Cajitas descodificadoras, ¿las adecuadas?

Por Safie M. González

HAVANA TIMES – Hace apenas unos días, una amiga me comentó que estaba vendiendo su “cajita descodificadora” a un precio asequible, así que, decidí comprarla, teniendo en cuenta que ya no las venden en ninguna tienda.

El apagón analógico en el país es algo que sucederá, ya que se viene anunciando desde hace algunos años. Recuerdo la furia con las famosas “cajitas”.

Las personas, (las que podían) la rastreaban por toda La Habana y, de ser necesario, por todo el país, con el temor de que el dichoso apagón analógico llegara y no pudieran ver la televisión, una de las principales fuentes de información y entretenimiento.

El cambio de la televisión analógica a la digital terrestre comenzó en el mundo en el año 1998 y se estima que para este 2020 el 90% de los televisores del planeta estarán preparados para captar esa señal digital. Eso provocará, a su vez, una escasez muy grande de piezas de repuesto para los televisores analógicos.

Cuba, lógicamente no podía quedarse atrás, y fue entonces cuando el Gobierno creó una Comisión Técnica compuesta por especialistas de los organismos implicados. Y así nació la famosa “cajita”.

Con este nuevo aparato las ventajas son evidentes. Comenzando por la mejora en la calidad de la imagen, hasta el gran ahorro en equipamiento tecnológico.

Inicialmente, como prueba, se vendieron algunas a determinadas familias en, aproximadamente 7 CUP, las cuales no transmitían en HD, solo convertían la imagen analógica en digital. Poco tiempo después se comenzaron a ofertar en las tiendas de todo el país a diferentes precios (en CUC), aunque las únicas capaces de transmitir en HD costaban 49.95 CUC (1248 CUP aproximadamente)

Como era de esperar, un gran porciento de la población cubana se quedó sin dicho dispositivo. Otros, incluso, llegaron a pensar que al tener un televisor HD, comprado en plaza o traído del extranjero ya no era necesaria la “cajita descodificadora”, pero nada más lejos de la verdad.

Existen más de 130 normas relacionadas con la TV digital en Cuba. Y, para determinar la más conveniente para nuestro país, se tomaron en cuenta numerosos elementos de índole político, económico y tecnológico, optando por la norma china DTMB.

Citando estas palabras, que podemos encontrar en el Ecured, se expone que, una vez más, priman los intereses del Gobierno, pero no precisamente pensando en el pueblo.

Ya que esta norma no es la que prima en la televisión de las Américas, de donde viene la mayor cantidad de televisores, obligando a la población que tiene un bajo poder adquisitivo a comprar estas “cajitas” para hacerle cambio de norma a estos equipos.

Hoy en día ya se venden televisores que vienen con la norma DTMB incluida, con la imposibilidadde recibir señales transmitidas por la mayoría de los países de las Américas. ¿El motivo? muy simple, que veamos solo lo que se quiere y conviene.

Safie M. Gonzalez

Nací en la década del 80. Amo la naturaleza y a los animales, así como a mi país. Admiro el sacrificio de un pueblo. Me considero una persona sencilla y honesta, por lo mismo detesto las injusticias. Gusto de las artes en general, pero en especial de la literatura, la fotografía y el cine. Creo en el poder de la palabra y en la capacidad del ser humano para cambiar el mundo.

Safie M. Gonzalez has 15 posts and counting. See all posts by Safie M. Gonzalez

One thought on “Cajitas descodificadoras, ¿las adecuadas?

  • La cajita descodificadora, es un gran aguzo a la población que vive de un salario digamos una familia trabajadora y que no viva del negocio, en este grupo incluimos los ancianos, estos parece que son tan analógicos como los televisores que tienen en sus casa y los cuales no podrán cambiar pues su retiro es de risa, con la cajita pasa igual que con los teléfonos, la pregunta porque nadar contra la corriente, porque no ser practico y objetivo, al final todo lo que hacen es en contra de las personas que trabajan y estudian para vivir honrada mente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *