Día de las Madres en Cuba

Por Nike

Gladiolas

HAVANA TIMES – Aunque han pasado algunos días quiero contarles mi impresión de ese día tan especial que fue el Día de las Madres, que en Cuba lo celebramos el segundo domingo de mayo.

Todos se trasladaron en lo que pudieron a la casa de sus mamás para celebrar esa hermosa fecha. De almuerzo la mayoría comió el pollo que vino por la cuota el viernes y que hoy se vende al precio de 35 pesos la libra. Toca una libra por persona. La mayoría de las madres recibieron como regalo útiles de aseo personal muy propicio para estos tiempos.

El cubano no pierde ocasión de celebrar y menos este momento, y aunque tenemos la costumbre cuando algo está mal de decir “la cosa está de madre” esta jornada intentamos pasarlo bien olvidando el mal augurio que significa tener un día realmente de madre.

Postales para las madres que venden todos los años en las oficinas de correos.

En mi barrio, a pesar de todo lo que estamos pasando, se notaba la alegría y me gustó que por algunas horas todos olvidaran los problemas.

A typical Mother’s Day gift in today’s Cuba.

Tal vez muchos no lo sientan así, pero esa fue mi impresión. Yo hasta recibí un regalito de una vecina, quien me obsequió un jaboncito con una postal. Ese gesto me puso muy contenta. Yo le agradecí dándole un jaboncito y dos mascarillas confeccionadas por mí, de color morado, pues es el color de San Lázaro, el santo al que ella es devota.

Pasaron los vendedores de flores y muchos en mi cuadra salieron de sus casas a compra ramos para sus madres, abuelas y tías…

Con necesidades o sin ellas, nadie puede quitarle a mi pueblo su celebración por el Día de las Madres.

Lea más de Nike aquí.

Nike

Nací en La Habana, Cuba. Toda mi vida he tenido al mar como paisaje; me gusta estar cerca de él, sentir su brisa, su olor, tanto como sumergirme y nadar y disfrutar las maravillas que nos regala. Gracias a la habilidad manual que heredé de mis padres he podido vivir de la artesanía. Trabajo fundamentalmente el papier-mâché, haciendo títeres para los niños. Escribo para Havana Times por la posibilidad de compartir con el mundo la vida de mi país y mi gente.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *