Afectos digitales para la pareja cubana

Yenisel Rodriguez

Foto: Caridad

El que llama paga o lo mucho que te quiero. 

Asumir el costo total de una llamada telefónica [normalmente en Cuba hay que pagar para llamar y recibir] es también una buena forma de ofrecer afecto a la pareja.

Cuando el novio o la novia solicitada reconoce en la pantalla de su celular los códigos del “que llama paga.” o sea el  “00.” entonces se acoplan la cibernética y los lenguajes del corazón.  En dicha pantalla también se leerá: “Tú eres importante para mí, fíjate que invierto 0.60 dólares el minuto para conversar contigo mi amor.”

Y surgen los nuevos conflictos del amor.  Las pesquisas de los créditos con motivo de verificar fidelidades.  Serán sospechosas, ante la mirada del novio o la novia celosa, aquellas llamadas “el que llama paga” realizadas por su otra mitad a una tal Yolanda o a un tal Alfredito, esos que no pertenecen al grupo de amigos cercanos a la pareja.

Imagínese si  las llamadas realizadas con el bienaventurado código de los dos ceros a esos desconocidos sobrepasan las que uno ha recibido de su media naranja.  ¡Cosa fea!

También se transforma la identidad de los jardineros amadores de princesas.  Sus harapos y miradas lambisconas serán sustituidas por llamadas perdidas o por intentos infructuosos de contesta ante un código “*99” o “el que recibe paga.” Las miradas desdeñosas que las bellas princesas de antaño lanzaban a los mendigos se sustituyen por prohibiciones de acceso telefónico.

Nostradamus desde lo alto de la torre divisa como otro sapos del barrio se transforman en bellos príncipes ante las bellezas aristocráticas del barrio, todo por el poder mágico de los dos ceros.

Y las cosas van cambiando, más de forma que de contenido.  Ahora también se le hará difícil a los excluidos del bienestar acceder a los rituales de conquista y amorosidades digitales.  Aspirar a ser un cero a la izquierda también será un privilegio, más aún lograr el estatus de los dos ceros occidentales.

Foto: Caridad

ETECSA, la empresa de telecomunicaciones que gestiona la telefonía digital en Cuba se identifica con este eslogan: ETECSA en línea con el mundo.  ¡Y vaya que tiene razón! Hoy la tecnología de primer mundo trasciende la utilidad inicial que nos promete, permitiendo a nuestros sentimientos la sintonía con el bienestar y el desarrollo del primer mundo.

Cuba incorporada a las tradiciones del “Don dinero lo mide todo” nuevos ropajes de desigualdades y diferencias, de superficialidades y egocentrismos.

Ahorita, como dicen los mejicanos, veremos signos de resta artesanales que busquen a toda costa reducir a cero los valores personales.  De 99 a cero nos vemos obligados a reducir nuestras identidades para poder manifestar sentimientos de aprecio y de pasión.  Y así las cosas, se estrechan las ranuras por dónde escapar de las nuevas dominaciones.

Pero siempre a última hora resurgirán los aullidos de esos inconformes de los códigos y los accesos restringidos.  Descenderán nuevamente de las apartadas colinas para ofrecer alternativas y resistencia.  Novios y novias que pondrán la confianza y la seguridad en códigos cualitativos y no cuantitativos.

Iremos a festejar al pantano de Shrek con nuestros celulares sin crédito, pero con princesas y príncipes, con jardineros y jardineras que pondrán el amor más allá del los ceros y los 99.

¡Quiera Dios!

 

 

Yenisel Rodriguez

Yenisel Rodriguez Perez: He vivido siempre en Cuba, con la excepción de varios meses del 2013 cuando estuve con mi padre en Miami. A pesar de las noventa millas que separan a una ciudad de otra, en ambos sitios encuentro motivos profundos para asumir una militancia política y popular. Mi encuentro con la Antropología Sociocultural hace 8 años atrás, me ha alistado en el compromiso de amor a la diversidad cultural.

Yenisel Rodriguez has 167 posts and counting. See all posts by Yenisel Rodriguez

2 thoughts on “Afectos digitales para la pareja cubana

  • Muy buen artículo… como buena fé y su historia del amante en moneda nacional… Un tema muy interesante y un artículo muy bonito… Trata de las desigualdades, cada vez más evidentes e imparables de la sociedad cubana de hoy, y trata también, como buen cubano, del romanticismo, ( no son dos temas separados, desgraciadamente una cosa afecta a la otra, como bien cuenta el autor en este artículo)… Hay gente pa todo… Pero ten fé, siempre habrá personas dispuestas a la entrega limpia y sincera, con saldo o sin saldo, da igual.

  • Buen artículo socio!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *