Cuba se dirige hacia el “socialismo del siglo XXI”

Graham Sowa

HAVANA TIMES – El legado de Hugo Chávez en Venezuela será el “socialismo del siglo XXI”. Cuba debe seguir el ejemplo de este nuevo sabor de gobierno post-capitalista y adoptar nuevas enfoques del socialismo.

Presento a continuación algunas maneras en las que Cuba puede cambiar de alguna manera su anticuado estilo.

Cuando en 1996 el sociólogo Heinz Dieterich publicó la frase “socialismo del siglo XXI” (a menudo atribuida a Hugo Chávez), dijo que el socialismo contemporáneo tiene que ser estéticamente auto determinado.

Voy a asumir que el Sr. Dieterich se refería de forma sutil a los uniformes del Ministerio del Interior cubano, pues van más allá de su fecha de caducidad.

Cuando uno observa a los trabajadores abandonar el edificio del Ministerio de Interior en la Plaza de la Revolución parece estar mirando un documental de Alemania del Este después la Segunda Guerra Mundial sobre los colectivos de trabajo.

Eso huele demasiado a la mentalidad “espía vs espía” de la que Cuba es acusada de mantener con sus ciudadanos y sus homólogos extranjeros antagónicos.

Sin embargo, esta percepción podría cambiar radicalmente con sólo un poco de variación en armario. En lugar de monótonos uniformes color aceituna vamos a hablar sobre los colores. Miren lo que hizo Venezuela con el amarillo, rojo y azul.

Estos tres fuertes y contradictorios colores pertenecen a un producto comercializado para compradores impulsivos. Sin embargo el Socialismo del Siglo XXI los ha convertido en una estrategia de mercado única y versátil, y al mismo tiempo en la declaración de lealtad política.

Cuba debe abandonar el uniforme oficial que dice “soy un trabajador del estado” y conseguir un esquema de colores. De esa manera las personas pueden usar lo que quieran, siempre y cuando caigan en el lugar correcto de la rueda de color. Esto permitiría un equilibrio perfecto entre la individualidad y la lealtad política.

Otra forma de hacer que la Isla avance hacia el Socialismo del Siglo XXI es poner algunos carteles revolucionarios nuevos con imágenes clásicas. Si el turismo va a financiar una parte importante de la economía post-capitalista (por favor ignorar la ironía), entonces los turistas tienen que pensar que en realidad se encuentran en un país socialista revolucionario.

Parece que actualmente una gran cantidad de carteles que antes decían cosas como “¡Hasta la Victoria, Siempre!” con la clásica foto de Alberto Korda están siendo sustituidos por “Varadero: Tus Vacaciones Soñadas” con una imagen genérica de playas caribeñas de arena blanca.

Los turistas no vienen a Cuba para ver que la misma foto que vieron en sus folletos de viaje ha tomado proporciones de inmensos carteles. ¡Ellos quieren la Revolución! ¿Quién regresa a casa proveniente de Cuba y le cuenta a sus amigos sobre el cartel de la playa que vieron?

No, ellos regresan a sus países y dicen que vieron caras gigantes del Che en todas partes y que en las carreteras hay fotografías de un joven Fidel, usando gafas, saltando de un tanque. Además, no hay vergüenza en poner algunos carteles revolucionarios en inglés. Recuerden, el socialismo del siglo XXI es tanto en apariencia como en la práctica.

También, si van a tener una fuerza policial aparentemente omnipresente traten de atenuar la sensación autoritaria. Cuba ya ha dado pasos en este sentido mediante el levantamiento de la prohibición de las uñas y extensiones de cabello para sus mujeres policías.

Sin embargo, las estaciones de la Policía Nacional Revolucionaria todavía parecen teatros de la época medieval con sus torres y empalizadas de la arquitectura del siglo XI. ¿Por qué no convertir estas estructuras opresivas en algo que se asocie menos a las violaciones de los derechos civiles y poner las estaciones policiales en edificios más modestos y discretos?

También se le puede dar a la policía algunas nuevas leyes progresistas que cumplir. Por mucho que a los turistas les guste mirar los carteles revolucionarios, a la mayoría de estos no les gusta la actitud de los ‘60 hacia el humo del cigarro.

Muestren el lado progresista del socialismo del siglo XXI y usen esos policías que están en todas partes para que hagan cumplir la prohibición de fumar. El hecho de que estamos en el 2013 no quiere decir que no se puedan imponer nuevas leyes sobre el comportamiento individual, siempre y cuando se haga con estilo.

Graham

Graham Sowa: He vivido en Cuba durante tres años. Me gustaría achacar la pérdida de cabello, que se ve claramente en esta foto actual, a los rigores de la vida aquí y a la escuela de medicina, pero probablemente se deba a cuestiones genéticas. Las amistades más fuertes que he hecho durante mi estancia en Cuba han sido con otros autores de este sitio web. La fuerza de esas amistades casi ha restaurado mi fe de que el mundo en la red puede traer cambios tanto fuera de esta como en la vida real. Me he ajustado a utilizar Internet una o dos horas al mes. Mientras tanto he redescubierto cosas tales como pasar páginas de libros, escribir cosas a mano alzada, y tener que admitir que no sé algo en vez de buscar rápidamente la respuesta en Google mientras el profesor no está mirando.


15 thoughts on “Cuba se dirige hacia el “socialismo del siglo XXI”

  • el 30 mayo, 2015 a las 11:09 am
    Permalink

    Según el autor entonces los uniformes oficiales de los trabajadores de los órganos de seguridad del estado y las FAR, así como los de la PNR deberían ser de colores del día del orgullo gay y con pelucas con bombillos, para que a los “turistas” les guste más, así como carteles en inglés porque no están hechos para los cubanos, porque Cuba no es de los cubanos sino de los que vienen por dos días a tomar mojitos (Espero no halla sido muy sútil el sarcasmo)…Por Dios, no voy a escribir más porque en serio que no tengo tiempo para responder todo lo que lleva a cada artículo que escribe alguien al azar porque no tiene nada que hacer…Saludos y cultívese antes de grupos de palabras sin sentido…

  • el 25 marzo, 2013 a las 12:25 pm
    Permalink

    Realmente la EDUCACION que nos ha dado el sistema cubano, dista bastante de la CULTURA que debemos reflejar como parte de la democracia que reclamamos para nuestro pais, en donde esta la gran ofensa del articulista!!!!????, no queramos convertirnos en FUNDAMENTALISTAS AHORA, permitamos que cada cual exprese sus opiniones, o acaso Cuba es LA FINCA DE LOS CUBANOS!!!, honestamente es la primera vez que observo un problema de NACIONALIDAD(al estilo de los tiempos de Stalin en la ex-Union Sovietica) en Cuba, honestamente triste!!!

  • el 25 marzo, 2013 a las 7:10 am
    Permalink

    Ya… Los unicos que saben de Cuba son los q viven alla; los infelices, imbeciles, subnormales que vivimos en otras partes del mundo, nosotros no sabemos nada sobre Cuba, tampoco nos merecemos opinar. El seudo-Hemingway este si puede porq el vive en Cuba (Escuela Internacional de Medicina), escuela q a pesar de estar en Cuba, esta a 100.000 millas de la realidad del cubano, por supuesto eso no importa, el muchacho clasifica porq esta lleno de buenas intenciones. Menos mal q solo se han ido de Cuba los descontentos y impacientes, mira q bien estan alla los q se quedaron.

  • el 25 marzo, 2013 a las 1:11 am
    Permalink

    Puedes jugársela al canelo que muy, muy contados..quizás Elpidio Valdés, la reevolución…y conste que no estoy seguro, sobre todo en referencia a los que dejan comentarios…ahora, la culpa no es de los lectores…es del cable, Magdiel….

  • el 24 marzo, 2013 a las 10:18 pm
    Permalink

    No doubt: You reap what you Sowa.

  • el 24 marzo, 2013 a las 8:39 am
    Permalink

    Mmmm ahora tengo una duda… cuantos de los lectores de este sitio viven en Cuba?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *