

  • Yenisel, muy buen artículo, felicitaciones. Debiste haber llamado por teléfono y preguntado ¿ustedes quiénes son? ¿qué producen?
    rrc: algunas notas. Si lees con detenimiento, lo que Yenisel dice justamente es que no se trata de periodismo investigativo lo que él hace. De modo que tu crítica, por ese lado, no tiene sentido. Además, esto que leiste no es una noticia, no necesita investigación, ni fuentes, ni datos. Se trata solo de una anécdota, acompañada por una reflexión. ¿Es tan difícil entender eso? ¿Es difícil comprender que la mayoría de las personas no saben y mucho menos deciden sobre las instituciones que se crean o se suprimen en nuestra sociedad? Alguien lo hace por nosotros, y ese es uno de los puntos de Yenisel.

  • Noto poca profundidad en su análisis. Y se da el lujo de llamar a esto periodismo investigativo?
    En primer lugar el Grupo empresarial del MINSAP agrupa a todas las “empresas” que estaban dentro de este organismo e integra bajo una misma dirección (eliminando Viceministerios innecesarios) aquellas entidades que funcionan o funcionaran bajo el esquema de empresa autofinanciada y no unidades presupuestadas como hasta hace poco funcionaba.
    Me parece poco profunda esta noticia y menos que se publique sin hacer un investigación seria.
    Ni siquiera la Foto que muestra es el de la sede de dicha organización. La cual es mucho más moderna y de reciente formación.

  • Traduccion de google.translate:

    Lo que confunde a todo el mundo en relación con el “capitalismo de Estado” de la Cuba actual, de la persona promedio en la calle al intelectual socialista, es una falta fundamental de comprensión de lo “real” socialismo realmente es.

    El socialismo es “post-capitalismo”. Es decir, se trata de una sociedad en la que ha estado capitalista que existía anteriormente ha sustituido por un “post-capitalista” el poder del Estado, que se llama un “socialista” del Estado. Este estado está dirigido normalmente por un partido político de vanguardia que tiene como objetivo la construcción de un “puente” la sociedad sobre la cual las personas, en su conjunto, son capaces de cruzar, las generaciones a través varios, a un sin clases, la sociedad sin estado, ideal llama comunismo.

    El problema es que el post-capitalismo, que debe tener un poder del Estado socialista, puede tener uno de dos posibles “modos de producción” para la construcción y de cruzar el puente socialista a una sociedad sin clases.

    Un modo de ejemplo es la propiedad estatal plena (monopolio) de todos los medios de producción, incluyendo la tierra, un modo que automáticamente elimina los derechos de propiedad privados productivos y el mercado de negociación de precios fluctuantes.

    Este es el modo marxista, y se necesita un ejército burocrático enorme, tanto en el gobierno y la economía, de administrar. Este es el modo que ha prevalecido en Cuba, hasta el presente. Se trata de este modo que convierte a todos en empleados del Estado, y parece funcionar como una gran corporación empresarial, con toda la alienación y la creciente corrupción que se esperaba.

    El otro modo, lo que es todavía una construcción teórica, es una cooperativa moderna, el estado de copropiedad forma de socialismo, en la que el Estado sigue siendo post-capitalista y dirigido por un partido de vanguardia sincero, pero en el que los derechos de propiedad privada productiva y el mercado de precios fluctuantes son retenidos y utilizados hábilmente por el partido que dirige la socialista, la construcción de puentes del proyecto.

    En este modo el Estado es dueño de algunas de las cosas al 100%, pero co-propietario de la industria más importante y el comercio parcialmente y en silencio, dejando que los asociados de trabajo ser los dueños de la primaria, el modelo cooperativa de Mondragón, España.

    En este modo el trabajo asalariado y el salario de sistema de servidumbre, que prevalece en ambos modos capitalistas y el estado de monopolio de producción socialistas, se suprime

    La ilusión óptica que puede desconcertar Yenisel, y los revolucionarios sinceros, como Pedro Campos, es que no se puede entender que es el Estado socialista que es la esencia del socialismo, y no el modo de producción imperante. Para ellos, el monstruo de la burocracia estatal significa que el capitalismo de Estado. Su marxista inducida por errores de concepto de socialismo no les permite ver el camino teórico de la niebla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *