¿Invertir nuestros ahorros para salir de la crisis?

Erasmo Calzadilla

La economía cubana es como un avión que está calentando los motores ahora, cogiendo pista. No le vas a medir que no coge altura; no, por supuesto, está calentando los motores. Pero cuando la Actualización del modelo despegue, pienso que lo hará como los aviones, con fuerza, hacia arriba.  –Francisco Borrás, profesor de economía de la Universidad de La Habana
Ilustración por Carlos
Ilustración por Carlos

HAVANA TIMES — Juan Triana es un analista inteligente, osado y bien preparado en su especialidad: la economía cubana. Es, además, un comunicador carismático; da gusto leerlo. Por todas esas cualidades sus artículos tienen un gran impacto e influencia, y no solo entre los economistas.

Pero no podríamos comprender su pegada sin echar un vistazo al producto que vende: una mercancía de alta demanda cuya sola mención es música en los oídos más exigentes: El Desarrollo.

Triana lleva años explicando qué deberíamos hacer o evitar para alcanzarlo. En sus presentaciones y artículos ha criticado el centralismo, la burocracia, la doble moneda y las bajas tasas de inversión. Ha enfatizado la necesidad de Internet, aplaudido el auge de la propiedad privada y llamado a la industrialización del campo. Todo en el marco del socialismo, o lo que entiende por tal.

Pero hay un punto ciego en el campo visual del analista: las externalidades. Él y muchos de los que piensan en el desarrollo en Cuba dejan fuera de la ecuación aquellos factores que lo mantienen ralentizado en el mundo entero: declive de los recursos estratégicos no renovables, degradación ecológica y cambio climático, por solo citar algunos.

Semejante desliz lo lleva a cometer otros errores. De uno de ellos estaremos hablando en este post.

En su más reciente artículo el economista propone una idea “para salir de la situación que hoy tenemos”. Más o menos dice así: hay una buena cantidad de dinero depositada por particulares en bancos cubanos (la cuarta parte del PIB). ¿Por qué no promover la inversión de este capital como una forma de fomentar la economía?

“Todo ese dinero… es un recurso que, bien usado, podría también servir para estimular nuestra producción nacional y generar más oferta de bienes y servicios. […] el problema estaría en convertir una parte de ese ahorro en inversión o –lo que es lo mismo– en lograr incentivos para que las personas o las empresas vayan al Banco y pidan crédito para realizar algún tipo de producción o servicio.

“… en el entendido de que la inversión significa compra de bienes y generación de nuevos empleos, y de esa manera se produce un incremento en la demanda y se estimula una dinámica virtuosa de la economía.

“Convertir el ahorro en inversión –nos ha dicho la teoría keynesiana– es la mejor manera de superar las crisis y de hacer retornar a la economía a la senda del crecimiento económico”.

Durante la primera y parte de la segunda mitad del siglo pasado -época dorada del keynesianismo- todavía era posible rebasar una crisis económica pisando el acelerador, incentivando el metabolismo social. Y fue posible porque el medio ambiente era casi virgen y las materias primas tan abundantes que se las consideraba infinitas. Pero ya hemos destrozado el entorno y devorando aceleradamente las reservas que tardaron millones de años en formarse. Con ese telón de fondo retornemos a la propuesta concreta del economista del pueblo.

¿Invertir para salir de la crisis?

Una inversión masiva de capital se traducirá inmediatamente en incremento masivo de la demanda, que no podrá ser satisfecha ni estimulará la producción, porque (entre otras razones) las “externalidades” no están colaborando. La demanda insatisfecha, a su vez, provocará un aumento de los precios; pero no hay que remontarse al futuro, ya está ocurriendo exactamente eso en muchas áreas del mercado. Ello, por supuesto, afecta el bolsillo de la gente común, la misma que apoya la apuesta al desarrollismo, gracias a la labor persuasiva de personas como Triana.

Pero veamos otro aspecto del asunto. Desde la perspectiva del cuentapropista, la idea de invertir en vísperas de una crisis tampoco luce bien, al menos, de la forma en que lo pinta el economista.

A las puertas de una recesión de larga data es saludable poner el dinero a rodar (que de todas maneras se devalúa rápidamente), pero en un sentido muy específico.

Una de las prioridades es asegurar y reparar lo que ya se tiene (justo lo que hacemos cuando viene un ciclón). Otra, tratar de prever los profundos cambios que sufrirá el mercado y adaptarse a ellos: desplazamiento hacia lo local y hacia la satisfacción de necesidades básicas, por ejemplo.

Quienes inviertan con la perspectiva de un mañana próspero a lo Triana: más crecimiento, más globalización, más energía, más tecnología., ¿podrán recuperar lo invertido?

Si la economía mundial sigue frenando y Venezuela cayendo, es muy probable que no. Tengo un amigo empeñado en un estudio de grabación con todos los hierros y a otro endeudado hasta el cuello con un salón de belleza. Rezo por ellos.

En fin, lectores, esta es la idea que quería compartirles. Pero entiendan, no soy especialista en la materia, no tengo Internet a full, no manejo datos sensibles, no trabajo para el Centro de Estudio de la Economía Cubana y OnCuba no paga mis especulaciones. Por eso no les digo: crean, sino lean. Busquen información por su cuenta y no dejen que las sirenas los engañen otra vez; luego ni siquiera se disculpan.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.


30 thoughts on “¿Invertir nuestros ahorros para salir de la crisis?

  • el 19 octubre, 2016 a las 12:58 pm
    Permalink

    La mayoría de los economistas (por no decir todos) del Centro de Estudios de la Economía Cubana y de otros centros y sociedades científicas de las ramas de la economía no son mas que un monton de justificadores de los fracasos de la política oficial, no hace falta tener mas de dos dedos de frente ni tantos años de estudios para saber qué el principal obstaculo del desarrollo de la economía cubana es el despotismo de los gobernantes y su carencia de voluntad política de lograr la verdadera prosperidad para los cubanos.
    De nada sirve ofrecer las formulas para echar la economía hacía adelante si a los decisores poco le importa. Mas bien se regocijan en las desgracias del pueblo mientras ellos viven rodeado de lujos inimaginables. Lo que nesecita la economía es un sistema democrático y no el desgobierno que ha caracterisado a Cuba en los últimos 57 años.

  • el 31 agosto, 2016 a las 8:04 am
    Permalink

    El bobo de Abela progresa, a pesar de no gustarle los cortes de pelo actuales! Y lo del socialismo estalinista está muy bien que lo resalte. El socialismo estalinista es el segundo capitalismo promovido por Lenin, pero en una óptica distinta a la de Stalin. No sé cuántas veces habrá que repetir que toda la clave del enigma ruso, y después mundial a través de los partidos comunistas (Cuba no es la excepción, al contrario!), son y serán los debates de los primeros 4 congresos del Comintern! ¿Proselitismo y propaganda comunistas? No, historia de los jalones cruciales de la historia humana.

  • el 30 agosto, 2016 a las 8:22 pm
    Permalink

    El pensamiento y la consciencia es un buen primer paso antes de emprender la acción. Emilio y un grupo de amigos ha conseguido que la ciudad de Móstoles, donde vive, exista un importante movimiento en post de la transición, hacia un mundo con bajo consumo de combustibles fósiles.
    En Europa hay un montón de pueblos y ciudades en esa línea, pero nosotros, en el tercer mundo, no nos damos por enterado. Todavía estamos añorando el desarrollo, por toda la mierda que nos meten por la cabeza.
    Por cierto, sobre el artículo de Uruguay, desmiente todas tus tesis: 70% de producción de electricad por hidroeléctricas. Te había dicho que era imposible lograr tanto con las nuevas renovables, menos un país del tercer mundo. A ver a qué rama vas a saltar ahora.

  • el 30 agosto, 2016 a las 8:02 pm
    Permalink

    La respuesta es si a todo.

    Hoy dia se construyen plantas solares que producen mas energia electrica que cuaquiera de las plantas termoelectricas de Cuba. El costo? Cuba consume 65000 barriles diarios para producir electricidad que cuando no les llegue regalado de Venezuela tendra que comprarlo en el mercado mundial. Haciendo cuentas de bodeguero 65 mil x 365 dias x 40 usd barril = 949 millones de usd x año. Creo que ese flujo de caja cualquier banco Chino le prestaria a su aliado caribeño para ir construyendo plantas solares y si son con tecnologia china, negocio redondo. Pero no, mejor endeudar el pais con 900 millones de la dupla corrupta Lula – Odebrecht para contruir un puerto sin barcos en el Mariel. Aqui no estoy metiendo la energia hidraulica, del aire y biomasa que tambien se pueden desarrollar rapidamente con voluntad politica y dejando que el sector privado desate toda sus iniciativas.

    http://elperiodicodelaenergia.com/las-10-mayores-plantas-fotovoltaicas-del-mundo/

    El otro sector que consume importantes cantidades de petroleo es el del transporte y ya estan desarrolladas las tecnologias a escala comercial para trasporte publico, personal y de carga en escala experimental, que reducirian muchisimo mas la dependencia de la energia fosil. Mira este link para que veas camiones de carga funcionando como tranvias.

    http://forococheselectricos.com/2015/08/siemens-y-scania-construyen-la-primera-autopista-electrica-en-suecia.html

    Al paso que van las renovables creo que va a quedar mucho petroleo entrerrado dentro de 50 años que es cuando los catastrofistas nos asustan diciendio que nos quedaremos sin energia.

  • el 30 agosto, 2016 a las 5:26 pm
    Permalink

    Esto dice el famoso Emilio en su curriculum de doctorante de la universidad autonoma de Madrid

    “..En mi tesis doctoral, dirigida por Juan Carlos Gimeno, investigo las posibilidades de las transiciones socioculturales hacia modelos de sostenibilidad a partir de la experiencia cubana de los años 90 y su shock petrolífero, en un estudio en clave de metabolismo social entendido en un sentido integral y no reduccionista (combinando la ecología política con otras fuentes de inspiración, como las nuevas lecturas de Marx a partir de la crítica del valor o el pensamiento libertario)..”

    https://www.uam.es/ss/Satellite/FilosofiayLetras/es/1234890010792/1242679914733/persona/detallePIF/Santiago_Muino,_Emilio.htm

    “Parte el alma y desfigura el rostro” diria Estervina en Alegrias de sobremesa. Ahora enseñame donde vive, en que carro anda, que come y posiblemente sea otro humano mas de los 6 mil millones que se esta comiendo el planeta…pero lo hace concientemente.

  • el 30 agosto, 2016 a las 5:04 pm
    Permalink

    Entonces , compren cadenas de oro , esa es tu solucion para cada cubano?

  • el 30 agosto, 2016 a las 9:03 am
    Permalink

    Para no repetirme excesivamente te remito al mismo comentario que comentaste. Y te recuerdo que los hilos de discusión que hemos llevado son:

    ¿Es posible, de manera general y no excepcional, conseguir un alto porciento de energía eléctrica en renovables solo con las nuevas renovables? Solares, eólicas etc.

    ¿Es posible evitar una caída en el consumo de energía total gracias a las renovables (incluso en aquellas excepciones que lograon el 100% de eléctrica con ellas) ahora que ya las fósiles están cayendo?

  • el 29 agosto, 2016 a las 9:36 pm
    Permalink

    Una vez más, recesión y decrecimiento no es lo mismo que catástrofe. Podría, pero no necesariamente.

  • el 29 agosto, 2016 a las 9:21 pm
    Permalink

    Al fracaso no, al decrecimiento, que es algo bien distinto. Usted lo ve como fracaso pero otros lo ven como una oportunidad.

  • el 29 agosto, 2016 a las 8:32 pm
    Permalink

    Unas palabras del antropólogo español Emilio Santiago Muiño publicadas en su libro Rutas sin mapa:
    “La economía neoclásica se basa en una inversión ontológica: en vez de concebir la economía como un subsistema de la sociedad y esta, a su vez, de la biósfera, opera al contrario y entiende al mundo físico como un subsistema de la economía. La economía nos hace vivir, literalmente, en un mundo al revés.
    “La inversión ontológica promueve, en primer lugar, una idea de que la tierra es plana, donde el planeta se conceptualiza como un lugar no limitado por su propio cierre esférico, y por tanto como un espacio abstracto de recursos infinitos, que siempre podrán ser explotados a ritmo creciente si el mercado ofrece los estímulos para ello.
    “En segundo lugar, la invresión ontológica implica la minusvaloración del factor natural en la creación de la riqueza.”

  • el 29 agosto, 2016 a las 7:29 pm
    Permalink

    ¿Propuesta de desarrollo? Una propuesta de decrecimiento es lo que tengo para usted.

  • el 29 agosto, 2016 a las 3:46 am
    Permalink

    Cuando hablaba arriba de “credito” , hablaba de credibilidad , confianza, garantias, una tarjeta de credito es la expresion fisica de todo eso; pero para que exista debe existir primero la confianza mutua, las leyes y las instituciones que la soporten.

  • el 29 agosto, 2016 a las 3:40 am
    Permalink

    Lo que hace estable cualquier cosa , sea moneda , metales preciosos u obras de artes , es la economia real , o usted no vivio el periodo especial? . Durante el periodo posterior a las guerras mundiales en algunos paises de Europa una libra de pan costaba el cuadro de la Mona Lisa , usted que esta a la espera del adveniniemto deberia de saberlo o su solucion es comprar oro, ja ja , es gracioso como usted salta de una posicion catastrofista a otra de confianza en la economia como para guardar oro.

  • el 28 agosto, 2016 a las 2:50 pm
    Permalink

    Luis, la banca cubana ofrece una de las mayores tasas de intereses en inversiones en las modalidades de ahorro a plazo fijo de la región (más altas que Panamá). El problema es que los ingresos legales en el 90% de las familias dependen del salario del estado y todos sabemos que son tan miserables que no cubren ni la canasta básica vital. Entonces el que se aparezca en un banco con ahorros a plazo fijo lo suficientemente altos para generar intereses importantes lo mandan a matar con la ONAT (impuestos). Es por el bajo poder adquisitivo de la mayoria que la banca cubana no emite tarjetas de crédito.

  • el 28 agosto, 2016 a las 9:58 am
    Permalink

    Sigo haciéndote la tarea Erasmo. Uruguay y Costa Rica estan generando el 100% de su electricidad con energía renovables. Y para estos pequeños países no hay ningún bum petrolero, ni de materias primas de la minería. En el caso de Costa Rica a pesar de contar con reservas de minería por ley han decidido dejarlas enterradas y apostar por el ecoturismo. Cuba también puede hacerlo pero hay un factor limitante politico ideologico, las grandes inversiones en renovables en el mundo las estan realizando el sector privado con incentivos fiscales y presupuestarios de los gobiernos y ya sabemos que es un tema tabú en Cuba que nos está costando seguir dependiendo de la energía fosil.

    http://www.elnuevodia.com/tecnologia/tecnologia/nota/uruguaygenero100desuelectricidadconenergiarenovable-2197088/

  • el 28 agosto, 2016 a las 8:50 am
    Permalink

    ¿Qué es lo que no entiendes? Tengo unos amigos en otras partes del mundo, preocupados por el mismo problema, que han decidido convertir sus ahorros en metales preciosos. El valor de estos es muy estable a lo largo del tiempo.

  • el 27 agosto, 2016 a las 12:32 pm
    Permalink

    Tras una década de esfuerzo Uruguay produce el 22% por ciento de su energía eléctrica gracias al viento. O sea una década de bonanza como hacía mucho tiempo no había en Latinoamérica solo ha alcanzado para eso.
    Con 22% no, con el 100% de la energía eléctrica generada gracias a renovables, cualquier país es altamente sensible a una caída en los suministros de combustibles fósiles. Ya te lo explicado muchas veces y de muchas formas, pero tú siempre te vas por las ramas.
    Y recuerda que el declive en el consumo de c. fósiles en el subcontinente ya comenzó, ahora será mucho más difícil desarrollar las renovables.
    ¿Cuba va a empezar ahora y vamos a alcanzar el desarrollo gracias a ellas? No me hagas reir.

  • el 27 agosto, 2016 a las 11:55 am
    Permalink

    Hay algo que no entiendo de este razonamiento. Para mi, si la economia se va abajo , la moneda tambien, por ende los ahorros se convierten en agua, facilmente con una economia en picada el CUC se puede ir por el tragante. Las mayores posibilidades de salvar el ahorro es invertirlo; pero no hacer nada si es garantizado que los ahorros se perderan. Claro, para ello , no solo debe haber una legislacion que proteja las inversiones; sino tambien un gobierno con la credibilidad suficiente que el ciudadano se sienta con garantias y protejido; las leyes por si sola no bastan, eso es algo que no entienden los Marxistas, los sistemas sociales son algo que se van tejiendo en la mente de las personas , es la conciencia social quien los legaliza; los truquitos de leyes y reglamentos sin creditos ni credibilidad no funcionan.

  • el 26 agosto, 2016 a las 4:54 pm
    Permalink

    El Iluminado ha sembrado un chovinismo en los cubanos,que solo hitler se le asemeja.Los cubanos pensamos que nacimos para ser potencia y solo los EEUU son los que nos impiden serlo !!!De ahi eso de Nacimos para vencer y no para ser vencidos !!! Si no nos encaramos con nuestra realidad (y en eso estoy de acuerdo con Erasmo)….estaremos perdidos y seremos incapaces de proyectar nuestro futuro…!!!

  • el 26 agosto, 2016 a las 12:20 pm
    Permalink

    y si invertimos en carretas,bohios y bombas de agua de palancas? Y si invertimos en chivichanas y faroles de cocuyos ?? Y si en vez de ventiladres hacemos una fabrica de abanicos de carton ?? Erasmo,mientras no se desmantele el Estado totalitario,centralista,no hay invento….hasta la academia de Ciencias de la URSS lo afirmo,y cerraron la puerta….antes apagaron las luces !!

  • el 26 agosto, 2016 a las 11:25 am
    Permalink

    “En el fondo se trata de que no tenemos energía suficiente para repararla, de la manera tan profunda como lo necesita”

    Si tiene que ver con el post y con tu eterno argumento que estamos condenado al fracaso por la falta de energía.

  • el 26 agosto, 2016 a las 11:19 am
    Permalink

    Sigo esperando la propuesta de Erasmo sobre el consumo de energía en la Isla y su propuesta de desarrollo para el país.

  • el 26 agosto, 2016 a las 10:46 am
    Permalink

    Esta conversación ya la hemos tenido, y además se sale de contexto. En este post estamos analizando la situación de Cuba aquí y ahora, y en el especial la convenieincia del consejo de Triana: invertir aquí y ahora.

    Costa Rica y Uruguay tienen otras condiciones,como grandes ríos. Aunque suelen mezclarse, la energía hidroeléctrica tiene una dinámica muy diferente a las de las otras renovables. En Latinoamérica, para 2015, la primera producía el 16% de la energía total, mientras que los parques eólicos, solares y otras fuentes renovables no llegaban al 3%. En otras palabras, si no tienes grandes ríos a tu disposición (Y Cuba no cuenta con ello) no puedes hacer semejante proeza, de producir toda la energía eléctrica a base de renovables.
    Pero además, la energía eléctrica es una parte no mayoritaria del consumo total en cada país, y más del 95 % del transporte (aquí en Uruguay, en Costa Rica y de manera global) depende de combustibles fósiles. Por tanto, una disminución de la disponibilidad de petróleo, carbón y gas destrozará el sueño del desarrollo tanto aquí como allá.
    No es cosa de mañana, ya Latinoamérica llegó al pico de consumo de combustibles fósiles. Espera al próximo diario si te quieres enterar de los detalles.

  • el 26 agosto, 2016 a las 6:51 am
    Permalink

    Y mientras Erasmo escribe su comentario, sin armar tanto ruido, Costa Rica lleva alrededor de 300 días produciendo toda la energía electrica nacional sólo utilizando energías renovables: solar, hidroeléctrica, biomasa. Uruguay ( otra vez Uruguay) esta haciendo lo mismo. Pequeños países de nuestra region sin petroleo, que no se les puede catalogar del primer mundo y que basan su economía en ecoturismo, inversión en talento humano y agricultura. Nada que no tenga Cuba en abundancia, pero con los pies en la tierra y metas claras como país, sin tener que pisotear los derechos de sus ciudadanos. Uno con TLC con los USA y otro sin TLC, lo que demuestra que son independientes y que el “gran capital” como te gusta decir no ha influido en nada en sus propósitos de seguir desarrollando sus países sin depender en lo posible de la energía fósil.

    Cuanto han invertido en lograrlo? Te lo dejo de tarea y después comparalo con lo que gasta Cuba todos los años comprando petróleo para producir electricidad.

  • el 26 agosto, 2016 a las 2:03 am
    Permalink

    La propuesta de Triana no tiene nada de novedosa, cierto, y ese es su problema, que no se da cuenta de la novedad de los tiempos.

    “Erasmo, tú tienes una paranoia preocupante con eso del medio ambiente y los recursos no renovables. Es un tema en boga y justamente a tener en cuenta, pero nada tiene que ver con lo que propone Triana, ni lo que deseamos para Cuba.”

    “Lo primero Erasmo, debe ser lo primero. Reacomodar el sistema y hacerlo productivo y competitivo; luego se dictan leyes, que muchas ya están, que potencien un menor impacto ambiental y hasta se podrá incentivar con subsidios.”

    Lo precupante es que hasta alguien inteligente como usted no se de cuenta de que no se trata de lo que “deseamos para Cuba”. No es una cuestión de deseos y voluntades sino de realidades.
    “Lo primero” no es lo que usted crea que deba ser lo primero sino lo que la realidad imponga. nuestro poder no es infinito sobre la naturaeza.

    No es culpa suya, es una especie de autoengaño colectivo del que usted forma parte. Le conmino a informarse mejor.

  • el 25 agosto, 2016 a las 3:23 pm
    Permalink

    Erasmo: Lo que Juan Triana propone no es nada novedoso, solo que en Cuba es necesario proponer lo obvio porque nada funciona normal. Movilizar las finanzas en función de la productividad es algo lógico, pero no se hace bien, principalmente porque para sacar un crédito hay mucha burocracia y porque el sector privado en Cuba es como un animal a soga, está amarrado y solo puede moverse y accionar en un pequeño radio de acción, bien limitado y lleno de obstáculos. Erasmo, tú tienes una paranoia preocupante con eso del medio ambiente y los recursos no renovables. Es un tema en boga y justamente a tener en cuenta, pero nada tiene que ver con lo que propone Triana, ni lo que deseamos para Cuba. Claro que queremos desarrollo sostenible, pero desarrollo al fin, que lleva inversiones, producción, distribución. Y en todo eso, si queremos que funcione bien, debe estar el sector privado, y debe haber financiamiento eficaz. Las reservas cubanas de hidrocarburos ni siquiera se han desarrollado en todo su potencial, ni la energía eólica, ni solar, ni la biomasa. Lo primero Erasmo, debe ser lo primero. Reacomodar el sistema y hacerlo productivo y competitivo; luego se dictan leyes, que muchas ya están, que potencien un menor impacto ambiental y hasta se podrá incentivar con subsidios. Pero primero hay que generar riquezas y poner a trabajar a la gente que está ociosa, loca por prosperar y con mil trabas que se lo impiden, buscando emigrar por falta de alternativas decorosas. Si Raúl te nombra asesor, con esa paranoia, echa para atrás hasta el turismo. Ten cuidado con esos temas, que Fidel hizo lo mismo y terminó que solo habla de eso.

  • el 25 agosto, 2016 a las 10:54 am
    Permalink

    La cuestión no es si son novedosas o no, la cuestión es si son buenos consejos o nos hundirán más en el barro.
    Te recomiendo el artículo de Havana Times ¿Ya Cuba cambió?
    https://havanatimesenespanol.org/?p=117869
    Según el autor ni lo hizo ni lo hará, a menos a corto plazo, porque la infraestructura de La Habana no lo aguanta. En el fondo se trata de que no tenemos energía suficiente para repararla, de la manera tan profunda como lo necesita.
    En una situación así una inversión masiva solo traerá pérdida de dinero para los que inviertan, y más estress para la economía y las personas, reflejado en aumento de los precios y todo lo demás.
    ¿Invertir? Sí, claro que hay que hacerlo, en agricultura no industrial, en construcción de casas de bajo costo… Cosas como esas que siempre serán muy demandadas, sobre todo en periodos de vacas flacas.

  • el 24 agosto, 2016 a las 6:58 pm
    Permalink

    En casa de los ciegos el tuerto es el rey. No veo nada novedoso en las propuestas de Triana y mucho menos “en el marco del socialismo” que le atribuye Erasmo. Que los bancos den creditos a los ciudadanos y las empresas para financiar inversiones o para simplemente para consumo es mas viejo que Matusalen. En Cuba fue eliminada esta practica en 1959 como parte del bloqueo interno para evitar que el pueblo pudiera desarrollar iniciativas personales y destruir el sector privado, que desde entonces satanizado por los ideologos del socialismo castrista y hasta lo plasman en lineamientos planes de desarrollo, leyes y Constitucion, donde dejan bien claro que la prioridad es la famosa empresa estatal socialista que es el nucleo duro del fracaso economico en Cuba y donde quiera que se ha implantado el socialismo estalinista.

    Mientras en Cuba no se permita el desarrollo de un sector privado en la economia con personalidad juridica y se establezcan leyes que protejan las inversiones de un gobierno tiranico y despota, nadie en su sano juicio querra poner un riesgo adicional a su dinero y mucho menos endeudarse con una banca estatal que no es transparente y que por su historial no genera ningun tipo de confianza. Confianza es la clave del desarrollo economico en cualquier pais que se respete y ya todo el mundo sabe que no existe en Cuba. Si alguien tiene dudas sobre el tema que le pregunten a los empresarios Marambino de Chile y Tokmakiian de Canada los tip de como invertir en Cuba y morir en el intento. O volver la vista en el desastre en que se a convertido la economia venezolana desde que el chavismo comenzo aplicar el manual de economia politica de los Castro.

  • el 24 agosto, 2016 a las 11:57 am
    Permalink

    explique eso a los octogenarios y se le quedarán mirando, alguno con los ojos en blanco, otro babeado, alguno le preguntara quién es usted, otro le preguntara cuándo van a bajar de la sierra para matar a Batista y otro balbuceará -fusilenlo-…!!!!! esos viejos no entienden, no quieren entender, no saben entender y no les interesa entender.

    Los que los van a relevar, que son más jóvenes, ambiciosos, bien posicionados, bien estructurados y tan déspotas como ellos, necesitan a esos viejitos ahí para que se hagan cargo de las culpas (que tienen), para que sigan siendo la cara visible de la debacle, para que al irse se lleven todo “lo malo” del pasado y les permitan establecerse con una demagogia un poco mas moderna, aperturista y futurista y todo queda en familia.

    Lo anterior lo saben perfectamente los americanos, es una transición colegiada tras bambalinas, con roles bien definidos y resultados precalculados.

    y el pueblo..??? bien y tu..??? pues aqui, en la luchita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *