Taller de Spokenword en La Habana

Lauco y público

Fue realizado el Segundo Taller de Spokenword, en La Habana, por Queen Nzinga Maxwell y Lauco (Laura Contreras Combrero), ambas poetas costarricenses, representantes de esa modalidad de la poesía

Regina Cano

HAVANA TIMES – Acogido por Cuba Poesía -espacio dirigido por Karel Leyva, poeta cubano-, al Taller asistió una diversidad de poetas, quienes el día de la clausura dieron muestra de lo provechoso que les ha sido, por el despliegue en expresión corporal, la improvisación, acompañamiento con la métrica de la rumba y también desde maneras usuales de presentar la poesía, así como otros se apoyaron en el hip hop y el desarrollo escénico.

Algunos, haciendo uso de una filosofía social cotidiana o desde el propio imaginario o desde temáticas actuales más candentes, percibidas por el poblador de a pie y por aquella generación más joven que expresa en su voz inquietudes urgentes, concibieron una presentación digna de admirar.

Y es que el Spokenword en Cuba se ha ido desarrollando un poco como clandestino, pues poetizar o juntar palabras que reflejen los dolores y los amores por su país o los de ellas/ellos mismos es usual en una Isla con una interrelación social bien compleja.

Queen Nzinga Maxwell

Queen Nzinga

Fue muy bueno, mejor que el anterior. Me llevo muchas ideas para el desarrollo del taller.

Hubo una convocatoria mucho más amplia. El primer día llegaron unas 40 personas (y el último) 15.

Había poetas de diferentes caminos: narradores orales, actores de teatro, artistas del hip hop. Eso permitió una retroalimentación muy linda.

Me conecto con Karel Leyva a través de mi asistencia al Festival Internacional de Poesía. Yo propuse el Taller de Spokenword para el festival pasado y ellos nos invitaron para hacerlo otra vez.

Quienes vinieron al primer taller, no repitieron ahora, solo tres de ellas. Que repitan es perfecto, pero para el próximo espero que asistan más personas.

La promoción fue buena, pero en ciertos círculos, hasta donde sé, los medios masivos de difusión no se enteraron de esto. A nivel comunitario, de Grassroots, gente que lo defienden, como: “Afibola Sifunola”, “El Brujo” (Elier Álvarez) y otros, no fueron invitados.

Quedo muy complacida con la realización. Quisiera para el próximo, además de hacerlo en espacios institucionales, que fuera en otros lugares menos visibles, como: “Casa Tomada”, “Nosotres”, o el Festival de “El Brujo”, que son autogestionados, pertenecen al Grassroots. Ese tipo de espacios, donde hay una afluencia de Spokenword, es de gente que ha venido haciéndolo por muchos años como Amehel Incera, “África Reina” y muchos artistas a los que no se les da debida importancia, porque Spokenword no es académico, es más de la calle.

En Cuba se practica el Spokenword desde hace años y se le llamaba poesía oral. Hay una riqueza amplia en los muchos exponentes en la ciudad de La Habana, mi mayor contacto.

Ya nos invitaron al próximo Festival Internacional de Poesía. Seguiré realizando estos talleres en Cuba, en cuanto me inviten. Hay que legitimizar el Spokenword en Cuba.

Cuba: En julio de 1997, estaba en transfer hacia Canadá. Cuando pisé Cuba, me agaché y besé el suelo. La gente del aeropuerto, se sorprendió a montones y me trató con dulzura y belleza. Había uno que decía “Tú te vas a casar conmigo. Acuérdate de mí. Tú regresas”.

Volví en 2005. Una amiga me mandó ver a una señora, que eventualmente se convirtió en mi madrina dentro de la religión Yoruba. Y desde entonces, tengo el compromiso y la conexión espiritual y poética, porque en 2005, fui al primer Festival de Poesía Sin Fin y a varios eventos de poesía.

Cuba me ha dado una acogida muy grande. El cariño que la gente me expresa aquí es sin igual.

Este país me ha alimentado, me ha enseñado y he crecido mucho desde el momento que pisé esta tierra.

Escribía poesía en 1997, ya en 2005, llevaba 3-4 años siendo artista de Spokenword.

Lauco (Laura Contreras Cambronero)

Lauco y público

Es mi segunda experiencia haciendo Taller de Spokenword en Cuba. Vine para el Festival Internacional de Poesía, con Queen Nzinga, por la parte de oralidad poética.

Me enamoré de Cuba, de la gente. Tienen el arte a flor de piel. (La Habana) es una ciudad en movimiento totalmente y el arte es movimiento acá.

No sé si yo dejé algo aquí o me llevé más de lo que dejé, porque las personas con quienes estuvimos fuimos maestras unas de las otras. Fue darnos y recibir.

Como les dije a las chicas/chicos del taller: “Nunca dejen de hacer lo que les apasiona y no dejen que nadie se las aplaque, que nadie les diga que no lo pueden hacer”.

En Costa Rica hemos dado algún Taller. El Sponkerword allá es muy nuevo. Va a cumplir cinco años de haberse dicho como Spokenword, porque ya había gente haciendo ese arte, pero como poesía.

Siento que nuestra experiencia como artistas ha enriquecido a otras/otros, que les hemos estimulado, porque la oralidad da mucha pasión y aprender de tus textos da muchísimo para dar.

Por mi parte, estuvo también mi experiencia en presencia escénica -con algunos tics desde el teatro, un montón de talleres en que he estado, hasta clown- para que las/los poetas también crezcan desde ahí.

Venimos desde nuestras propias posibilidades (recursos) a dar este taller, por propia iniciativa, desde nuestros propios sentimientos por el Spokenword.

El taller fue una manera de enriquecer lo que ya existe, porque el Spokenword se ha hecho desde años atrás, con la comunidad del rap, del hip hop (…), pero nosotros hemos venido a dar nuestra experiencia, desde la humildad, desde nuestro conocimiento, esparcimiento y desde nuestra catarsis.

Enamorándonos de la gente, enamorándonos de La Habana. Quiero y espero regresar pronto. Segundo año en Cuba, enriquecida totalmente, amando a Cuba y queriendo no irme y queriendo regresar pronto. Tenemos otro taller el próximo año.

Personal: Escribo poesía desde mis 9 años. Tengo la publicación de un libro y después empecé a asistir a talleres literarios en Costa Rica. Estuve en el taller Francisco Zúñiga. Aprendí mucho sobre tallereo de texto, a mejorarlos. Después tuve a mi hijo, una sequía literaria muy ardua, posteriormente necesité volver a crear y conocí lo que es el Spokenword -cumplo 5 años en él y me enamoré. Tengo a mitad un segundo libro.

Tallerista (mujer trabajadora, raza negra, cercana a los 50 años de edad)

Los participantes.

Este taller fue mejor que el del año pasado en promoción, logística y disciplina. Asistieron muchos jóvenes. Fue realmente maravilloso. Me enteré por Cuba Poesía. El año pasado estaba en el Festival Internacional de Poesía y lo vi en el programa.  Estoy muy contenta y satisfecha de haber estado, sobre todo, por las profesoras que entregan a conciencia todo su conocimiento, con las mejores intenciones.

Este año participaron veinte y pico de poetas: raperos, gente de talleres literarios, actores y actrices. Estuvo también la promoción informal y personas que ya lo esperaban desde el año anterior.

El Spokenword, yo lo hacía en las calles a finales de los 80. Le decíamos “tirar la lírica”. No era Rap, era improvisar con cosas sociales. Aquí no teníamos idea de que eso fuera Spokenword.

“No tener el machete en la mano, sino la palabra urgente” -decía una de las participantes en sus palabras de cierre.

 

Regina Cano

Regina Cano:Nací y he vivido durante toda mi vida en La Habana, Cuba, la isla de la que no he salido aún y a la cual amo. Vine a esta realidad un 9 de Septiembre. Mis padres escogieron mi nombre por superstición, pero mi madre me crió fuera de la religión que profesaba su familia. Estudié Contabilidad y Finanzas en La Universidad de La Habana, profesión que no desempeño por ahora y que decidí cambiar por hacer artesanías, algo de cerámica y estudiar un poco sobre pintura e Inglés. Ah! Sobre la foto; me identifico con los preceptos Rastafari, pero no soy una de ellos, solo tengo este gorro que uso de vez en cuando, pero les aseguro que no tenía una foto mejor.

Un comentario sobre “Taller de Spokenword en La Habana

  • Me alegro de que ocurran cosas a favor del spokenword en Cuba, porque me siento parte de esa tribu. Es una pena que no me haya llegado ningún aviso, y según el artículo, otras personas bastante conocidas de esa expresión en Cuba, tampoco estuvieron presentes. Algo no funciona muy bien en Cuba con respecto a estas manifestaciones alternativas, oficialmente no se les permite existir de manera natural. Sucede con todo el arte alternativo. Ojala encontremos una manera de integrarnos todos los interesados, cosa bien difícil. He visto y padecido las rivalidades, las exclusiones, somos un pueblo que necesita regenerarse de muchas maneras.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Cortando el cerdo.  La Habana, Cuba.  Por Mike Pobega, EUA. Nikon J5

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com