Relaciones de Cuba con EEUU: La ley del embudo

Janis Hernández

Columnas. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — Los medios de noticias en Cuba, andan hace algún tiempo remarcando el asunto: embargo estadounidense versus la isla o restablecimiento de las relaciones de la Casa Blanca con La Habana. Estos titulares son ya una suerte de letanía.

Pero a mí me llama mucho la atención la retórica empleada por los comunicadores locales para referirse al asunto. Porque si existe una voluntad real de aproximación debe estar despojada de arrogancia. Esto no quiere decir que ante la posibilidad de un dialogo, si la hubiese, haya que ser sumiso. Pero no sé por qué algunos textos empleados por los voceros de la cuestión me suena poco llano e incluso demasiado inflexible.

Cuando las relaciones interpersonales, grupales o estatales están rotas o son hostiles, y se tiene intención, necesidad o deseo de enmendarlas, juega en esta gestión un papel significativo la actitud, y en consecuencia el discurso empleado para convidar la avenencia. De no ser así, rápidamente nos vienen a la mente los aforismos que usan los viejos:…limosna con escopeta…

Pero mejor, les cuento el reportaje periodístico que me movió a estos juicios.

Era una de las trasmisiones nocturna del Noticiero Nacional de Televisión, al que confieso a veces no le hago mucho caso; quizás por eso no escuché bien de quien era la autoría de la crónica. Lo que sí sé, es que iba sobre las prerrogativas que tiene el presidente Barak Obama, para sin necesidad de consultar al Congreso, ni a nadie más, poner fin al embargo económico.

Hasta ahí podía considerarse coherente el argumento de la periodista. Mas empezó a parecerme poco serio cuando a todo, lo que según ella, el señor Obama está en facultad y debería hacer antes de terminar su mandato, añadió:

Cerrar la base naval de Guantánamo

Retirar a Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo

Extraditar a los terroristas confesos que viven en territorio de Estados Unidos

Liberar a los tres prisioneros cubanos.

El tono era de exigencia e iba acompañado de la palabra inmediatamente. Por ninguna parte del reportaje escuché a que cambios estaba dispuesta Cuba, ante el presunto suceso de que la administración estadounidense quisiera aceptar diálogo alguno.

Era de risa este trabajo, solo faltó que le pidiera al “sempiterno enemigo”, que se convirtiera en el principal socio comercial de la isla. No hubo alusión a cambios en el terreno de la democracia en el país. Parece como si solo Estados Unidos es quien tiene que replantearse su posición para con Cuba, y Cuba solo demandar de forma inminente todo lo que se le ocurra.

Regreso a los refranes: la ley del embudo. Lo ancho para acá y lo estrecho para allá. No cambia la esencia Así, ¿de qué reconciliación estamos hablando?

Janis Hernández

Janis Hernández: No pretendo cambiar el mundo, menos aún dar recetas de cómo debe o no debe ser. No creo tener el don de la oratoria, ni dotes de literata. No soy una analista, ni una filósofa. Soy solo una observadora de las cosas que pasan a mi alrededor y me siento en el deber de hablar de mi país sin tapujos, ni frasecitas hechas, solo hablar y eso hago en mi diario.


5 thoughts on “Relaciones de Cuba con EEUU: La ley del embudo

  • el 20 noviembre, 2014 a las 12:08 pm
    Permalink

    Si, buen articulo. Agarra al toro por los cuernos. Miren,.. a todas las personas y paises le han pasado cosas malas en esta vida. Pero no es tanto lo que te paso sino que actitud se tiene frente a lo acontecido. Tarde o temprano todos nos recuperamos y nos levantamos. Al Japon no solo le metieron dos sendas bombas atomicas sino que tambien le escribieron una constitucion en EEUU y se la impusieron. Hubo muchas protestas durante años, pero al final se levantaron. Miren hoy al Japon. A los sandistas le cayo arriba el Departamento de Estado, la CIA, la iglesia catolica y los empresarios. No se como lo hicieron, pero en unos años se quitaron de arriba a todo el mundo. Hoy tienen relaciones normales con EEUU, buenas relaciones con la Iglesia y excelentes relaciones con los empresarios. Es la actitud y la voluntad que se tiene frente al problema a resolver lo que es importante.

    Si Cuba hubiera pasado una ley de inversion para TODOS LOS CUBANOS, me la juego al canelo que Barack Obama hubiera respondido con medidas que favorecieran esa ley. Se hubiera permitido que empresas cubano-americanas negociaran com empresas cubanas privadas y cooperativas independientes., se permitiria como excepcion la importacion y exportacion de productos cubanos, transaciones bancarias,etc, etc, etc. Despues de todo eso estaria en linea con la politica actual de la administracion; Promover la sociedad civil y la libre empresa en Cuba. No hubiese sido necesario el “levantaminto” del embargo, cosa muy dificil en estos momentos en el Congreso, pero hubiese sido un importantisimo primer paso hacia ese objetivo. Por algo se empieza.

    Me asombra estas expectativas del gobierno cubano de esperar que el New York Time o las Naciones Unidas le saquen las castañas del fuego. ¿Es que acaso el Gobierno Cubano no conoce a los americanos? ¿De donde sacan estas esperanzas que ahora los EEUU actuen de forma legalista y super civica en asuntos internacionales? Esta mas que probado que cuando los Estados Unidos quieren establecer su politica, a la hora de los mameyes, actuan por su cuentas, a lo mejor se consiguen un par de aliados por aquello de no ser unilaterales y se limpian el fondillo con el New York Time, el Washigton Post y las mismas Naciones Unidas.

    Aqui nadie debe de esperar que le saquen las castañas del fuego. Esto del embargo, la base de Guantanamo y demas, a estas alturas no es mas que un llanto de Magdalenas. ¡Reponganse¡ Es hora que el gobierno cubano empieze hacer algo y comienze una nueva politica tendiente a resolver el diferendo con Estados Unidos. Hagan USTEDES algo como lo han hecho otros pueblos y gobiernos en el mundo.

  • el 19 noviembre, 2014 a las 9:08 pm
    Permalink

    Los EE.UU. es un estado de derecho con sus tres poderes bien definidos y separados; así el presidente no puede (aunque quisiera) por decreto cambiar las leyes.
    La única verdad que contienen los llantos y bravuconadas del régimen castrista y sus amanuenses es la dependencia de Cuba de su vecino norteño; dependencia real, que muchos vociferantes patrioteros insisten en condenar y la etiquetan “plattismo”.

  • el 19 noviembre, 2014 a las 11:27 am
    Permalink

    Me pareció excelente tu análisis Janis, efectivamente la postura que refleja el reportaje en el noticiero nacional de televisión, es la posición oficial del gobierno cubano. Nadie más que el departamento ideológico del Comité Central del PCC dirige lo que se trata en el Noticiero nacional.
    No hay que ser sumiso como bien dices, pero es evidente que el gobierno cubano no quiere negociar, sino imponer sus intereses, desconociendo los intereses del gobierno de los EEUU. No hay equilibrio alguno en las propuestas de negociación y luego dicen que “están abiertos a negociar”, pero con esa postura arrogante que describes y que todos conocemos, seguirán haciendo una propaganda que cae en saco roto.
    Los soviéticos pasaron a los manuales de negociación de Harvard como el ejemplo a no seguir:”mis intereses son intocables, todo lo demás es negociable”, el gobierno cubano aprendió el ejemplo a no seguir. Con bravuconerías no se negocia.

  • el 19 noviembre, 2014 a las 10:55 am
    Permalink

    Que bien este artículo Janis. Que satisfacción ver que se den cuenta de que: pedir libertad, democracia, que se respeten los derechos de los cubanos, No significa sumisión. Pedirle al régimen de La Habana que es hora de que los cubanos dejen de vivir bajo una dictadura de casi seis décadas es lo Justo, lo injusto es ver a paises que disfrutando ellos de todos estos derechos, no defiendan y reclamen para que el pueblo cubano los tenga también. Y para Nada pienso que es una cuestión de ceguera, todo el mundo sabe que Cuba vive bajo un regimen de dictadura-militar, todo el mundo sabe las penurias de nuestro pueblo, porque es noticia internacional cada vez que aparecen cubanos ahogados y desaparecidos, y cual es la causa. La cuestión es que es mas importante ponerse en contra de los EU, que el bienestar de nuestro pueblo.

  • el 19 noviembre, 2014 a las 9:24 am
    Permalink

    Muy bueno este artículo, porque refleja una realidad. La posición del gobierno cubano siempre ha sido: “vamos a conversar para que me tomes tal como soy y me des préstamos. Tú tienes que cambiar, nosotros no tenemos que cambiar en nada.”

    Esta posición demuestra una ceguera fenomenal respecto al peso y la situación de cada uno de los países.
    Cuba es un país pequeño, empobrecido y sin infraestructura, con una economía que malamente funciona y un ejército desactualizado. No produce prácticamente nada que los USA necesiten o que no puedan obtener de otras fuentes, ni es un inmenso mercado para sus productos. Encima de eso, el gobierno cubano ha continuado aliándose con todos los adversarios de USA y colaborando en casi cualquier asunto que se oponga a los intereses de USA en el mundo, al estilo superpotencia. Más cerca, en el “traspatio de USA”, continúa siendo un foco de desestabilización (desde el punto de vista de USA) en Latinoamérica, al aupar y asesorar a cuanto movimiento o política se oponga USA en al región. No hay más que ver el grado en que se ha involucrado el gobierno cubano en su apoyo y asesoría a Venezuela y como se mantiene la oratoria incendiaria en contra del “imperio” en toda la prensa y los foros internacionales.

    Si no se produce un cambio serio de actitud por el gobierno cubano, los USA tiene más que perder que ganar con aceptar al sistema tal como se ahora y enviarían un mensaje al mundo de que se les puede nacionalizar las propiedades a USA, no pagarles lo que exijan, oponerse a ellos durante medio siglo, crear un sistema no democrático en sus narices….. y no pasa nada. No creo que eso sea algo que los USA deseen. El embargo a la isla ha sido un stop para todos aquellos que han pensado en nacionalizar sin compensación y nadie más lo ha hecho desde 1960. No creo que los USA quieran cambiar ese estado de cosas.

    Cuba no es China, ni VietNam o Arabia Saudita, donde hay consideraciones económicas y geopolíticas de peso para tratar con ellos, aún cuando no sean del agrado del Dpto de Estado. Deben aterrizar y entrar al mundo real.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *