Mi entrada a En Caliente Prensa Libre

Osmel Almaguer

En calienteHAVANA TIMES— Cuando el colega periodista Ignacio González se me acercó para proponerme llevar un canal de prensa que se proponía fundar, lo primero que pensé fue que aquello no era para mí. Según su propuesta, mis funciones principales en el proyecto, discreto en un principio pero ambicioso en su propia naturaleza, serían las de conducir una especie de noticiero que se llamaría como la agencia, En Caliente Prensa Libre.

Hasta aquel momento, mis únicas incursiones en el periodismo, rama en la cual nunca me he considerado más que un intruso, un aprendiz, eran los diarios en Havana Times y la sección El puente musical desde Cuba, en el propio sitio. De ahí a salir en cámara y cumplir todos esos parámetros que exige el video-periodismo, iba un buen trecho.

Lo cierto es que salió el primer trabajo, un homenaje que quisimos hacer a los maestros de Cuba. Nos propusimos dejar en claro que no se trataba de un tributo al Ministerio de Educación y sus dependencias, sino a los que día a día (solo a los que cumplen con este requisito) se sacrifican para hacer bien su trabajo, venciendo las múltiples y duras dificultades que implica vivir en un país como el nuestro.

Con el resultado entre mis manos ―un video que pasó sin penas ni glorias―, no solo me sentí orgulloso de mi trabajo, sino que me demostré a mí mismo que a veces son posibles las cosas que creemos imposibles.

Si mal no recuerdo, aquel debut ocurrió por octubre del año pasado, y a partir de entonces he producido, junto a Ignacio, más de una decena de videos. Él, dirige el trabajo, hace la cámara alternando con otro muchacho que se llama Yasset Gurry, administra los videos en Internet y edita, asesorado por mí, que además que conducir escribo los guiones.

El instrumental que utilizamos es mínimo; apenas una cámara con micrófono y unos audífonos. Hasta el momento, hemos corrido con los gastos de la logística y no nos arrepentimos. Nuestro objetivo es difundir lo que puede ser noticia y los medios oficialistas cubanos no cubren. Que al interior de Cuba y al extranjero llegue la verdad sin manipulaciones de ningún tipo.

Nos interesa tanto lo que tiene que decir la derecha como lo que podría opinar la izquierda; hemos recogido la opinión de la población sin paños tibios, con una claridad evidente en nuestro trabajo. Nos interesan tanto las noticias de corte político o social, como las deportivas o culturales. No somos voceros de ninguna institución, organización o persona.

Para que todo el que lo desee acceda fácilmente a nuestros videos, los colgamos en la plataforma YouTube.

[Editor’s Note: Ver videos en YouTube no está disponible para el 95+ % de los cubanos en la isla. Sin embargo, En Caliente tiene un plan de distribución local por medio de discos y memorias flash.]

osmel

Osmel Almaguer: Hace poco solía identificarme como poeta, promotor cultural y estudiante universitario. Ahora que mis nociones sobre la poesía se han modificado un poco, que cambié de labor y que he culminado mis estudios ¿soy otra persona? Es usual acudir al status social en nuestras presentaciones, en lugar de buscar en nosotros mismos las características que nos hacen únicos y especiales. Que le temo a los arácnidos, que nunca he podido aprender a bailar, que me ponen nervioso las cosas más simples y me excitan los momentos cumbres, que soy perfeccionista, flemático pero impulsivo, infantil y anticuado, son pistas para llegar a quien verdaderamente soy.


15 thoughts on “Mi entrada a En Caliente Prensa Libre

  • el 6 mayo, 2015 a las 12:26 pm
    Permalink

    Saludos y gracias a todos los que han enviado sus comentarios. Es dificil todo esto pero lo intentamos, los obstaculos ya los han mencionado ustedes mismos. Las definiciones son cosa un poco mas compleja. En un pais donde hasta la pasta de dientes se politiza, es imposible que cualquier cosa que uno haga no este revestida de ideologia. Lo de “libre” es una especie de horizonte, asi prefiero pensarlo. porque hasta cuando uno reacciona ante algo, ya lo hace condiconado por ese algo. no creen ?

  • el 21 abril, 2015 a las 8:47 am
    Permalink

    Hola Osmel:
    Saludos desde QUito, Ecuador, he visto los trabajos y los felicito, por su valentía. ¨Pronto la (in)seguridad del estado los visitará, ellos tan atentos como siempre, pero ya ustedes llegaron a un estado en que nada los detendrá. La liberta una vez que se te mete en el cuerpo nadie te la quita. Saludos y éxitos en esta gran empresa que han comenzado, con pocos recursos pero con muchas ganas.

  • el 20 abril, 2015 a las 7:25 pm
    Permalink

    Habla mas despacio Osmel y no atropelles tanto las palabras, piensa que el consumidor no va a ser cubano solamente

  • el 18 abril, 2015 a las 1:34 pm
    Permalink

    Osmel, vi unos cuantos.
    Me parecen buenos pero por supuesto necesitan no quedarse solo en preguntas quizás hacer un poco de análisis también y pronósticos de que creen Uds o que piensa la gente en general. Uds que estan sobre la tierra tienen la posibilidad de hacer encuestas etc y encontrar opiniones. etc.
    Suerte para Uds.

  • el 17 abril, 2015 a las 5:46 pm
    Permalink

    Vean los reportajes son problemas sentidos de la población que no tiene un medio de comunicación donde expresarse.

    También entrevistan a lideres conocidos de la oposición democrática dentro de Cuba, lo cual me dice que van a durar lo que un merengue en la puerta de un colegio. El PCC con su brazo represivo de la policía política no va a permitir que ningún reportero salga con una cámara y un micrófono a “darle armas al enemigo” como le llamar a mostrar la realidad en Cuba.

    Felicitaciones a Osmel por involucrarse como ciudadano a ejercer su derecho a expresarse libremente sin temor a las casi seguras represalias de la policía política.

  • el 17 abril, 2015 a las 8:56 am
    Permalink

    Una prensa libre es siempre opositora solo en la mentalidad cavernícola de los enemigos de la libertad de expresión. Razón tiene el que dice que lo que laman prensa oficialista en Cuba, es cualquier cosa menos prensa.

  • el 17 abril, 2015 a las 8:54 am
    Permalink

    Es libre para expresar lo que le dé la gana sin pedirle permiso al gobierno, y sin que al gobierno tenga que gustarle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *