No quiero nada más

Rosa Martínez

El Río Miel de Guantánamo.  Foto: Onel
El Río Miel de Guantánamo. Foto: Onel

HAVANA TIMES — “Cuba es un eterno verano”, esa es una frase que no por manida deja de ser cierta, especialmente para el oriente del país, donde cada vez son más raras las bajas temperaturas.

Pero el verano de verdad, el de la etapa vacacional, es inaugurado cada año durante el último fin de semana de junio o el primero de julio.

Para eso, los organismos de cada provincia preparan ofertas gastronómicas y recreativas especiales, principalmente para los más jóvenes y pequeños de los hogares cubanos.

Aunque no las únicas, las más interesantes opciones se encuentran en los ríos y playas, debido, precisamente, a las elevadas temperaturas que obligan a grandes y chicos a ir a lugares donde puedan refrescar.

Pero como no siempre la familia tiene el tiempo o la posibilidad económica de acudir a la playa o a algún riachuelo, en esta ocasión, para escapar del aburrimiento, salí con mis dos pequeñas a dar una vuelta por el parque 24 de Febrero o lo que queda de este.

Antes de salir de casa les expliqué que sería una vueltecita ecológica, para gastar energía (cansarlas), caminar por la ciudad, conocer algún amigo nuevo… estaba prácticamente sin dinero, así que tendríamos poquísimos gastos.

Mis dos mulatas bellas asintieron con la cabeza y alegres partimos rumbo al mencionado lugar, emblemático sitio, pues ahí se encuentra la génesis de la ciudad del Guantánamo.

En la instalación infantil Giselle y Tania corretearon, saltaron, resbalaron y además montaron caballitos, moto, hasta un tren.

El dinero era poco, pero alcanzó para un helado de bajo costo, de los que venden los particulares.

Cuando decidimos regresar les dije que me quedaban 20 pesos, que podían comprar algo más y dejar para la guagua.

-Qué bueno, dijeron al unísono.

-Yo compraré una paletica de chocolate, dijo una.

-Pues yo quiero un chicle, dijo la otra.

Compramos las golosinas y esperaba el vuelto, cuando el cuentapropista tomó mi mano con gentileza y me preguntó: “¿Nada más señora?”

-No, no queremos nada más, le dije sonriente.

-¿Ni un menta plus?

Lo miré y le dije “no, gracias, no queremos nada más”.

-Las galleticas son de fresa, de chocolate y de vainilla, continuó insistiendo el comerciante.

-Compañero, deme mi vuelto, no compraré nada más, le dije ya molesta.

-También hay chupa chupas…

C… no entiende qué significa nada más…

Rosa Martínez

Rosa Martínez: Soy una colaboradora más de Havana Times, profesora universitaria y madre de dos niñas bellas y malcriadas que son mi mayor felicidad. Mis grandes pasiones son leer y escribir y gracias a HT puedo cumplir con la segunda. Espero que mis escritos contribuyan a tener una Cuba más inclusiva más justa. Espero que algún día pueda mostrar mi rostro junto a cada uno de mis posts, sin temor a que me llamen traidora, porque no lo soy.



16 comentarios sobre “No quiero nada más

  • Amiga, desarrolla la empatía para que no te alteres con el vendedor cuya función es vender lo más posible.
    Tu enojo no era realmente con él sino con tu situación personal de no poder comprarle más chucherías a tus hijas. Al contrario de lo que sentiste, debiste entender que él estaba haciendo lo mejor que podía y debía: venderte más, y creo, según cuentas, que no fue grosero y se comportó con amabilidad, ¿o me perdí algo del cuento?

    Respuesta
    • Cuentan que en un pueblo de Cuba en la década de los 60 un individuo al despedir un duelo culpó al imperialismo yanqui de la muerte del que se iba a enterrar y que en medio de su discurso fue interrumpido por un participante para aclarar que la causa de la muerte había sido el atropello por un carro, la respuesta del orador fue inmediata.¡ Fue atropellado por un Chevrolet, que es un producto del imperio!. Ahora a Rosa la van a convencer de que lo que ella narra es cupla del castrocomunismo. Tal parece que en el mundo todo el mundo tiene todo el dinero del mundo para complacer a todo el mundo (la redundancia es intencional). Nada que acabo de aprender una nueva version del cuento.

      Respuesta
      • Atila ya sé que a tí te han mutilado el entendimiento, por eso eres incapaz de colocar en contexto un testimonio de una anécdota. Esa mutilación totalitaria es la que te hace hacer comentarios superficiales y tontos como el que acabas de hacer. Nada que ustedes los segurosos, incluso los que se consideran de alto vuelo no saben levantar la nariz del piso. No son más que el reflejo del gobierno en el poder.

        Respuesta
        • Aquí la única mutilada mental eres tu que no es capaz de entender ni a Rosa ni lo que escribe Rosa, todo al final lo llevas al contexto político con esa petulancia seudosociológica que tienes y ese rencor que te corroe

          Respuesta
          • Hola Atila y esto va para Marelene igual. Favor bajar el tono de los ataques personales y comentar el texto. Si desean escribir en privado entre si y así decir todo que quieran, avisanme y con su permiso puedo enviarles el correo del otro.

          • Oportuno el llamado, estimado editor…señores si en un foro tan abierto como éste somos incapaces de “compartir” civilizadamente, ¿qué seguirá quedando para Cubita la Bella, ésa que todos queremos cambiar, de un modo u otro? Al menos aquí démos el ejemplo de que un “debate mejor es posible”…

          • Gracias Circles, lo tendré en cuenta.
            En cuanto a ATILA, mantengo que hace una inferencia totalmente superficial con su cuento del imperialismo yanqui, y que la hace a mi comentario que responde con esa tontería. No es un comentario aparte es una respuesta al mío.
            Quizás los defectos que veo en sus análisis, francamente todos, tengan que ver con que es un señor que no ha vivido en Cuba, y no comprende la pesadilla de la vida cotidiana en Cuba de manera tal que no puede interpretar la lectura de los testimonios de jóvenes cubanos más que en su sentido más superficial. Quizás es eso. Pero todos sus comentarios tienen el enfoque del discurso oficial, igualmente al margen y de espaldas a la realidad y una ignorancia de lo que pasa en el país desde su historia reciente hasta su actualidad, siempre circusncrito al discurso oficial del gobierno cubano.Por eso se me confunde con un “seguroso cubano” o puede ser, -por algunos otros comentarios sobre Atila-, sea sólo eso, un señor que no es cubano y no ha vivido en Cuba y sólo tiene muy en claro las posturas gubernamentales cubanas.
            No entender la situación de Rosa que no es nada superficial, es ignorancia del contexto cotidiano cubano, y no un simple malestar de un día. Pero efectivamente para un extranjero que no ha vivido en Cuba aunque la haya visitado como turista, peca de superficialidad en sus análisis.

  • Si este fuera un trabajador estatal no te hubiera tratado así :-)
    Lo hubieras tenido que despegar de un teléfono por donde hablaba con un amigo o cualquier otra cosa menos su trabajo. Como Marlene te digo ponte en su lugar. El esta buscándose su vida y si no vende no come así de sensillo.

    Respuesta
  • Se ve que están muy bien educadas tus niñas Rosa, te felicito. En cuanto a lo otro, qué puedo decirte: demasiado insistente para mi gusto, porque de haber tenido un mínimo de tacto con tu primer No hubiese sido más que suficiente, Al menos acá en Argentina mi primer No se respeta…pero bueno, algunos pueden no estar de acuerdo conmigo…son enfoques.

    Respuesta
  • Es muy desagradable que te caigan encima con persistencia para venderte algo. Yo hice una queja a una linea de cruceros porque los camareros no paraban de ofrecerte bebidas, asi te interrumpiecen la lectura o el sueño. No siempre uno dice no por falta de dinero, es que no todo el tiempo se puede decir que si.

    Respuesta
  • Rosa:

    Entiendo que esta anécdota te debe servir de referencia (explicándosela además a tus niñas) del momento que vive el país, en una lenta y por momentos hasta dolorosa transición hacia otra mentalidad.

    Respuesta
  • Gracias Circles te pido disculpas a ti y a otros que comparten este espacio con respeto, ojalá otros te den la razón y respeten las opiniones de Eduardo, Atila, Elio y otros que solo reciben ofensas, burlas y acusaciones de todo tipo cada vez que expresan su opinión

    Respuesta
  • Que bueno Rosa, que tu poquito dinero te alcanzo para complacer y dar un lindo día de verano para tus preciosas niñas.En estos momentos yo estoy muy lejos de los dos mios, pequeños ambos, y lo que me tiene aqui detono con la siguiente anécdota, que comenzó parecida a la tuya y tiene similares protagonistas.Un día, como cada sábado y domingo,me voy con mis niños en la tarde al pequeño parquecito infantil del centro de mi ciudad, luego de corretear de lo lindo y montar en columpios y canales,el mas pequeño, se acerco al carrito del vendedor de chucherias y tomo en sus manitos un caramelito artesanal, de a penas dos pesos moneda nacional y todo embullado se quedo mirándome, cuando me acerque, para su sorpresa, en lugar de sacar las dos moneditas amarillas de mi cartera, le abrí sus deditos y devolví, no sin mucha verguenza y dolor, el caramelito a la mesa del vendedor, diciéndole, mama ahora no tiene dinero mi niño. Esa noche llegue a casa con el grito en mi garganta, y aun mas porque mi niño ni protesto a pesar de sus tres añitos. A la mañana siguiente me dije que era la gota que colmaba la secuencia de necesidades económicas que involucraba a mis dos pequeños y que tendría que abandonar mi resistencia de mas de 8 años sin querer abandonarlos para poder darles un poquito de mas confort. Como quizás adivinaron soy doctora y si estoy impedida de pasear en este verano con mis niñitos, es para no tener que sacarles de sus manitos un simple caramelito, por lo menos mientras terminan de crecer. Al menos por mi profesión se me da alguna posibilidad de redimirme de aquel dia……pero a que precio!

    Respuesta
    • Carla, muy bueno tu escrito que refleja la realidad de millones de profesionales que son mal pagados por el estado socialista. Y me pregunto. No se supone que el socialismo eliminaría la explotación? Creo que le llamaban explotación del hombre por el hombre? Lo que sucede es que estos socialistas solo cambiaron la explotación de antes por la explotación del hombre por el estado!
      Increíble que en Cuba todos los médicos son mal pagados, así es como se mantiene un sistema de salud y también arrebatándole a los médicos que salen en “misiones” gran parte del dinero obtenido por sus sacrificios.
      El socialismo en lugar de ayudar a los mas necesitados que son todos lo que ha hecho es crear necesitados y no permitir de ninguna forma que puedan salir de esa situación.
      Mientras un ciudadano normal en Cuba no puede soñar ni siquiera con comprar su casa o un carro o poder viajar por el mundo con su propio dinero obtenido de su propio trabajo y sudor. Podemos ver como los hijos de la elite se gastan el dinero de los cubanos viajando por ahí. Y tienen todo lo que quieran en Cuba.
      Ese es el modelo real de justicia social de los Castro. Lo que nos dijo en discursos fue solo palabras. Solo basta ver el ejemplo que nos da. Como tu cuantos no se verán obligados a salir en misiones? Por la situación económica creada por el mismo gobierno?

      Respuesta
  • Carla, como se sufre por los hijos. Quizás si dijera que el primero de septiembre mi hija no tenía zapatos para ir a la escuela, alguien pueda decir que exagero o que miento. En realidad sí tenía, tenía tres pares de tenis, uno me los regaló una doctora que llegó de venezuela, les quedaban grandes; otros los compré en julio pero le quedaron pequenos rápidamente, mala compra, y los terceros, pues los terceros, del curso pasado, no los quería usar porque estaban feos…
    La nina pataleba porque no quería usar aquellos zapatos gastados y la madre se desangraba por dentro de rabia, dolor, impotencia…

    Respuesta
  • Isabela, en Cuba no se respetan muchas cosas, el NO es una de ellas.
    Claro que entiendo que el cuentapropista hace gestiones de venta, ese es su negocio y lo respeto, pero acaso eso le impide respetarme a mi o a mis hijas?

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Alegres en La Habana, Cuba. Por Francisco Santiago Día (México). Cámara: Canon Eos 30D

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]