Ya tengo celular

Nonardo Perea

DSC09692HAVANA TIMES — Me alegra decirlo, pero también me acongoja, porque tener un celular en Cuba pasa a formar parte de un lujo y no de una necesidad, ya muchos conocen el costo de un móvil en nuestro país, y los que se venden en Etecsa, a pesar de haber sido rebajados, no poseen la calidad de los del mercado internacional, y siguen siendo inaccesibles  para la gran mayoría de la población, que vive de un mísero salario.

Es increíble como aquí se hace difícil tener un simple teléfono; me llama la atención que cuando he visto alguna película, ya sea estadounidense o de cualquier país latino, los niños en edad escolar  ya tienen el suyo, y yo que soy prácticamente un viejo ahora es que vengo a conseguirlo, y no de una manera fácil.

Una línea en Ecuador cuesta dos dólares, en cambio aquí son el equivalente de 46 dólares, un horror, por no decir un descaro.

Sí, ya tengo un celular que compré a un precio alto, luego debí esperar unos meses para poder adquirir la línea, y eso está bien, no importa que uno se sienta mal, extenuado o con ganas de cortarse las venas por todo lo que se tiene que soportar en este país  que progresa ¿progresa?, bueno, eso es lo que he escuchado decir en algún medio informativo.

Lo  cierto es que desde que tengo el aparatito, he gastado más dinero que visitando el agro mercado, porque en la Wifi una hora se va volando, y las llamadas telefónicas son caras. En fin, que me alegro por unirme a la lista de los que ya tienen celular en Cuba, pero también me maldigo, porque no solo es el dinero que se diluye y va a parar al gran imperio de Etecsa, sino que cuando he visitado la oficina del monopolio que está ubicado en el municipio de la Lisa, he tenido que hacer colas de tres horas para poder entrar al lugar.

Si llegan hasta allí, se darán cuenta de que no está condicionado para hacer sentir bien al cliente; en los días soleados uno se asa esperando para ser atendidos, porque no hay nada para proteger a las personas de las inclemencias del tiempo.

Y cuando estás dentro, descubres el aire acondicionado, y te das cuenta de por qué se tardan tanto en atender a la población, bla, bla,bla, hablan que te hablan de temas banales.

Uno de esos días en que fui a recargar la cuenta de Internet, una persona había llevado un maletín con ropa de vestir; todas las trabajadoras se pusieron a ver la ropa interior femenina, toallas y lápices labiales, mientras la cola de los que pagan y pasan trabajo para todo, crecía.

Pero a ellas eso ni les va ni le viene, están trabajando con aire acondicionado, y seguramente no se les exige nada, y lo hacen para que  pase el tiempo y les llegue el horario de salida.

Moraleja: esto no hay quien lo arregle, estamos perdidos.

Me doy cuenta de que sigo estando embarcado, con celular  o sin él. Uno cree que va a mejorar, pero  por desgracia, se  equivoca.

Nonardo Perea

Nonardo Perea: Me defino como una persona observadora, me gusta escribir con sinceridad lo que pienso y vivo en carne propia. Para mí resulta un tanto difícil el dialogo, soy tímido y de pocas palabras, es por ello que considero que mi mejor medio de comunicación es la escritura. Vivo en Marianao y tengo 40 años.

Nonardo Perea has 117 posts and counting. See all posts by Nonardo Perea

6 thoughts on “Ya tengo celular

  • Pues no veo el motivo de queja, si es un lujo, para que tenerlo?

    Yo vivo en Canada hace 15 años y no he tenido jamas un telefono movil, sencillamente no lo necesito y no me veo en plan zombi hipnotizada por una pantallita.

  • Yo tuve una línea en los años que tenías que pedirle a un turista que te hiciera el favor de ir contigo para hacer el contrato con Etecsa pues discriminaba a los cubanos. En fin que a los 2 meses revendi la línea con el nokia y todo, pues no me era botar el dinero pues no sólo te cobraban la llamada saliente sino también la que entraba y el saldo prepago se vencía al mes. Un atraco oficial era el servicio de telefonia móvil.

  • Bobo, en Cuba recuerdo usabamos los celulares como “Beepers”, tù desde un teléfono fijo me hacías una llamada perdida y yo salía a buscar otro teléfono fijo para llamarte desde allí ajajaj (eso por lo caro del minuto de llamada por celular), o en caso urgente se respondía por el mismo móvil dos o tres frasecitas. Otra opción era mandar un mensaje de texto, para que llegara, según la voluntas divina, en algún momento al destinatario (por cierto en ocasiones envíe mensajes al exterior, me cobraban 1.00CUC y jamás llegaban al destino ajajaj). Saludos.

  • Viviendo en Cuba no le encontraba sentido tener un teléfono móvil. A no ser que te sirva como herramienta para ganar dinero, es un gasto que el cubano medio no puede darse el lujo. Si al menos tuviera un plan de datos para Internet, pero ni eso.

    Para lo único que veo que está siendo útil es para comunicarte con tus familiares en el exterior, pues dos o tres CUC por una hora de vídeo llamada por IMO es mucho más barato que las llamadas telefonicas a 1 USD el minuto.

  • Ya tienes otro amo a quien server, pero, estas a la moda.

  • Que esto lo escriba un ciudadano de un país que fue pionero en el uso de la telefonía, de un país que fue el primero que tuvo telefonía con discado directo, y desde el cual se dio la primera conversación telefónica en español, de muestra a cuánto desastre ha llevado el malgobierno que tiene a nuestra nación.

    Qué verguenza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *