Nido de Mantis: otra película cubana inútil

Irina Pino

De la pelicula Nido de Mantis.

HAVANA TIMES – Cuando fui al cine Chaplin a ver Nido de Mantis, la última película del director Arturo Soto (Amor Vertical, La noche de los inocentes, Boccaccerías habaneras), no tenía ninguna expectativa de que fuera especial. Después de terminado el largometraje me percaté de que es otra de tantas producciones inútiles dentro de la cinematografía cubana.

Rodada en La Habana y en un pueblo de campo, nos cuenta de una trilogía amorosa entre una guajirita y dos hombres. Uno de ellos es el hijo del administrador del ingenio, y el otro un chico pobre. Transcurre desde 1950 hasta 1994, durante la crisis de los balseros y el gran éxodo.

Comienza con la develación de un triple crimen: tres muertos, dos hombres y una mujer tirados en una cama presentan signos de disparos hechos con una escopeta.

Narrada desde el punto de vista policíaco, la trama pareciera que fuera por esa línea, con la acostumbrada investigación policial, en este caso, la realiza un fiscal asignado al caso, y una joven abogada recién graduada.

Luego la cinta se lanza por los vericuetos de contar la azarosa historia de amor entre los tres protagónicos: La muchacha misteriosa, el burgués y el brigadista.

El personaje del burgués es un guiño a Sergio, el héroe de la película Memorias del Subdesarrollo, de Tomás Gutierrez Alea (Titón); el tipo que renunció a dejar su país y se quedó vegetando y viviendo de sus rentas en un apartamento elegante en La Habana. Un crítico mordaz de la Revolución y los cambios que se desarrollaron después de 1959.

Aquí solo es un romántico que se enamoró de una mujer casi analfabeta, y que más tarde se adapta a la situación social e incluso trabaja cortando caña en un cañaveral. ¿Absurdo, no?

Mientras que el otro es un desenfrenado mujeriego, alcohólico y picapleitos que se convierte en fotógrafo.

Ambos son rígidos estereotipos, los actores no pueden salvar a sus personajes por más que lo intenten, se tornan un cliché: van a los extremos para conseguir el amor de la misma fémina.

Ella, muy desdibujada de carácter e insípida, y por la misma razón a mi modo de ver, sin esa aura sensual para atraerlos y provocar tanto jaleo.

La cinta, al decir del crítico cubano Rolando Pérez Betancourt, es la más ambiciosa de Arturo Soto. Puede que sea cierto, porque el director pretende a toda costa experimentar con el blanco y negro, buscando planos fotográficos artísticos, elipsis inesperadas, y otros recursos que avalarían el filme, si en realidad ganara en todos esos puntos (solo rescataría la hermosa música, de la compositora Beatriz Corona).

Sin embargo, se enreda en un argumento falaz que recuerda la estética de García Márquez fusionada con Alejo Carpentier, y una telenovela mexicana del peor gusto.

Los que se atrevan, vayan a verla y pasen dos horas aburridas, con una sala espaciosa sin apenas espectadores. Se exhibirá en los cines capitalinos por varias semanas.

Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.



3 comentarios sobre “Nido de Mantis: otra película cubana inútil

  • La verdad que Irina se merece una medalla por haber visto y luego escribir sobre este bodrio. Es una de las peliculas cubanas de todos los tiempos. Nada tiene sentido en el guion, todo apesta a falso y a desconexion total con la realidad que refleja (como la secuencia del disco de los Beatles que llega al canaveral, probabemente cuando ya los Beatles se disolvian). Es una pelicula sin credibilidad, mal escrita, pesimamente actuada y peor dirigida. Se le agradece el martitologio a Irina.

    Respuesta
  • Hola Madrigal, si que recuerdo la escena ridícula, a quien se le ocurre llevar correspondencia a una cañaveral, y nada menos que un disco de The Beatles, y lo peor es que el burgués lo rompió y dijo que eso era diversionismo ideológico, cuando el tenía a toda su familia en USA. Fue un martirio total, y pude darme cuenta de que hay directores malos que consiguen que se les produzcan sus películas. ¿Cómo lo logran? No sé. Pero todos cobraron su salario y allá el que compre la película. El actor Caleb Casas que siga en el teatro y deje de hacer películas.

    Respuesta
  • No he visto la película, pues no puedo hacer una crítica de la misma, lo hare del cine Cubano en general, para mí es un cine muy político, las historia son las misma, algo parecido a las novelas de televisión todo es perfecto, las casa impecable, los dirigente más comunista no pueden ser, nadie tiene problema, todo está garantizado, la sociedad perfecta, se conoce que el partido, el departamento ideológico, algún otro personaje que no saben de arte ni de cine o de novela, son los que aprueban en que se gasta el poco dinero que tienen y después una gran comisión de personas confiable y de poco conocimiento las aprueban, cumplidores de órdenes.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Atardecer, Cienfuegos, Cuba. Por Jeff Marot (Canadá). Cámera: Huawei P20

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com