Vista oral para el Museo de la Disidencia en Cuba

Yanelys Núñez Leyva

HAVANA TIMES — Antes de asistir a la vista oral, también llamada vista pública, pensaba que allí se dialogaría sobre la sanción impuesta por mi centro laboral hace poco más de un mes, creía que lograría entender los argumentos legales, institucionales que dieron pie a todo este enredo. Pero no ocurrió así, más bien todo se ha oscurecido en mayor medida dentro de mi cabeza.

El día en cuestión, jueves 28 de julio, me encontraba un tanto nerviosa, pues nunca había estado en un proceso como ese, no sabía si tenía que defenderme desde la razón judicial, dominando de memoria leyes específicas pertinentes para el caso.

Además, estaba el tema de la incomodidad, estaría rodeada por la mayoría de mis colegas de trabajo enfrentándome directamente a mis jefes, provocando una inevitable tensión entre todas las partes.

Como apoyo moral había invitado a pocas personas, mi familia más cercana no asistiría, pues al estar muy afectadas y confundidas con todo esto, preferí no pedírselo. Así que solo nos encontrábamos, una buena amiga, Irina Echarry y Luis Manuel Otero, co- autor del proyecto del Museo de la Disidencia en Cuba, y por demás, mi pareja.

Pero desde el inicio, la presidenta del Órgano de Justicia Laboral (OJL), me informó que ellos no podían entrar, y asumí que era en cumplimiento de la ley. Tampoco se podía filmar ni grabar la reunión.

Lo primero que el OJL advirtió fue sobre los “cacareos”. Todas las personas tenían el derecho de opinar libremente, pero sin momentos de réplicas tempestuosas que según ellos no conducían a ningún sitio.

Durante la sesión, los integrantes del OJL, funcionarios todos del Ministerio de Cultura, me interrogaron sobre distintos asuntos, entre ellos ¿por qué en la revista desconocían de este proyecto mío? También, si creía que podría desarrollar el Museo de la Disidencia… vinculada a la institución? Además de las razones por las que le había dado promoción al museo y a todo el problema de la sanción disciplinaria en medios no oficiales, como Cubanet, Havana Times y Diario de Cuba.

Narrar las respuestas que di o valorar los comentarios realizados por los directivos de la revista y las personas del OJL no me parece productivo para este diario, pues muchos elementos planteados se quedaron en el plano de la ambigüedad, la parcialidad, la subjetividad, la ignorancia y la suposición, algo que me molestó escuchar y que ahora me sería más oneroso transcribir.

Lo que sí me gustaría llamar la atención -y que quiero constituya un mensaje directo para las buenas personas del OJL que deben decidir si mi reclamación tiene lugar o no -, es sobre algo vinculado a la naturaleza del arte y que Luri M. Lotman desarrolló por allá por la década del 90.

Según su parecer, el arte da el recorrido de caminos no recorridos, o sea, de lo que no ocurrió… Y la historia de lo no ocurrido es una historia grande y muy importante. Y el arte es siempre una posibilidad de vivir lo no vivido, de volver atrás, de volver a resolver y a hacer de una nueva manera. Es la experiencia de lo que no ocurrió o  de lo que puede ocurrir.[1]

Con este pasaje de Lotman, y tratando de zanjar cualquier tipo de cuestionamiento sobre si el Museo de la Disidencia en Cuba es una obra de arte o no, algo que se llegó a manifestar en la vista pública por parte del OJL, incentivo a los decisores y censores a repensar la posibilidades y potencialidades reales de este proyecto para una sociedad donde ellos solo son una parte.

vista-laboral
Ilustración por Carlos

Yanelys Nuñez

Yanelys Nuñez Leyva: Escribir es exponerse, desnudarse ante la mirada inquisitiva de todos. A mí me gusta escribir, no porque haya desarrollado una verdadera afición por el nudismo, sino porque me fascina componer palabras, pensarme historias, frases que conmuevan, imágenes que provoquen disímiles sensaciones. Aquí tengo un espacio donde hablar de arte, de la vida, de mí. Al final, sentirse bien con lo que uno hace es lo que importa; ya sea con ropa o sin ella.

Yanelys Nuñez has 158 posts and counting. See all posts by Yanelys Nuñez

5 thoughts on “Vista oral para el Museo de la Disidencia en Cuba

  • NI Cuba no existe poder judicial, sino injusticia sistematica en todos los aspectos de la dictadura. En el mundo “normal” los ministerios de cultura existen para garantizar el desarrollo cultural, y la palabra desarrollo no es compatible con la dictadura. Si ella quiere ser “artista” bajo la legalidad del monopolio dictatorial tiene que ser una hipocrita, sin talentos y antipatriota como El obeso de Kcho.

  • Efectivamente los órganos de justicia laboral son tan arbitrarios como los demás tribunales del país.
    No creo que ganes la apelación, así que toma mucha fuerza y sigue haciendo el museo. No te dejarán hacerlo dentro de ninguna institución estatal. Eso es la dictadura cubana.Violan tus derechos laborales, culturales, cívicos y políticos.Te arrinconan para que te vayas del país. No quieren que tu labor se publique en los medios independientes y te castigan de manera arbitraria.
    Sigue haciendo el museo al margen de la institución estatal carcelera.

  • Luis Manuel es mi hermano, y desde aquella escultura en madera del grito que vi por primera vez y la ceiba con la virgen ya ahí existía libertad, recuerdo aquel elefante de trapo y madera contrarrestando a todos aquellos que veían que solo con dinero se podía hacer buen arte o simplemente arte, elefante que se arrastró desde el Cerro hasta el Capitolio.La expo personal de los héroes no pesan donde literalmente palos quemados con figuraciones se transformaron en arte y mostraban la realidad de las mutilaciones físicas y sicológicas de muchos héroes anónimos que recorren nuestras calles, mutilados de cuantas guerras existieron en nuestra llamada revolución, la evolución de su arte muestra los deseos de cambio, el arte que no denuncia, decora, pero viendo el panorama solo nos queda denunciar, disculpen mis faltas, no soy escritor, También Hermano HAS ARTE
    Armando un HERMANO de Luis Manuel

  • Has tu arte, y no te preocupes el OJL deberia de llamarse OIL de injusticia, triste mente no pueden con nuestra juventud ni con nuestra falta de miedo,ahora es nuestro momento,ellos no entienden que la creación quita el hambre, HAS TU ARTE.

  • Yanelys, no se si eres en extremo ingenua o solo te haces… todos los que estaba allí en aquel aquelarre al que fuiste “invitada” saben perfectamente que solo están haciendo lo que el gobierno espera que hagan para no verse en el banquillo de los acusados tal y como estabas tu, lo cual los lleva a ser extremistas en grado superlativo pues de eso depende que no les partan las patas a ellos. Todos esos “compañeros confiables” saben perfectamente que los que están por encima de ellos no confían en ellos y los ellos de aquellos por encima de aquellos otros que vigilan e informan sobre aquellos otros fulanos y menganos. Tu simplemente eres una oveja descarriada que representa lo que ellos quisieran tener valor de hacer pero que en la practica no se atreven.

    Con el tiempo te enteraras que uno de los allí presentes fue sancionado por X o Y motivo o sin ningún motivo, simplemente lo tronaron pero unos días ante era un compañero ejemplar con la potestad y autoridad de hacerte la vida un yogurt. Luego te enteraras que otro de los allí presentes se fue del país, otro pidió la baja y ahora vende cositas en la feria de malecón, otro que estaba allí pero ni pintaba ni daba color ahora es el jefe de tal o mas cual cosa y otro de ellos ahora es bloguero disidente pues le pisaron el callo…

    No se por que te atormentas tanto con la supuesta “sanción”, mas bien te han hecho un favor, acaba de irte de ese “centro de trabajo” y libérate del yugo laboral estatal, ponte a vender maní o limpiar piso en una paladar que vas a ganar mas dinero y vas a tener mas tiempo para hacer tu arte por tu cuenta…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *