Argos Teatro: El Tío Vania

Yanelys Nuñez Leyva

vania-marquesinaHAVANA TIMES — Desde hace ya algún tiempo solo persigo las obras de teatro de las que tenga algún tipo de referencia. He tenido malas experiencias y por eso trato de no dejar mi elección al azar.

Sin embargo, cuando un grupo de cierto prestigio dentro de la escena teatral, presenta una nueva obra, trato de no perdérmela. Uno siempre tiene la certeza que encontrará en sus funciones propuestas atractivas, polémicas, sugerentes.

Y hace pocos días tuve una de esas certezas.

Argos Teatro ponía a consideración del público una obra escrita por Antón Chéjov en el siglo XIX, titulada El Tío Vania, y no dudé en verla.

La versión y dirección estuvo a cargo de Carlos Celdrán, y contó con un buen elenco actoral. Destacando la participación de Héctor Noas (como el médico Mijail) y de José Luis Hidalgo, quien encarnaba el rol del protagonista.

La historia nos coloca en el seno de una familia donde reina la infelicidad, la frustración y la desesperanza.

La ineluctable sensación de pérdida de toda utopía, sueño o anhelo, hacen del tío Vania y de otros personajes, seres desdichados.

El Tio Vanía.
El Tio Vanía.

Y es que, ni tan siquiera el amor puede darles el valor para recomenzar.

Aunque la narración se halla bien actualizada en la mayoría de sus aspectos, incurre en un cliché que a mí entender, empaña la factura final. Y es el hecho de reproducir cánones de belleza y sustentar en ello, un conflicto amoroso.

La contraposición gordo/delgado es una noción fuertemente conocida dentro de la sociedad actual, pero no creo que constituya un argumento de peso dentro de las especificidades de esta historia.

Sin embargo, El tío Vania no deja de ser una obra singular. El tema del sacrificio de unas personas por otras, en pro de que estas alcancen el tan ansiado éxito social y/o intelectual, y que por ello dejan a un lado inquietudes personales, es un tema sumamente antiguo pero de un alcance contemporáneo.



Yanelys Nuñez

Yanelys Nuñez Leyva: Escribir es exponerse, desnudarse ante la mirada inquisitiva de todos. A mí me gusta escribir, no porque haya desarrollado una verdadera afición por el nudismo, sino porque me fascina componer palabras, pensarme historias, frases que conmuevan, imágenes que provoquen disímiles sensaciones. Aquí tengo un espacio donde hablar de arte, de la vida, de mí. Al final, sentirse bien con lo que uno hace es lo que importa; ya sea con ropa o sin ella.

Yanelys Nuñez has 158 posts and counting. See all posts by Yanelys Nuñez

4 thoughts on “Argos Teatro: El Tío Vania

  • excelente critica!

  • Entonces cambiaron la obra, porque, que yo sepa, Chejov no dice nada de la gordura

  • Yanelys, me alegro mucho que te haya gustado Chejov, y lo mas importante , que hayas descubierto su universalidad, suerte.

  • Yaneliz, muy hermosa tu crítica, aunque pudo -quizás- ser un poco más profunda (te lo dice un especialista). Por demás, permíteme una broma, cuando dices:”La historia nos coloca en el seno de una familia donde reina la infelicidad, la frustración y la desesperanza…” ?Fuiste a ver “El tío Vania” o un segmento de “Detrás de la Fachada”? porque cualquier coincidencia con la realidad cubana, no es pura casualidad. !Perdón! si; por tu juventud, no conoces a que antiguo programa de la televisión cubana hago referencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.