La caída del proyecto de español en Cuba para Chinos

Osmel Almaguer

La escuela de idioma para chinos en Tarará, en La Habana del Este.

HAVANA TIMES — Cuando el Programa de Formación para Jóvenes Chinos pasó a pertenecer al Ministerio de Educación Superior, los alumnos asiáticos comenzaron a sufrir la decadencia que fue adquiriendo el proyecto.

El presupuesto fue drásticamente reducido. El gobierno asumió la Política de Homologación, que consistía en reducir las otrora paradisiacas condiciones materiales en Tarara, al nivel general de las universidades cubanas.

El estudiante chino empezaba a sentir ligeramente las asperezas a las que se enfrenta un  universitario cubano a diario.

Las quejas no se hicieron esperar. Se veían afectados directamente por la pérdida de las gratuidades.

Les quitaron los servicios de lavandería y tintorería. Les suspendieron el aseo mensual. Les quitaron las cafeterías en moneda nacional; los profesores guías, que eran como una especie de nana que los orientaban y educaban, y el servicio de limpieza a las habitaciones, entre otras cosas.

La supresión de esto último provocó que la escuela estuviera varias veces en riesgo de ser cerrada por Salud Pública.

Por supuesto, las restricciones no excluían a los profesores.

El gobierno chino, ante la decadencia general del Programa, negoció con la parte cubana sobre la posibilidad de asumir los gastos de todo, incluso el pago de los profesores. Todo en aras de que no menguara la calidad de la docencia y la calidad con la que había iniciado el proyecto.

La parte cubana se negó, aunque no pudieron prohibir que cada uno de los estudiantes recibiera una mensualidad de 200 CUC para amortiguar la situación que experimentaban.

Luego, por reclamo de estos, que querían permanecer el menor tiempo posible en la Isla, se implementó el “4 más 1,” que consistía en cursar el último año de la carrera en China. Toda esta situación derivó en una decisión: el gobierno chino decidió detener el envío de estudiantes a Cuba.

osmel

Osmel Almaguer: Hace poco solía identificarme como poeta, promotor cultural y estudiante universitario. Ahora que mis nociones sobre la poesía se han modificado un poco, que cambié de labor y que he culminado mis estudios ¿soy otra persona? Es usual acudir al status social en nuestras presentaciones, en lugar de buscar en nosotros mismos las características que nos hacen únicos y especiales. Que le temo a los arácnidos, que nunca he podido aprender a bailar, que me ponen nervioso las cosas más simples y me excitan los momentos cumbres, que soy perfeccionista, flemático pero impulsivo, infantil y anticuado, son pistas para llegar a quien verdaderamente soy.


6 thoughts on “La caída del proyecto de español en Cuba para Chinos

  • el 28 junio, 2013 a las 2:20 pm
    Permalink

    Formé parte del primer grupo de estudiantes ¨reclutados¨, como dirían en uno de los comentarios y es triste ver una generalización referente a lo mediocres que resultaron 110 personas de los mejores de sus años en carreras de humanidades, donde en todas se incluían materias básicas para un posterior desempeño …. estamos entonces dudando de dichos profesores in vitro ??? o de años de estudio y de preparación ???, que si algo resulta cierto es que fueron solo 6 meses de preparación. Un proyecto que falló por muchas razones , pero desmerecer el trabajo y el conocimiento de los mejores en sus años en cada una de nuestras universidades ( al menos en el primer curso de formación ) deja mucho que desear.Me despido esperando que la persona detrás de la isladecorcho haya tenido la oportunidad de como yo , crecer , aprender de este proyecto , que si bien concuerdo con muchos de los errores cometidos que plantea, echó por la borda las cosas buenas que pudo traer consigo y agradezco en ello la larga lista de estudiantes que aun me escribe luego de 6 años de mis inicios por Cojímar y luego mi estadía en Tarará, sin dejar de elogiar a sus profesores y comparando la profesionalidad y los métodos pedagógicos que por siempre han distinguido a nuestro país. Me quedo con lo bueno de este proyecto .. que no fue poco

  • el 26 enero, 2013 a las 11:43 pm
    Permalink

    Es triste leer esto. Yo partcipé en este programa, cuando se impartía en Cojímar, creo que fue uno de los primeros, no recuerdo. Leer estas noticias me causa un poco de nostalgia. Pienso en los profesores, también en los estudiantes. Fue un período muy bonito, también reconozco las facilidades. Siempre criticaba. Recuerdo que pasaba mucho tiempo enojado. Es que soy economista y no podía entender el derroche (esa era mi percepción en ese momento). Pero no entendía los incentivos económicos que muchas veces guían a las personas. Y los chinos no son distintos. Años después reflexionaba que cometí varios errores, uno de los más fatales fue no aprovechar esa oportunidad para obtener mejores beneficios. No obstante, de vez en cuando retorno a esos días.La pasé bien. No me puedo quejar tanto.

  • el 16 julio, 2012 a las 3:13 pm
    Permalink

    señores, ustedes no pueden imaginarse la falsa que ha sido todo este “programa”, yo he visto esto desde adentro, no es ni un poquito fácil para estos muchachos que vinieron de tan lejos hasta aqui a “aprender” español,,,,,,, los directivos de esta “tarara” no saben ustedes la tajada que han sacado de aqui…….

  • el 10 mayo, 2012 a las 9:45 pm
    Permalink

    José Ignacio:
    Esas páginas sí están restringidas en China, y algunas inaccesibles, como las de la secta Falun Gong, las que promueven la independencia del Tibet o de Taiwán, las del Ejército de Turquestán Oriental, las de los separatistas uigures, etc. Pero en lo referente a Google, Facebook y Youtube (Yahoo no está restringida), los propios censores del gobierno admiten en la prensa oficial que las mismas pueden accederse mediante proxies, que se pueden comprar por Internet, o a veces hasta son gratuitos, como el caso de ninjacloak. Es decir, o la censura es muy suave, o ellos mismos están promoviendo el negocio de los proxies. Por lo demás, China cuenta con el mayor número de blogueros y microblogueros del mundo, y cada día es más difícil mantenerlos a raya.

  • el 10 mayo, 2012 a las 9:00 am
    Permalink

    Internet sin restricciones para estudiantes chinos?
    Tengo entendido que internet en China tambien esta restringido.
    paginas como google,facebook,yahoo.Estan prohibidas

  • el 9 mayo, 2012 a las 4:29 pm
    Permalink

    PASO AL FRENTE Y RETROCESO. DEL “ÉXITO” AL DESCRÉDITO.( PARTE I AUMENTADA)

    Si bien los proyectos parecen nacer con buenas intenciones, muchos de ellos en nuestra isla, nacen, crecen y se desarrollan marcados por los intereses personales, institucionales y gubernamentales. El Proyecto de los Chinos, desde su comienzo dio muestras claras de adónde iría a parar: estudiantes reclutados sin tener los conocimientos básicos de gramática española, ¡algo que no se resuelve en seis meses! Resultaron profesores mediocres que muchas veces respondían frente a las preguntas de los estudiantes: “bueno el español es así, extraño y complicado”, frase simplista frente al desconocimiento de la lengua. Aunque algunos bien preparados desde siempre, o en la marcha, dieron muestras de una voluntad y capacidad profesorales, algo raro en la famosa Villa de Habana del Este.
    El paternalismo, visto en todos los niveles, desde las jefaturas hasta los bedeles, era común y corriente si bien entendemos que en todo proyecto donde hay extranjeros, el arribismo, el canibalismo y el desprecio a la calidad constituyen rasgos inherentes para poder lograr las pacotillas.
    En cuanto a los servicios de hotelería en general, se caracterizó por los famosos desvíos: diabólico matrimonio entre turismo y educación.
    Las escaseces de agua corriente en los dormitorios, los robos constantes por parte del personal de la Villa, fueron desacreditando tanto al proyecto como a los cubanos. Lamentablemente, todos caemos en un mismo saco.
    Los famosos coordinadores, directores (todos obviamente militantes del PCC o UJC) sin ningún tipo de conocimientos sobre enseñanza y mucho menos de español a extranjeros, fungían y fingían orientar metodológica e ideológicamente al personal docente y no docente involucrados, a tal punto de proponer para los grupos rezagados y avanzados poner en las puertas de sus aulas las famosas “tortugas y liebres”, métodos antipedagógicos que marcaron en algún momento la escuela cubana, algo digno de lástima y de risa; claro, nunca se hizo un estudio profundo de las diferencias culturales entre chinos y cubanos dando al traste con grandes contradicciones.
    El segundo y tercer cursos de formación emergente de profesores de Español no tuvieron ni el asomo de calidad que el primero: algunas profesoras y profesores utilizaban su tiempo de preparación o descanso para ganar un dinerito extra prostituyéndose en La Habana, ¡claro! con extranjeros. Esta frase era muy común: “yo vine aquí para luchar y quedarme”, es decir, dar clases no era su prioridad.
    ¿Hubo estudiantes desaprobados en los trabajos de diploma (tesis)? ¡Claro que no! Aun cuando muchas tesis no tuvieron la calidad y muchos se fueron sin comunicarse adecuadamente en español. Apenas, algunos pocos, balbuceaban el español, pero terminaron sus estudios universitarios.
    Cada año era peor, acumulativo, y por tanto, el canibalismo aumentaba.
    Poco a poco, el matrimonio entre turismo y educación se fue convirtiendo en divorcio y dividiéndose los bienes y desde luego el turismo ganó en esta lucha.
    ¿¡Y qué decir de los esperados viajes a China de los profesores!? Ya sabemos la respuesta: amiguismo, amiguismo y amiguismo y algunos casos de muy buen prestigio.
    En fin, el proyecto de los chinos ha sido un matrimonio por conveniencia que finalmente ha terminado en divorcio, división de bienes, riñas, dobleces.
    PARTE II Los estudiantes cubanos no tienen ni disfrutan en sus residencias estudiantiles de las bondades que gozaron y aún gozan los estudiantes chinos en Cuba, ni remotamente los chinos pueden sentir lo que siente un estudiante universitario de a pie. Solamente por poner un ejemplo, la alimentación en Tarará es incomprarable con la de las universidades cubanas, los dormitorios tienen baño interiror, teléfono, televisión con más de 35 canales y facilidades de líquidos para la limpieza. A los profesores también le redujeron el aseo considerablemente y le duplicaron el trabajo sin modificación de sus salarios, el Gobierno Chino, a través, de las reuniones con sus estudiantes en Cuba, conoció de los miserables salarios de los profesores, a lo que respondió con una propuesta de pago de 200 euros mensuales, sin embargo el gobierno cubano dijo no ser necesario. El último año de estudio en china había que pagarlo, no mucho fueron, aunque otros y sus familias hicieron grandes esfuerzos y lograron este propósito. No dudo que dentro de algunos añitos más vuelvan a llegar los chinos o los coreanos del sur a la isla encantada a estudiar español, el gobierno de alguna manera tiene que pagar sus deudas.

    DE OTRAS TANTAS COSAS: y qué decir del acceso a internet por cable e inalámbrico y sin resticciones, aulas equipadas con vídeo-computadora-televisor, aíre acondicionado en las habitaciones (antes todo el año, ahora sólo en el verano) y la ventaja más importante: el paternalismo de la mayoría de los profesores y directivos, es decir mano suave, fenómeno éste menos visto en las universidades para cubanos.
    En fin, el abismo entre estudiantes chinos y cubanos dentro de la isla es aún enorme.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *