Mi resumen de fin de año

Irina Pino

Foto: Juan Suárez
Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — Escribir en Havana Times es el mejor saldo que me ha dejado este año transcurrido, no sé si antes expresé que hice varios intentos hasta que al fin lo pude conseguir.

Su editor, alguien con una cierta visión, especial podría decirse; y por eso declaro que aunque haya otros sitios digitales con mayores visitas, que se hacen eco de la prensa política y la amarillista, este lugar (HT), nos ha permitido ser nosotros mismos, sin afeites, y siempre le estaré agradecida por dejarme colaborar con un diario, por permitirme decir puntos de vista que hubieran quedado en la oscuridad o guardados dentro de mí. No quiero parecer condescendiente, ni obtener favores especiales, solo quería mostrar agradecimiento de la mejor manera que sé hacerlo: escribiendo.

He estrechado relaciones con algunos de sus colaboradores, aunque a otros apenas los conozco, pero a todos les doy las gracias del mismo modo, pues cada uno de ellos tiene un sello personal y contribuyen con sus posibilidades, sus errores, y por qué no decir con sus valentías personales.

Escribir es una forma de desnudarse ante las circunstancias y el mundo. Esto no resulta fácil: hay que tener frialdad y a la vez pasión para poder hacerlo. Despojarse de miedos no es suficiente, solo cuando somos consecuentes con nosotros mismos.

Las noticias, son tristemente pasajeras, igual que el periodismo no es agradecido, unos asumen posiciones de vanguardia, otros se refugian tras seudónimos para no ser reprimidos, sin embargo no dejan de decir lo que desean decir.

Escribir un libro es otra cosa: quedará para la historia si tiene realmente algún valor, pero escribir noticias, reflexiones, análisis, lleva implicaciones y olvidos. Seguramente ya no podemos recordar lo que se publicó a comienzos de este año, algo que en su momento generó polémicas o no, y que ahora se desdibuja y apenas se recuerda.

Y yo propongo –es solo una idea–, me gustaría que alguien se sintiera responsable para editar un libro con todos estos artículos, diarios, y dejarlos impresos en papel, como una constancia de que pasamos y quedó una marca. Es pretencioso, lo sé. O quizás sea mejor pensar que ése alguien, al menos una persona, creyó que lo que decíamos era importante para él o para ella.

No hay dudas que ése es el mayor triunfo para todos nosotros: las palabras que digamos y que otros hagan suyas, los pensamientos que se reflejen en otras personas que no conocemos y que nos leen. Gracias también a los lectores.

Irina Pino

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.


2 thoughts on “Mi resumen de fin de año

  • el 4 enero, 2015 a las 9:38 pm
    Permalink

    Gusa mis saludos, y como casi siempre, 100% de acuerdo con usted

  • el 1 enero, 2015 a las 6:31 am
    Permalink

    En la vida hay que tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro. Lo difícil es criar al hijo, echarle agua al árbol y vender el libro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *