Una novia para David

Rosa Martinez

Ámame como soy, tómame sin temor
Tócame con amor, que voy a perder la calma.
Bésame sin rencor, trátame con dulzor
Mírame por favor que quiero llegar a tu alma.

HAVANA TIMES, 15 feb – Con la voz magistral de la gran Elena Burke interpretando el tema de Pablo, Ámame como soy, y una atmósfera de contraluces, finaliza Una novia para David, uno de los más populares filmes del cine cubano y también uno de mis favoritos, que por enésima vez vi hace unas semanas en el programa juvenil de la televisión cubana Somos Multitud.

Una Novia para David no es solo una historia de amor rodeada de prejuicios e incomprensiones, es también una representación de la vida estudiantil de esa época, de la Cuba después del triunfo revolucionario y de la actual; porque aunque han pasado 27 años desde que se estrenara en los cines del país, los cubanos de hoy no somos muy diferentes a los de entonces.

Para cuando fue filmada la película existía en la Isla una discriminación racial que se percibe claramente en los pocos personajes negros que aparecen, y que hasta hoy continúan alejados de los mejores empleos y de la alta esfera de la sociedad cubana.

En la película se refleja excelentemente el machismo latino que heredamos de nuestros ancestros y que actualmente se manifiesta en el maltrato que sufren muchas cubanas y en el creciente número que son asesinadas por sus parejas.

No se queda atrás en la historia el masivo apoyo a la Revolución y sus líderes, que ha provocado siempre la incomprensión hacia los que van en contra o piensen diferente.

“Dentro de la Revolución todo, fuera de la Revolución nada,” este principio fidelista conllevó a que muchos intelectuales cubanos fueran criticados duramente por sus ideas liberales, otros fueron obligados a vivir en el ostracismo.

Y por último, lo más importante del filme, el amor entre Ofelia y David que lucha contra las manipulaciones del colectivo estudiantil. Un amor que triunfa contra la intolerancia hacia lo diferente.

Pues ya ven, en Una novia para David se estrenó en Cuba en 1985, y nuestra sociedad tiene los mismos problemas, especialmente el miedo a la diversidad de todo tipo, ya sea un homosexual o un disidente.

Cuándo aprenderemos que son esas diferencias las que nos hacen crecer como seres humanos y como sociedad, que es aceptándolas como demostraremos que nuestro proyecto social es mejor que el que quieren imponernos fuerzas externas.


3 thoughts on “Una novia para David

  • el 18 abril, 2016 a las 10:44 pm
    Permalink

    Estoy de acuerdo con Rosa. Muy buena reseña.

  • el 23 agosto, 2013 a las 2:35 pm
    Permalink

    Tengo 16 años y soy Cubana pero vivo en los Estados Unidos, y esta pelicula es mi favorita pelicula Cubana! Es bella!

  • el 16 febrero, 2012 a las 9:37 pm
    Permalink

    eso mismo estaba pensando cuando la vi, esa semana, después de tantos años, jeje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *