La peor indigencia no es la ortográfica

Erasmo Calzadilla

Estatua en La Habana. Foto: Rafique

Hace un tiempo, curioseando en la etimología, supe que orto (palabra del griego antiguo), significa recto. Ortografía vendría a ser la recta escritura, así como el ortopédico es el que dispone co-rrecta-mente los huesos para que funcionen debidamente.

Poco tiempo después de mi descubrimiento lingüístico se despertó en nuestro país una furia con la ortografía. Comenzaron las campañas y los exámenes diagnósticos que arrojaron resultados alarmantes en cuanto al uso co-rrecto del lenguaje incluso entre los estudiantes de la educación superior.

Desde entonces se ha establecido un examen de ortografía y redacción al final de la carrera, y el que no lo apruebe no se gradúa.

Mi relación con la ortografía no es ni regular. Sus reglas son para mí, en la mayoría de los casos, arbitrariamente dispuestas por la academia de la lengua. Mi mente se resiste a grabar items a los que no le encuentra sentido alguno, y es ese un “defecto” que le celebro.

¿Acaso no fue el relajamiento de la norma liguística el puente entre el latín y los dialectos modernos?  El culto sin consciencia a lo orto puede ser a la larga más dañino y paralizante que la herejía, y espero que en el siglo XXI ya muchos estén convencidos de ello.

Pero hoy quiero hablar de otra indigencia, no lingüista sino política. Si un examen de política se hiciera como condición para graduarse pronto quedaría el país sin nuevos profesionales. Pero algo me hace pensar que en este caso los dirigentes del sistema educativo prefieren mantener y cultivar la indigencia.

El “socialismo de estado” podrá tener a las personas desparasitadas, bien alimentadas, con alta esperanza y hasta incluso calidad de vida, instruidos y hasta cultivados, pero si aún con eso la gente sigue siendo analfabeta en el ámbito de la política: si cultivan algún tipo de sumisión ante el estado o el líder que los engorda o enflaca, si no se vuelven sujetos activos y transformadores de cada decisión que afecte su vida, si se entregan a la ciencia y a los buenos decisores, en fin si no se reconocen como hombres libres en el sentido pleno de la palabra, entonces, desde mi punto de vista, el balance final es malo, y peor aún que el de un capitalismo agresivo que despierte la insurgencia.

La indigencia política fue a mí entender la principal causa, si la hubo, del derrumbe del “campo socialista.” Sería de risa sino fuese de llanto, que el discurso manejado en Cuba al respecto es que la causa fue la despolitización, y para no caer en las mismas el PCC debía trabajar más arduamente en la preparación política de nuestro pueblo.

(Un ejemplo de cómo el PCC prepara políticamente a nuestro pueblo se puede apreciar en la proliferación nacional de vallas y carteles con el rostro de Fidel seguido de su concepto de revolución, también en las mesas redondas previamente cuadradas que diariamente se televisan).

El capitalismo genera sus propios sepultureros, pero el “socialismo de estado” es más eficiente en ello. Con su pretensión de dominio sobre la mente, cuando finalmente lo consigue, todo se acaba. El “socialismo de estado,” como la iglesia antigua, vive gracias a y no a pesar de sus herejes.

Nota: (Cuando hablo de cultura política no se trata de una acumulación de conocimientos políticos: por ejemplo acerca de las constituciones habidas y por haber, los tipos de gobiernos, los sujetos políticos, los conflictos internacionales, el Marxismo Leninismo etc. La cultura política, a mi entender, es aquella que convierte a las personas en cotransformadores activos, y conscientes de su entorno; es además el saber que nos advierte las vías violentas o sutiles empleadas por otros para robarnos cuotas de poder en la conducción de nuestra propia vida)

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.

Erasmo Calzadilla has 363 posts and counting. See all posts by Erasmo Calzadilla

7 thoughts on “La peor indigencia no es la ortográfica

  • ¿estaré alucinando…? jejeje
    Está claro que Orchad está totalmente desinformado acerca de la realidad cubana, tanto por lo que dice en su primer comentario, como por su réplica. Para resolver eso solo se me ocurre recomendarle que lea un poco más Havana Times u otros sitios similares, alternativos, además de poner a un lado los informes oficiales cubanos. Considero que tanto Orchad como cualquier otra persona, de cualquier nacionalidad, tiene TODO el derecho de opinar sobre Cuba. No sé por qué Orchad se niega a sí mismo tal derecho o asume que yo se lo quito. Es más, la inmensa mayoría de los que aquí opinan son provenientes de otras latitudes con algún sentimiento particular por lo que en la isla acontece, y eso es muy respetable, tengan estos sentimientos los sentidos que tengan.
    Entendí perfectamente cuando dijo “no critiqueNNNNNNNN” lo cual es más grave aún, pues incluye a Erasmo y a todos los que tenemos una percepcion crítica y revolucionaria de nuestra realidad. Esa postura es más grave aún.
    Orchad, las posturas de las megacorporaciones (contra las que lucho desde mi limitado espacio) me son perfectamente conocidas, no obstante, gracias por la alerta. Lo quizás asombroso es la perfecta consonancia de estas con las intensiones (e incluso acciones) que desde la oficialidad cubana vienen tomando forma. Eso sí es alarmante. Dile eso a los que ahora tratan de introducir los cultivos transgénicos en nuestra agricultura, poniendo en riesgo la ansiada “seguridad alimentaria” y nuestra independencia tecnológica. En fin, anímate a la lectura de los temas cubanos, seguro que tu perspectiva nos será muy útil. Saludos.
    PD: Contar con tu nombre verdadero sería muy saludable para el diálogo. Ggracias.

  • Isbel mi comentario es liviano en comparacion al “interesante” articulo de Erasmo, justamente por eso, porque es un comentario… nada màs. Lo de Erasmo es un articulo con el que presenta su pagina web, al cual no trataba de ensombrecer con un comentario al pasar. Ademàs, lamento que no hayas entendido lo que escribì. Cuando dije que no critiquen con tanta liviandad a su sistema, muy lejos estuve de referirme al interesante articulo de Erasmo, si prestàs atenciòn dice: no critiqueNNNNNNN, de lo cual es facìl deducir que no estoy particularizando. Con respecto a tus denuncias sobre el règimen, jamàs me atreveria a opinar sobre lo que ocurre en Cuba. Otra vez entendiste mal. No conozco cuba mas que por lo que se escucha en radio y televisiòn, comentarios muy diversos por cierto, dependiendo del color politico del periodista, pero nunca le diria a un cubano lo que ocurre en Cuba. Me parece muy loco que hayas creìdo eso. El comentario era en todo caso: que somos testigos los Argentinos de espiruto inquieto, de que las megacorporaciones empresariales-periodisticas( ya que tienen negocios en todos los rubros que te imagines, agro, industria, papel, turismo, etc, estàn al acecho con respecto a Cuba (esto lo sabemos por como hablan de Cuba, casi siempre criticas “add hominen”,(vos seguramente te sentirias muy defendido por las megacorporaciones estas). Una vez que las tengan ahi, lo primero que hacen es un proceso de colonizacion de la subjetividad del cual gente solo muy bien formada puede resistir. Ni sueñes que las vas a poder sacar cuando pisen Cuba. En todo caso lo mìo es un comentario sobre lo que ocurre por estos pagos. Y posiblemente el inevitable destino de Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *