Mi vecino Paco Cañón

Rosa Martínez

HAVANA TIMES — Paco Cañón es uno de los muchos personajes pintorescos que tiene mi vecindario y quiero compartir algunos pasajes e historias con los amigos de Havana Times.

Paco es un hombre común y corriente.  Un hombre delgado, alto, y a primera vista bien parecido; en sus años mozos debe haber sido muy atractivo, porque con sus sesenta y tantos y, a pesar de la mala vida que ha llevado, todavía luce muy bien.

Según los vecinos más viejos, él era maestro primario, de ahí su buena expresión oral, así como sus largos y coherentes discursos cuando lo molestan mucho y quiere que lo dejen en paz.

Es una persona tranquila, muy servicial, que se lleva bien con todos, es una pena que solo sea cuando está sobrio, que cada vez es más raro.

Por el alcohol perdió el trabajo primero, después la mujer y los hijos, por último murieron sus padres, que eran los únicos que aguantaban sus escándalos y espectáculos cada vez que bebía.

Quedaron los vecinos que por lástima lo han ayudado como han podido y cuando él lo ha permitido, porque durante las borracheras es mejor dejarlo tranquilo. Carmen y Esther le dan comida cuando pueden; Raúl lo obliga a bañarse de vez en vez; un sobrino le busca la comida que le ofertan como caso social  y los muchachos también lo cuidan, a pesar de su terrible vicio.

Pues ahí les va una de sus anécdotas:

Era 28 de octubre. Los pioneritos de todas las escuelas del país lanzan flores al agua para, de esa manera, rendir homenaje a unos de los cubanos más grandes y queridos, Camilo Cienfuegos -como todos sabemos desaparecido en el mar en los primeros años de la Revolución mientras viajaba en una avioneta.

Mi barrio está muy cerca de uno de los ríos más emblemáticos del territorio y por cuyo nombre también se conoce la capital provincial, el Guaso. Justo en sus inmediaciones se encontraba Paco, refrescando una de sus jumas, cuando docenas, cientos de pequeños comenzaron a tirar una flor tras otra. Los estudiantes recitaban, cantaban… todo en honor a Camilo.

Cuentan que después de ver flores y más flores siendo arrastradas por la corriente, Paco se paró de súbito y lanzó un ramo de plantas silvestres al río, y dijo: “Estas son para el piloto, porque por lo que veo nadie se acuerda de él”.

Rosa Martínez

Rosa Martínez: Soy una colaboradora más de Havana Times, profesora universitaria y madre de dos niñas bellas y malcriadas que son mi mayor felicidad. Mis grandes pasiones son leer y escribir y gracias a HT puedo cumplir con la segunda. Espero que mis escritos contribuyan a tener una Cuba más inclusiva más justa. Espero que algún día pueda mostrar mi rostro junto a cada uno de mis posts, sin temor a que me llamen traidora, porque no lo soy.

Rosa Martínez has 151 posts and counting. See all posts by Rosa Martínez

3 thoughts on “Mi vecino Paco Cañón

  • hahaha Me ha hecho el dia, esta super comico hahaha

  • Merci

  • Excelente!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *