El sueño de un niño

Rosa Martinez

madre-hija
Madre e hija. Foto: Elio Delgado Valdés

HAVANA TIMES — “Vamos, todo el mundo a cepillarse y después para la cama”, digo desde la cocina mientras continúo preparando la merienda escolar para el otro día y aprovecho para tomarme una cola que me regalaron por mi cumpleaños.

“¿Por qué tenemos que dormir siempre tan temprano mami?”, rezonga una; yo ni siquiera estoy cansada, hoy no tuve Educación Física en la escuela, reprocha la otra.

Todos los días es lo mismo, cada vez que las llamo a descansar o quieren leer o ver algo en el televisor o simplemente conversar entre ellas. ¿De dónde sacan tanta energía?, me pregunto, porque a esa hora yo camino por inercia.

Dispuesta a quitarme esa cantaleta diaria decidí sentarme un rato con ellas y explicarles la importancia de que los niños duerman temprano.

Yo le decía lo mismo a mi mamá, que no quería dormir, que no estaba cansada ni nada por el estilo o que lo quería era leer un poco, entonces no había computadoras ni DVDs, comienzo a explicar animada.

“Pero ahora hay muchas cosas que hacer mejor que dormir”, interrumpe Tania.

Mi mamá me decía que los niños que duermen bien crecen rápido y que las personas que no lo hacen siempre estaban de mal humor. Yo creía que todo aquello era cuento para convencerme de acostarme temprano porque ella quería librarse de mí y poder descansar temprano, pero descubrí después que tenía mucha razón, que dormir es tan importante como llevar una dieta balanceada o realizar ejercicio físico, les dije.

Sin otras interrupciones continué.

El sueño es importante para todas las personas, especialmente para los niños. Primero, porque el cuerpo debe descansar para estar al cien por ciento para el otro día, hasta los animales lo hacen; segundo porque el cerebro lo necesita para que puedan concentrarse en la escuela, aprender música o practicar deporte; tercero para crecer bien, los niños que duermen pocas horas crecen menos y se enferman con más frecuencia.

No sé hasta qué parte de mi explicación entendieron, mucho menos hasta dónde escucharon, cuando acabé las dos ya estaban dormidas.

Rosa Martínez

Rosa Martínez: Soy una colaboradora más de Havana Times, profesora universitaria y madre de dos niñas bellas y malcriadas que son mi mayor felicidad. Mis grandes pasiones son leer y escribir y gracias a HT puedo cumplir con la segunda. Espero que mis escritos contribuyan a tener una Cuba más inclusiva más justa. Espero que algún día pueda mostrar mi rostro junto a cada uno de mis posts, sin temor a que me llamen traidora, porque no lo soy.


3 thoughts on “El sueño de un niño

  • el 25 diciembre, 2014 a las 7:52 pm
    Permalink

    Rosa, ni te preocupes que a los muchachos si se les pudiera añadir horas al reloj se les añadirían para que ellos sigan despiertos, yo a los míos les decía que tenían que dormir por lo menos diez, y a las ocho ya estaban de cabezas en la cama.

    Como dice Marlen muestras ser una madre de grandes ligas.

  • el 24 diciembre, 2014 a las 3:59 pm
    Permalink

    Ay, gracias Marlene, lo más lindo que he recibido en Ht. Quizás no sea la madre que quiero ser, pero te aseguro que me empeño y mucho y en ser lo mejor que puedo y los sacrificios que hago son muchos, pero no son mérito alguno, todas las cubanas lo hacemos para que nuestros hijos tenga sus comidas diarias, ropa adecuada para salir, uniforme limpio para ir a la escuela… la lista es muy larga, pero el resultado es lo más importante

  • el 23 diciembre, 2014 a las 6:51 pm
    Permalink

    Eres una hermosa mamá, Rosa.Te felicito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *