Una boda y damas de blanco

Rosa Martinez

Boda en Cuba. Foto: Caridad

HAVANA TIMES, 20 mar — Todo el mundo sabe que en una boda el vestido más reluciente es el de la novia. Es por esto que, según la tradición de muchos países, las invitadas no deben usar nunca vestidos blancos o de tonos claros, para no opacar a la que contraerá matrimonio.

En Guantánamo, por el contrario, es tradición llevar el mismo color del traje de la novia; quizás sea porque de todas formas nadie lucirá más bella que esta.

Siguiendo la usanza guantanamera, una amiga y yo, decidimos usar vestidos blancos y cortos,  dirigirnos hacia la catedral guantanamera, ubicada, como todas las del país, en el centro de la ciudad, para participar en la ceremonia nupcial de una prima.

El día anterior habíamos acordamos vernos en su casa, y desde allí dirigirnos hacia la iglesia.

Las dos íbamos completamente de blanco, desde los zapatos hasta los adornos de cabeza, por lo que no me sorprendió que más de uno nos preguntara si íbamos a casarnos. Lo que si no me esperaba es que un vecino me dijera: “Ten cuidado, puedes tener problemas”.

No entendí sus palabras, pero estaba tan feliz por el acontecimiento que no intenté averiguar qué quiso decir.

Esperaba que alguna que otra persona se fijara en nosotros, pero no que nos miraran como si fuéramos extraterrestres o lleváramos alguna marca diabólica en nuestras caras.

¿Por qué nos miran tanto?, preguntó intrigada mi compañera.

-No cojas lucha, son unos incultos que no están acostumbrados a ver la gente vestida elegantemente, le dije. No obstante, observé bien su cara por si tenía algo extraño, también miré detalladamente su espalda por si le colgaba una etiqueta o alguna otra cosa rara; le pedí que hiciera lo mismo conmigo y ninguna de las dos encontró nada que pareciera cómico o fuera de lugar.

Entramos a la iglesia intrigadas, pero allí nos olvidamos  de las miraditas suspicaces.

No fue sino hasta cuando regresamos a nuestras casas que comprendimos lo que sucedía. Detuve un taxi particular para que nos llevara de regreso a nuestro barrio, cuando nos llevamos nuestra última sorpresa.

No puedo llevarlas, disculpen- dijo el taxista.

Pero, ¿por qué?, le inquirí. ¿Está alquilado?

No, no estoy alquilado, pero no monto Damas de Blanco en ni carro, no quiero problemas, contestó.


14 thoughts on “Una boda y damas de blanco

  • el 15 junio, 2013 a las 5:34 pm
    Permalink

    que significa ” ex tortilleras” jjjjjjiiijojojojoj¡¡

  • el 26 marzo, 2012 a las 11:16 am
    Permalink

    Que horror Caridad!. Así van las cosas, dentro de poco tendremos que investigar primero qué significan los colores en las diferentes tendencias políticas para poder escoger después.

  • el 21 marzo, 2012 a las 11:38 am
    Permalink

    Rosa, a Irina le pasó algo peor hace unos años con ese asunto, creo q escribió al respecto. En medio de la calle 23, Festival del Cine, estabamos paradas en una esquina esperando la luz verde del semáforo y vino un policía a pedirle el carné de identidad y hasta teléfono. Solo a ella. No quiso decir por qué ni para qué. A mí ni me miró…luego nos percatamos: Ella llevaba una blusa blanca.

  • el 21 marzo, 2012 a las 5:37 am
    Permalink

    Hola, Kurt:
    Permíteme que me asombre, primero ante tu exabrupto, y en segundo lugar, ante tu decisión de “tirar la toalla” y marcharte. Y lo segundo por el simple hecho de entrar en profundo desacuerdo con La Giraldilla y considerar inapropiada la moderación. Quiero darle, una vez más, la razón a Circles. Porque estimo que en toda discusión es bueno contar siempre con una parte que actúe como árbitro, y que nos llame la atención si se nos va la mano. Lejos de molestarte, deberías asimilar el señalamiento. HT nos está ofreciendo una oportunidad única. Pocos sitios, quizás ningún otro, permita una tan amplia gama de posturas, y todo sobre la base de un mínimo de respeto. No echemos por la borda esta posibilidad. En muchas ocasiones, he coincidido contigo en tus apreciaciones. Pero esta vez me veo en la necesidad de decirte: ¡recapacita, te necesitamos!

  • el 20 marzo, 2012 a las 8:07 pm
    Permalink

    oye kurt compadre no te vayas. a mi tampoco me gusta la moderación pero es lo que hay, espero que tarde o temprano Circles se canse jeje. aunque la verdad que tu estas pa censura porque mira que hablas boberia jajaj

  • el 20 marzo, 2012 a las 6:10 pm
    Permalink

    Kurt, como te explique por correo, estamos tratando de eliminar el uso de insultos y términos ofensivos y denigrantes para otros. Es algo que mucha de la gente que participa en el sitio me han pedido. Y no creo que es necesario insultar ni ofender para argumentar algo. Hay gente sensible e insensible y creo que como moderador de HT me toca tratar de velar por las sensibilidades. También estoy al tanto de que hay muchos sitios que permiten todo tipo de insulto y términos denigrantes pero no queremos ser uno de ellos. Es un consenso del colectivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *