Sesenta segundos y más

Regina Cano

El cine Payret de La Habana. - foto: Caridad

Cuando hace unos días supe por Claudia Expósito de un evento novedoso en la Ciudad referido al cine, no me imaginé toda la carga de creación por explotar que llevan en sí 60 segundos.

“Cine en 60,” una muestra de cine en pequeño formato que nos pone a cuestionar la histrionicidad del largo y mediano metraje y que lleva toda la carga creativa de la falta de recursos.

Esta muestra Audiovisual convocada por La Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano y la productora Covacha Produce*; esta última su creadora; explicaban a los interesados:

“Esta muestra tiene como objetivo principal incentivar la creación audiovisual y la producción de materiales donde el presupuesto no sea el protagonista. Crear un espacio sistemático donde las diferentes estéticas converjan y tengan lugar.

Consiste en la muestra no competitiva de 60 materiales de 60 segundos, que pueden haberse realizado con cualquier tecnología y en cualquier soporte. Un jurado integrado por críticos, realizadores y productores del proyecto elegirá 30 obras para que queden en una multimedia junto a la ficha y localización de sus realizadores con el fin de que los seleccionados logren mayor visibilidad y difusión para sus obras.

En Cuba la creación de Cine generalmente incluye a aquellos cineastas que tienen el reconocimiento dado por los medios e Instituciones que los representan y les dan status para ello, así como la permisibilidad de la Censura.

El cine en Cuba es caracterizado mayormente por los criterios de la gran producción,  con todo el aparataje y recursos financieros que lleva y la estructura de cine de estrellas.

Existen dos eventos en el país que defienden otra manera de tener logros cinematográficos: el cine pobre de Gibara (en Holguín, en el Oriente del país) y la Muestra de Jóvenes Realizadores, que ya lo dice su nombre, son considerados principiantes.

Cine en 60 con su cortísimo tiempo, sus actores que no lo son y no tienen pretensiones de serlo; por la manera en que se comportan ante la cámara; tiene otra intención. Se disfruta en estos cortos de la idea, el concepto y la intención de comunicar con asertividad.

Los cortometraje que vi en la Muestra estaban bien realizados,  con calidad y nitidez de imágenes, buenas soluciones espaciales y de estructura sencillas; unas te hacían reír, otras pensar, otras tan solo contemplar.

Hubo críticas sociales, llamadas de atención, referencias a la existencia humana y el humor del cubano que pocas veces falta en las cosas que hacemos.

La concepción de un Evento como este se puede volver imprescindible en el Mapa Cultural de estos tiempos, pues todo el que tenga, aunque sea una cámara fotográfica digital de las más simples y pueda filmar con ella el formato de “Cine en 60,” le viene como anillo al dedo.

Felicidades a Claudia y a “Covacha Produce”.

Regina Cano

Regina Cano:Nací y he vivido durante toda mi vida en La Habana, Cuba, la isla de la que no he salido aún y a la cual amo. Vine a esta realidad un 9 de Septiembre. Mis padres escogieron mi nombre por superstición, pero mi madre me crió fuera de la religión que profesaba su familia. Estudié Contabilidad y Finanzas en La Universidad de La Habana, profesión que no desempeño por ahora y que decidí cambiar por hacer artesanías, algo de cerámica y estudiar un poco sobre pintura e Inglés. Ah! Sobre la foto; me identifico con los preceptos Rastafari, pero no soy una de ellos, solo tengo este gorro que uso de vez en cuando, pero les aseguro que no tenía una foto mejor.

Regina Cano has 205 posts and counting. See all posts by Regina Cano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *