Guantanameros en espera de Matthew

Rosa Martínez

mathew_3-10-2016
El huracán Matthew el 3 de octubre de 2016.

HAVANA TIMES — Desde hace algunos días los guantanameros más precavidos comenzaron a prepararse para la llegada del monstruoso ciclón Matthew; los menos iniciaron ayer, incluso hoy, a tomar las medidas pertinentes  para asegurar sus vidas, viviendas y pertenecías.

La principal preocupación en sentido general ha sido la comida. La gente ha salido a la calle una y otra vez, y la verdad es que aquí en Guantánamo el Estado no ofertó nada especial ni barato para durante o después del paso del huracán (amistades santiagueras me dijeron  por teléfono que allá sí hubo cantidad de productos de todo tipo, y las galletas estaban a pululo, como dice Ruperto.

Aquí se vendieron los mandados de la canasta básica correspondientes al mes de octubre, con colas de nunca acabar, pero casi todo el mundo logró sacarlos, pues dijeron en las noticias que en caso de que el ciclón destruyera o afectara alguna bodega estos no se repondrían.

También con largas colas se vendió pan en las panaderías especiales, pero faltaron las demandadas galletas (escuché que la fábrica está rota, pero no estoy segura de eso), dicen que la unica vez que aparecieron hubo fajasones y hasta cristales rotos.

Igualmente faltaron los cárnicos a precios módicos y la viandas en las placitas; la población se vió obligada a tirarse contra las tiendas recaudadoras de divisas, y ya saben ustedes los precios ahí como están.

A los que tienen fogón de gas licuado y contrato para el gas, claro está, le vendieron la balita correspondiente a este mes. Los que no tenemos esa posibilidad tuvimos que apelar a los antiguos fogones de luz brillante, porque el carbón no ha aparecido por ningún lugar.

El Presidente Raúl Castro estuvo por la provincia, asegurándose de que se tomaran todas las medidas. La población agradece sinceramente su visita y preocupación, y espera que vuelva después del desastre y que se asegure de que los materiales de construcción que necesitarán los afectados no los vendan tan caros.

A las 11 de la mañana de hoy casi todas las tiendas estaban ya cerradas y aseguradas con tejas de zinc protegiendo los cristales;  no abrieron los bancos, tampoco las Cadeca (casas de cambio).  Solo unos pocos mercados continuaban trabajando al mediodía, y como es de esperar, la gente acaparando todo lo posible, o por lo menos todo lo que los bolsillos permitían, y los trabajadores de las tiendas locos por ir para sus casas a prepararar sus condiciones personales.

En la calle, la mayoría de las personas anbadan corriendo como si estuvieran en una carrera contra reloj, se notaba la desesperación en las caras. Los móviles no paraban de sonar y la gente respondía (nunca vi tantas personas juntas hablando o repondiendo al movil como si el saldo fuera en moneda nacional). Las motos (vehículos que son usados como taxis) volaban de un lugar a otro. Era un abejero sin reina para comandar.

Son casi las seis de la tarde y la llegada de Mattew sigue demorándose. La velocidad de traslación del evento meteorológico, que ha cambiado en varias ocasiones, ahora es un poco más rápida, según el Dr. Rubiera. Los guantanameros quieren que llegue el martes ya para que suceda lo que nadie ni nada ya podrá evitar. La espera es desesperante…  solo nos queda rezar.

Rosa Martínez

Rosa Martínez: Soy una colaboradora más de Havana Times, profesora universitaria y madre de dos niñas bellas y malcriadas que son mi mayor felicidad. Mis grandes pasiones son leer y escribir y gracias a HT puedo cumplir con la segunda. Espero que mis escritos contribuyan a tener una Cuba más inclusiva más justa. Espero que algún día pueda mostrar mi rostro junto a cada uno de mis posts, sin temor a que me llamen traidora, porque no lo soy.

Rosa Martínez has 151 posts and counting. See all posts by Rosa Martínez

One thought on “Guantanameros en espera de Matthew

  • Si no fuese tan tragico daria risa: la poblacion no recibe alimentos extras, no hay galletas, vidrios rotos por fajadones pero la poblacion agradece la visita y la preocupacion del Comandante Raul. Dios quiera que no necesiten ayuda del gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *