Mi Amigo Harry y el Internet en Cuba

Veronica Fernandez

Nos conocimos siendo estudiantes en la Universidad de la Habana. En aquella etapa la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) realizaba actividades todas las noches y era obligatoria la participación en las mismas; siempre había una persona encargada de tomar la asistencia y este listado se llevaba conjuntamente con la calificación de las asignaturas para dar al finalizar el curso, la evaluación integral del alumno.

Así eran las cosas cuando mi amigo Harry y yo, hacíamos todo el esfuerzo para terminar nuestras carreras y a pesar de que el estudiaba en otra facultad, la de Lenguas Extranjeras, nos hicimos muy buenos amigos, amistad que ha permanecido hasta la fecha.

A los dos años de finalizar su carrera, Harry quiso estudiar Informática y por supuesto, lo logró también. Esta perseverancia de Harry en su afán de superación, lo ha hecho hoy día, sentirse realizado en su vida profesional. Me consta el amplio caudal de conocimientos adquiridos en esta especialidad, la que ha tenido tanto auge en los últimos tiempos.

Harry me llamo por teléfono hace unos dos meses para decirme que había leído la noticia en la prensa de la llegada a Cuba del cable coaxial y esto lo entusiasmo tanto que inmediatamente pensó -como todos- que estaba definitivamente resuelta la pésima situación del Internet en Cuba.

De hecho, no solo los informáticos, el pueblo en general, tuvo la esperanza de darle solución a esta grave problemática que no nos permite tan siquiera trabajar, dada las lentísimas conexiones con las que tropezamos día a día, el limitado acceso a paginas importantes para nuestro desarrollo profesional y en ocasiones ni tan siquiera se logra la conexión.

Hace días, Harry me volvió a llamar muy afligido porque durante una reunión que tuvo en su ministerio, cuyo tema central eran las preocupaciones planteadas en el área de informática, el pensó que allí se iba a tratar de las nuevas posibilidades a partir de la tirada de ese famoso cable desde Venezuela a Cuba que se había venido informando por los medios de prensa desde hace más de un año.

Las expectativas quedaron destruidas para Harry, para mí y para la gente que como nosotros necesita ese servicio no como un lujo, sino, como una imperiosa necesidad.

Harry, como tantos otros de su profesión que estaban allí, salieron con el corazón hecho pedazos, pues la esperanza se les hizo trizas, quedaron derrumbados después de escuchar las palabras de aquel dirigente, manifestando que en efecto, el cable había llegado a la isla, pero que no se hicieran ilusiones de que el servicio de Internet iba a dar un vuelco y que la gente no pensara que le iban a poner correo en las casas.

Este funcionario que dejó caer esta bomba de desilusiones, les comento también que primero se haría un estudio de la situación en cada organismo del estado y después se vería- según se entendieran- las prioridades para mejorar solo un poco la conexión a Internet y que ello no implicaba que iba a ser de inmediato ni para todas las personas que solicitaran el servicio e incluso ni en todos los centros de trabajo la mejoría iba a ser sensible.

Después de escuchar estas motivadoras palabras, nos tenemos que preguntar el por que ilusionar con falsas expectativas a la gente. Con el ser humano no se juega, al ser humano no se le destruye.

Veronica Fernadez

Veronica Fernandez: Naci en el pueblo de Regla, al otro lado de la bahia de la Habana. Muchos reglanos, huyendo de la contaminación de la refinería de petróleo, tradicionalmente han ido a vivir en Cojimar. Asi hizo mi familia cuando apenas cumplí cuatro años. Desde niña he sentido atracción por las artes y las letras. La poesía y el ensayo son mis predilectos. Tuve la dicha de estudiar Filología en la Universidad de la Habana con profesores de tallo mayor. Como Capricornio, me encanta la organización, la madurez de las personas, lo romántico de la vida y el desinterés, medula espinal de estos tiempos. Disfruto la comida criollo (arroz blanco, frijoles negros, pork y yuca con mojo) y la italiana, el chocolate y tomar un mojito en el casco histórico de mi ciudad.

Veronica Fernadez has 44 posts and counting. See all posts by Veronica Fernadez

6 thoughts on “Mi Amigo Harry y el Internet en Cuba

  • jajajaja.. tema ampliamente debatido y criticado … pero parece que no podemos o no queremos hacer nada… Todas las noticias de Cuba para el mundo era “El pueblo de Cuba nadara con el internet “..jajaja.. para el pueblo es “El pueblo de Cuba nada hara con el internet”… debemos reir para no llorar, debemos reir para no ponernos serios, debemos reir porque si algunos lloran y otros se ponen serios algunos van a tomar chocolate y a pagar lo que deben… José de la Luz y Caballero , Arango y Parreño no fueron reformistas porque le cayeran mal los españoles ni porque les gustara jugar a la guerra… ya independencia tenemos…
    hay que vivir en cuba para sentir.. y reir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *