Como Realicé Mi Sueño

Osmel Almaguer

Computadora - wikipedia.org

El sueño por fin se cumplió. Ya tengo computadora. Lo más cómico de todo ha sido el modo en que me hice de ella.

Vea El sueño de la computadora

Resulta que hace unos días cobré 150 CUC de un derecho de autor por colaboración. Ya había decidido dejar las demás necesidades a un lado y comprarme la computadora, o al menos una parte, pues 150 solo alcanzan para la mitad.

Fui a ver a Félix, que me había ayudado cuando en mi casa estaba la computadora de una novia que tuve. Él conoce mucha gente que compra y vende piezas en el mercado negro. Entre los dos decidimos que saldría más barata comprando las piezas de uso y armándola nosotros.

Los primeros componentes que aparecieron eran un teclado, un mouse y unas bocinas (speaker). La mujer pedía 20 CUC. No dudé en comprar.

En el trabajo me enteré de que había una muchacha vendiendo un monitor y un chasis, todo por 80 CUC. Lo único malo era que vivía en Centro Habana, como a diez kilómetros de mí. Había que buscar un carro que me hiciera el favor. Claro, yo le pagaba la gasolina, y al final me saldría en 4 o 5 CUC. Ni pensar en un taxi, son demasiado caros.

Estuve como cuatro días en el corretaje. Llamé a mi tío y convidamos una fecha, pero me dejó embarcado. Luego a mi primo, pero tuvo un accidente en la moto, nada grave, pero qué gran casualidad. Acudí a un vecino y me dijo que sí, pero llegado el momento, según él, se le rompió el carro. Llamé a un amigo y me dijo que no tenía tiempo. Ya estaba al borde de la locura. Tenía mucha ansiedad.

Mi estado llegó a tal punto, que una noche salí bajo la lluvia para traer el monitor y el chasis aunque fuera en las manos. Ya no me importaba ni siquiera que la policía me los quitara por no tener la propiedad. Entonces me encontré casualmente con una compañera de trabajo y tranquilamente me dijo:

-No te preocupes, que mañana vas a tener esas piezas en tu casa. -Y así fue.

Ya el cansancio había comenzado a apoderarse de mí. Paralelamente a mis apuros con el chasis y el monitor, había estado visitando a una amistad que me había prometido un disco duro como regalo. Así pasaron como siete visitas y ella que sí, que no me preocupara, pero al final me dijo que no había podido conseguirlo. Lo peor era que se estaba acabando mi dinero. Entonces sucedió el milagro.

Salía del trabajo y me encontré con un ex-compañero laboral. Por casualidad le mencioné que me faltaba el kit (placa base con micro y RAM) y me dijo que él tenía uno de Pentium 4 y que me lo vendía baratísimo, en solo 40 CUC. Con otra persona pudo haberme costado hasta 90 CUC.

Ya había gastado 140 y me faltaban la fuente y el disco duro. Sin mencionar el lector, que todavía no lo tengo, pues me he quedado sin un centavo.

Un conocido de mi amigo me vendió la fuente en 20 CUC, diez más barato que su precio en la calle. Finalmente, buscando en el sitio web revolico, apareció un tipo vendiendo un disco duro de 40 Gb en 25 CUC. Cuando lo llamé me dijo que vivía en Lawton, como a 20 km de casa.

Ese día ya había caminado 4 km para abrir internet en casa de una amiga. El cansancio me mataba, pero tenía que echar el resto, pues ya estaba cumpliendo mi sueño. Tuve que ir a ver a otro amigo para que me prestara los 25 CUC, pues mi cobro estaba terminado. De ahí para Lawton.

Media hora en guagua. Ya estando en Lawton casi me perdí. Hasta me monté en una guagua cuando estaba a tres cuadras de la casa del vendedor. Suerte que pregunté y me bajé gracias a un chance que me dio el chofer. El sol estaba fuerte y esas cinco cuadras de más me las estaba sintiendo.

Por fin encontré la casa y compré, pero el vendedor no me probó el disco y ni siquiera le vi la cara, pues me atendió su esposa. Atribuí el hecho a que se estaba cuidando, pero cuando llegué a casa de Félix y probamos el disco, estaba en cero, no servía para nada.

Me subió la presión y me dolía la cabeza. Eran como las seis de la tarde. Estaba más que cansado. Me sentía tonto y con miedo de haber perdido unos 25 CUC que ni siquiera tenía.

Por suerte cuando llegué a la casa del vendedor y reclamé, él me pidió disculpas y me cambió el disco, previa comprobación, por uno de 100% de calidad. Regresé hecho leña, pero contento. Ese mismo día montamos Windows, y tres días más tarde mi tío, el mismo que me había embarcado la primera vez, me ayudaba a trasportar la computadora desde la casa de Félix hasta la mía.

osmel

Osmel Almaguer: Hace poco solía identificarme como poeta, promotor cultural y estudiante universitario. Ahora que mis nociones sobre la poesía se han modificado un poco, que cambié de labor y que he culminado mis estudios ¿soy otra persona? Es usual acudir al status social en nuestras presentaciones, en lugar de buscar en nosotros mismos las características que nos hacen únicos y especiales. Que le temo a los arácnidos, que nunca he podido aprender a bailar, que me ponen nervioso las cosas más simples y me excitan los momentos cumbres, que soy perfeccionista, flemático pero impulsivo, infantil y anticuado, son pistas para llegar a quien verdaderamente soy.

osmel has 206 posts and counting. See all posts by osmel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *