Un amigo detenido en los 80

Por Nike

My friend.

HAVANA TIMES – Tengo un amigo que vivió tan intensamente la década de 1980, que aún viste y escucha la música de esa época. Era freak y fanático al rock and roll.

Verlo es prepararse para una disertación sobre su tema favorito, la música. Se conoce todas las bandas desde los Beatles y Led Zeppelin, hasta una más reciente como Avenged Sevenfold. Siempre hace anécdotas de los conciertos a los que asistió, las borracheras y sus amigos.

Parte de su coleccion de relojes.

Hoy a sus más de cincuenta años no ha dejado de ser un freaki. Parado en ese tiempo nos alegra cuando llega con sus historias.

También es un fanático a los relojes, sobre todo, los rusos (soviéticos). Siempre me cuenta que cada vez que cobraba se compraba un nuevo modelo de Poljot –la marca más popular de relojes rusos- que costaban de cincuenta a sesenta pesos cubanos.

Casi todos sus amigos le regalan relojes de diferentes países, así ha logrado reunir una colección que muestra con orgullo.

En estos momentos es un fanático a los aliens y devora todos los documentales sobre el tema que vienen en el paquete de la semana.

Es un electricista genial. Lo que parece no tener arreglo él lo repara y en ocasiones lo deja mejor que cuando era nuevo. Así se gana la vida.

Con su forma de ser se ha convertido en un personaje con el que todos quieren hablar.  Ahora mientras escribo sobre él lo tengo en mi casa hablando de sus bandas favoritas y de cuando fue a ver a los Rolling Stone en primera fila. Es un personaje pintoresco de mi pueblo y un cubano buena gente.

Lea más de Nike aquí.

Nike

Nací en La Habana, Cuba. Toda mi vida he tenido al mar como paisaje; me gusta estar cerca de él, sentir su brisa, su olor, tanto como sumergirme y nadar y disfrutar las maravillas que nos regala. Gracias a la habilidad manual que heredé de mis padres he podido vivir de la artesanía. Trabajo fundamentalmente el papier-mâché, haciendo títeres para los niños. Escribo para Havana Times por la posibilidad de compartir con el mundo la vida de mi país y mi gente.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *