El nebuloso ambiente de las permutas en Cuba

Osmel Almaguer

Foto: Caridad

Zaida permutó su apartamento por el de una familia que se encontraba próxima a emigrar.  Cambió su domicilio, anteriormente localizado en un cuarto piso de un edificio en la periferia habanera, por una planta baja en el propio inmueble.

A esta transacción se le conoce en Cuba como Permuta, y ha sido, desde 1959, prácticamente la única opción que hemos tenido los cubanos para cambiar unas casas que, al fin y al cabo, en los casos pertinentes, son de nuestra propiedad.  Tengo entendido que en ningún otro país del mundo existe la Permuta como única manera de cambiar de vivienda.

A lo largo de estos 50 años el panorama de la Permuta en Cuba ha ido evolucionando.  Se ha visto de todo, desde permutas múltiples que involucran a cinco o más propietarios, hasta la venta solapada de casas, disfrazándola, claro está, como permuta.

A veces la gente logra engañar a los abogados de la Dirección Municipal de la Vivienda, y para ello hace cosas insospechadas como matrimonios, etc., aunque en la mayoría de las ocasiones estos trámites, ilegales hasta el momento, se hacen corrompiendo y sobornando a abogados y notarios.

De esta manera se llevan a cabo permutas consideradas por la ley como “desproporcionadas.” y de esta misma manera Zaida logró bajar tres pisos y ganar un cuarto más.  Claro, que para eso tuvo que pagar la fortísima, casi alucinante suma para un cubano normal, de 3000 CUC.

A la anterior propietaria de la casa, que ahora ocupa Zaida, le importaba poco perder espacio con la casa que obtuvo.  Al ver la oportunidad de buscarse unos pesos antes de irse, lo hizo sin pensarlo dos veces.

¿Pero de donde habrá salido el dinero que abonó Zaida a la emigrante? Lo más curioso de todo es que, el esposo de Zaida, trabaja en la Vivienda, y aunque no sea el director, y no pueda disponer de mansiones y casas para su beneficio o la venta ilegal, el dinero que se busca por la izquierda alcanza para todo este tipo de negocios.

Se ha anunciado la próxima actualización de la legislación para este tipo de trámites, en la que la Permuta, aunque no desaparezca, será libre.  Además, promete liberar la compraventa de casas y apartamentos.  Pero mientras esto no suceda, personas como Zaida y su esposo seguirán moviéndose entre el nebuloso ambiente de las permutas en Cuba.

osmel

Osmel Almaguer: Hace poco solía identificarme como poeta, promotor cultural y estudiante universitario. Ahora que mis nociones sobre la poesía se han modificado un poco, que cambié de labor y que he culminado mis estudios ¿soy otra persona? Es usual acudir al status social en nuestras presentaciones, en lugar de buscar en nosotros mismos las características que nos hacen únicos y especiales. Que le temo a los arácnidos, que nunca he podido aprender a bailar, que me ponen nervioso las cosas más simples y me excitan los momentos cumbres, que soy perfeccionista, flemático pero impulsivo, infantil y anticuado, son pistas para llegar a quien verdaderamente soy.


4 thoughts on “El nebuloso ambiente de las permutas en Cuba

  • el 19 agosto, 2011 a las 12:40 pm
    Permalink

    joselo, yo ya no espero nada de nada ni de nadie, hemos llegado a tal estado de depauperación, que me he convertido en un esceptico que en lo único que cree es que cada cambio en cuba encaminado a una supesta “mejoría” es en realidad una ganancia de tiempo de parte de los que gobiernan este barco, y que saben que a este titanic no hay quien lo salve

  • el 18 agosto, 2011 a las 9:41 pm
    Permalink

    La ilegalidad de tu vecina no está solo en la desproporción del cambio, sino que el tiempo que trascurrió desde la permuta hasta la salida al extranjero de la familia implicada. Según establece la ley deben pasar 4 años y un día para que cualquier cambio sea valido. Incluso permitir que alguien entre a vivir en la casa y que una vez que el dueño emigre pueda permanecer en ella, requiere de ese tiempo. De lo contrario, los vecinos deben dar fe ante las autoridades de la Vivienda que esa persona realmente vivía allí y pasaría a ser arrendador de por vida. En caso de que haya pasado el tiempo requerido, el nuevo dueño debe pagar nuevamente la casa para que le sea entregada la propiedad. Acaso una ley puede ser más arbitraria y ladrona? Y eso sin hablar de que muchas veces la familia que emigra, incapaz de anticiparse a los acontecimientos, debe entregar la casa al estado, teniendo a familiares cercanos que necesitan la vivienda. En el mejor de los casos es entregada a alguien que la necesita, pero en otras, y esto depende de la calidad de la casa, son los jefes o personas con relaciones poderosas los que pasan a ser los nuevos dueños.

  • el 17 agosto, 2011 a las 9:36 pm
    Permalink

    “Se ha anunciado la próxima actualización de la legislación para este tipo de trámites, en la que la Permuta, aunque no desaparezca, será libre. Además, promete liberar la compraventa de casas y apartamentos.”

    Y tú consideras que a partir de nuevas regulaciones la dinámica va a cambiar? Consideras que los abogados, notarios y gente de la dirección de la vivienda sujetará su comportamiento a nuevas normas? Te parece que tantos de estos ciudadanos que buscan cambiar de residencia, o conseguir una, van a cambiar su proceder porque un nuevo cuerpo de leyes “intenta modificar los procesos de permuta, venta y adquisiciòn”?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *