Nada para el cubano de a pie

Kabir Vega Castellanos

Ilustración por Yasser Castellanos de la serie: Cubanos de a pie.
Ilustración por Yasser Castellanos de la serie: Cubanos de a pie.

HAVANA TIMES — Internet no es un lujo, sino una necesidad. Mas, el precio de 2 CUC por una tarjeta de una hora de acceso no deja de ser un golpe para la economía de los cubanos. Sin embargo, el problema no es solo la cara oferta estatal, sino la cruel iniciativa que toman los negociantes de compra y reventa.

Se aprovechan de los pocos puntos de ventas de Etecsa y de que los mismos empleados prefieren venderlas por cantidad a cambio de una ganancia de centavos por tarjeta. De todos modos, cuando las venden a la población directamente no obtienen nada.

La opción del público, cuando las tarjetas “se pierden”, es acudir a esos revendedores, y entonces el acceso de una hora de conexión cuesta, ya no 2 sino 3 CUC.

Lo mismo ocurre en otras zonas de comercio. Sandalias a precio de 100 CUP (4 CUC), una oferta que una trabajadora puede costear, no sin sacrificios. Pero los precios de las peleterías en divisa o de las ferias de cuentapropistas son mucho más altos.

Sin embargo, acabado de salir el producto, no tardan en llegar quienes no un par ni dos, sino compran cajas y cajas para revenderlas después a precios abusivos. La misma suerte corren toallas, sábanas, y hasta pomos de lejía que el Estado vende pura en 8 pesos cubanos y los revendedores la adulteran con agua para ofertarla en frascos mucho más grandes a 20 pesos.

En los comercios de venta en moneda nacional se sabe que llegó algún producto imperioso por el tumulto que se forma frente a la tienda. Grupos de revendedoras que monopolizan la cola y tienen actitudes nada civilizadas.

Hasta en las tiendas donde se vente ropa reciclada, (la solución más barata para vestir), los propios empleados separan las mejores piezas y dejan a la venta las tallas extra (que solo puede usar una persona obesa) junto con la ropa más deslucida, pasada de moda o hasta deteriorada.

Si quieres empatarte con algo que valga la pena tienes que hacer amistad con algún empleado de esas tiendas, pagar la ropa que te gusta a un precio mayor o intercambiar favores con el nuevo propietario.

Ahora, una pregunta: ¿es la reventa un negocio? Sí, y muy útil. Desde tiempos antiguos los comerciantes compraban mercancías en unas zonas, y las distribuían en otras donde no existían estas ofertas.

Pero desde el punto de vista que abordamos, no se puede considerar ni siquiera trabajo. Acaparar toda la mercancía de un lugar, solo para revenderla ahí mismo, a mayor precio, no es más que una estafa. Como dice el cubano vulgarmente, es una metedera de pie.

Aunque la situación de Cuba es difícil y la libertad empresarial es bien reducida, siempre hay brechas que las personas emprendedoras pueden usar para prosperar o, en el peor de los casos, sobrevivir. Crear un producto similar y ponerlo a la venta generando competencia sería el punto de partida de un verdadero desarrollo.

Caro que aquí eso es poco menos que imposible en muchos casos. Pero tampoco puede decirse que no hay más alternativa que aprovecharse de la necesidad general acaparando una oferta destinada especialmente al cubano de a pie, que una vez más le toca perder.

 

Kabir Vega

Soy un joven cuyo desarrollo en la vida no ha sido lo que consideramos normal o apropiado, pero no me arrepiento. Aunque soy muy reservado, disiento de muchas cosas de forma implacable. Considero que la sociedad, y no solo de Cuba, está errada y necesita cambiar. Amo a los animales en ocasiones incluso más que a mi persona ya que ellos carecen de maldad. También soy fan de la tecnología y del mundo Otaku. Empecé en Havana Times porque me permitía contar algunas vivencias y quizás incentivar algún cambio en mi país. Puedo ser ingenuo en mis argumentos, pero soy fiel a mis principios.


6 thoughts on “Nada para el cubano de a pie

  • el 14 noviembre, 2016 a las 6:36 am
    Permalink

    Tengo mi casa pagada, el refrigerador lleno de comida luz y agua 24/7 y aun así no considero que internet sea una necesidad como no lo es el carro.

    Muy util, sí. Pero podría areglármelas sin ella.

  • el 12 noviembre, 2016 a las 11:45 pm
    Permalink

    Todo esto esta muy bien, pero por que mejor no te preocupas por la falta de libertad, si vas a comer desentemente, por la disciplina social que en cuba ya no existe, el transporte que es una odisea, la falta de higuiene, si nos ponemos mas mikis mikis preocupate por la contaminacion, preocupate por que el jefe de sector o el de vigilancia del comite no te acose… creo que esto es mas importante que si tiene internet gratis o a 2 CUC

  • el 9 noviembre, 2016 a las 9:14 pm
    Permalink

    Para mi ya Internet es una necesidad a partir de que ha mejorado mi calidad de vida.

    Desde mi telefono y a cualquier hora del dia puedo:
    – Con el GPS/Map encontrar cualquier direccion y saber como llegar, asi no haya estado nunca en la ciudad.
    – Hacer compras online instantaneas.
    – Pagar servicios basicos mensuales y ahorrarme un monton de tiempo.
    – Recargar el telefono e Internet a mi familia en Cuba en cuestion de segundos.
    – Saber hora a hora el estado del clima en mi ciudad y en cualquier parte del mundo.
    – Ganar dinero vendiendo productos online asi como comprando y vendiendo acciones en la bolsa de valores y Forex.
    – Estar 100% en comunicacion directa con mi familia y amigos asi esten al doblar de la esquina o el otro extremo del mundo.
    – Solicitar un taxi al instante.
    – Comprar entradas al cine, teatro, conciertos y eventos deportivos.
    – Estar informado del acontecer mundial minuto a minuto.
    – En cuestion de minutos puedo obtener cualquier informacion tecnica que necesito para mi trabajo profesional sin tener que archivar montones de libros, ni visitar bibliotecas.
    – Puedo escuchar toda la musica que quiera y en cualquier momento sin necesidad de tenerla almacenada. Lo mismo con el cine y la TV mundial.
    – Si quisiera puedo hacer la compra semanal al supermercado y me la traen a la puerta de mi casa. Pero todavia prefiero disfrutar el placer de ir al supermercado, al mercado de campesinos o al frutero de la esquina.

    Todo por 50 usd mensuales incluyendo el telefono y llamadas y mensajes ilimitados. Con esos 50 tambien puedo comprarme un par de zapatos, o una muda de ropa, o una cena en un restaurante, pero a pesar que hasta los 40 años que vivi en Cuba nunca lo tuve, hoy dia ya en una necesidad en mi dia a dia.

  • el 6 noviembre, 2016 a las 10:40 am
    Permalink

    El viejo, remanido y ya desechable “argumento” de que como otros no lo tienen pedir que Cuba lo tenga es un pecado. Por favor, mejore al argumento, no sea infantil, Ud, sin duda hubiese dicho en la Edad Media que hasta que se encontrara la cura a tantas enfermedades o se aumentara el nivel de vida no se podia pensar en esa boberia de imprimir libros.

  • el 5 noviembre, 2016 a las 4:42 am
    Permalink

    No siempre es asi. Conozco muchos cubanos que prefieren pasar tres varas de hambre pero vestirse como si viviesen en Paris, en Miami se de uno que vive en un efficiency y tiene estacionado un Maseratti al frente. Es un problema de preferencias, pero sin lugar a dudas despues de la internet la humanidad es otra, como lo fue despues de la electricidad o el plastico y eso no se puede negar. En el mundo moderno la internet si es una necesidad. En Cuba es parte del grupo de necesidades como el transporte, una buena educacion, mejor alimentacion, vivienda, mejores salarios y sobre todo libertad, para que nadie tenga que cuestionarse que son necesidades y cuales no.

  • el 4 noviembre, 2016 a las 6:27 pm
    Permalink

    ….que buen golpe para los criticos…asi que en cuba el internet no es un lujo,es una necesidad…muy pocos paises pueden decir eso…cuando el internet se convierte en necesidad es porque,segun mi humilde opinion,ya otras muchas mas importantes necesidades basicas estan cubiertas…o me equivoco???…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *